Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
s s a AGFIS T SALES líATUEALES PUEGAITES DE LA PERLA DEL CASTELLAR El más suave y eficaz de los purgantes salinos. Se vende en farmacias y droguerías en botellas de una, dos y cuatro purgas, á 0,25 de pta. purga, y en cajas de sales de cineo purgas, Yentas por mayor: M a r q u é s d e C u b a s 1 8 E l p r o p i e t a r i o D S u s e b i o C a j a l i a r á deseucMíos seguía el coniiiuino m e n s a a t P U B L I C A ESTA SEMANA E. TORDESILLÁS por R. Htierta. Originales literarios El condenado Historieta muda 3 2 MAYOR, 3 2 (Antes Bordadores, 5) L a mejor s u r t i d a y l a m á s económica por desmemoriado por E. Selles y M. Bringa. Informacióa gráfica Catástrofe de laS minas de C o u r r i e r e s Zapatería de primer orden por López Roberts y Tolmo en París. L a v u e h a a! mundo en la NumanLo que son los sueños oia novela d Caldos por P. Zúñiga y Xaudaró Excursión aerOj tática en Madrid, inaugurac i ó n del tranvía de C á La voz que dice... por M. Machado y Beí idor diz á San Fernando La b a s í t i c a de San Agustín en París. DePLAfJAS D COLOR r r i b o de las murallas de Cádí 2 y de L e ó n El El ciegD Fidel Embajador Inglés e n portada, por Sancha Palacio. La falla premiada en Valencia. Ei i Conducción n a u f r a g i o del Cap de materiales Roca Mesa revuelta Continuación de la nopor Av- endaño vela de Fariña, ilustrada á todo c o l o r p o r En D S del ideal O por M. Poix Meaina V e r a CÉNTIMOS CÉNTIMOS Demetrio ó ei dispensa- C o n c u r s o agrícola y Exposición de marinas dor de la suerte en la bahía de Vígo Antonio y CaLanjarón SandiabetesGranada. pilla para y anemias. Depósito gral. que Colocaci ii de capitalesinteproducen 5.000 ps. un duro diario, manejado por el resado, cobrando B renta por U meses adelantados; de 12 á 3 y de 6 á. 8. Calle de Mesonero Romanos. 30, l.o, Sr, Montes. ¿MUEBLES DE OCASIÓN? LA JOYITA Cadenas oro de ley al peso. f r í n e i p e 4 jo. yerÍK PEPOLÍTICA CURVILÍNEA RIODISTAS EM TIERRA REPORMA BIENFAISANTE: LA POLICÍA AU MAROC 1 FEROCI Y UN PORCIÓN ROMANONl DE OCURRENCIAS INVERNALES. COMO EL TIEMPO QUE DISFRUTAMOS, PUBLICA GEDEÓN EL DOMINGO 78 B I B L I O T E C A D E A B CB venes oe ambos sexos, de España ó de Francia, que se organizan en primavera, para vagar errantes por éspEcio de algunos días y r e c o r r e r las aldeas de la frontera, bailando delante de las casas, acompañándose con castañuelas y vistiéndose con trajes blancos y r o s a d o s Cada vez se retrasaba más en retirarse de ese sitio, al que tanto quería, cobijado por el laurel- rosa, próximo á cubrirse de flores; algunas noches hasta se atrevía á salir O banco, sin ruido, deslizándose por la ventana disimuladamente, sin que lo supieran, á fin de sentarse alli y respirar á sus anchas, mientras su madre dormía. Ramuncho lo sabía, y e! pensar en aquel banco turbaba su sueño. Xl Iban hacia la iglesia, juntos, Madalén y Ramuncho, una hermosa mañana de Abril. Ella, la joven, con aire entre burlón y grave, algo especial en que se mezclaban la picardía y la seriedad. Madalén llevaba á su novio á cumplir una penitencia que le había mandado hacer. E n el camposanto, los jardines donde reposaban las tumbas volvían á florecer, as! como también los rosales de las paredes. Una vez más la savia nueva se despertaba, turbando el sueño perenne délos muertos. E n t r a r o n Juntos por la puerta de abajo en la iglesia vacía, donde una vieja con mantilla negra, sola en el templo, sacudía el polvo de los altares. Madalén dio el agua bendita á Ramuncho, se persigna. on ambos y condújole al mozo por en medio de la nave ue. desierta, aumentaba el ruido délos pasos, pisando las losas funerarias, á los pies de una imagen pendiente del itiuro, en un rincón de sombra, bajo el coro de los Hombres; Era la imagen una pintura revehdora de piadoso misticismo, que representaba á Jesús Con los ojos cerrados. sangrienta la frente y la expresión de angustiosa agonía; la cabeza semejaba estar separada del cuerpo é impresa sobre un lienzo g r i s P o r debajo se leían las Letanías de ta Santa Taz, q u e han sido compuestas, como todos saben, para que las digan en penitencia los blasfemos a r r e pentidos. La víspera, Rarauncho había jurado terriblemente; una sarta de frases soeces y bajas, irrespetuosas