Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO CUATRO NUM. 436 CRÓNICA UN VERSAL ILUSTRADA. IEMADRID, 23 DE MARZO DE i9o6. NÚMERO SU ELTO, 5 CÉNTIMOS CRÓNICA POLÍTICA el ánimo de dichos señores. Esta conse- mar á la fatalidad como la mejor Comisión cuencia desagradable se habría evitado de obras de nuestro ilustre Ayuntamiento. de haber tenido alguna finalidad la crisis, El termómetro siguió para abajo, y la y entonces tales consultas se habrían ne- Bolsa, para estar tan de acuerdo como el D E MOLÍ NO. Seguramente el señor cesariamente verificado; pues no cabía Gobierno con la jnavoría del Congreso, Moret se ha planteado ante su pro- otra cosa en la proverbial cortesía del se- para arriba. pío espíritu esta cuestión: ¿Qué habría ñor Moret. Se registró sinnúmero de pequeños suTodas estas consideraciones agitarán cesos de gacetilla: reyerta, lesiones menos sido mejor para la situación política, para el partido liberal y para mí? ¿Re- en impetuoso torbellino ios pensamientos graves, hurtos, etc. pero todo perdió su solver la crisis como mis amigos se pro- del presidente del Consejo. Tras la con- interés ante el escándalo del Congreso, metían y la opinión pública esperaba, ó tienda ruda y empeñada en el Parlamen- del cual han debido quedar muy satisfedejar las cosas cual estaban y como han to vienen el malhumor y la inquietud en chos sus promovedores, especialmente los quedado para librarme de peligros y el propio campo y en las filas más próxi- minístrables que han quedado otra mas, cuyas voces se perciben aunque se vez en expectación de crisis. ahorrarme dificultades? Porque, seguramente una reforma del tape uno los oídos. Ya el Heraldo deja La policía descubrió una fábrica clanMinisterio, amplia y honda, habría im- oír con fuerza la del Sr. Canalejas. Es el destina de moneda, que acaso no pueda preso otro carácter á la situación, la cual primer toque de alarma. llamarse falsa, si por falsedad se entiende conserva la estructura, que le dio el seLas Cortes suspenden sus tareas. Por la pobreza del metal; porque ¡miren usñor Montero Ríos; habría animado á los lo que ayer se pudo observar habría sido tedes que el de la moneda legítima es amigos del actual presidente del Conse- mucho más ardu y complicada la situa- pobre de solemnidad! jo, que fielmente le han seguido desde ción política, si se hubiera dejado más Por la noche hubo dos estrenos: uno la muerte del Sr. Sagasta, á través de tiempo el paso libre para echar leña al en Lara, El billete kilométrico, que, con todas las asperezas y contiendas provo- fuego. La válvula de seguridad, al permi- ser éste cosa tan moderna, resultó Ja obra adas por la jefatura; que han luchado tir escapar en densa y abrasadora colum- rancia, y otro en Apolo, La gutlarra, en las elecciones, cual si fuesen de opo- na el vapor, habría ocasionado quemadu- que al público le resultó estrepitosamente sición; soportado con ejemplar paciencia ras á mucha gente. destemplada. iz postergación á que el Sr. Montero los El inventario de cuanto la situación liABMECB había sometido; aguardado con inaltera- beral debió hacer y no ha hecho es imble confianza que su jefe saliese del pan- ponente y acusador. Mas, con el estado tano, donde le habían clavado culpas en que se hallan los ánimos, todo aquello LAS FIESTAS DE ajenas; auxiliado! e en esa tarea con de- que demande la cooperación de las CorLA Ml- CARÉME cisión y con fe, y creído que al Sr. Mo- tes habrá de esperar. Lo impone así el POS TELÉGRATO ret le daban los- triunfos adquiridos y las instinto de conservación. Lo que se puePARÍS, 31, 6 T ventajas alcanzadas, en su breve período de hacer sin aquéllas es poco. Lo que se T esde las doce de la mañana han empezado de mando, fuerza bastante para que su puede preparar, para someterlo á ellas, á llegar al Coun la 1 eine y á agruparse en personalidad predominase de modo in- representa mucha obra. Esto es lo que los sitios designados de antemano, los carros, los coches, los jinetes y los comparsas de á pie discutible en la orientación y aspecto del hay que ver. que forman parte de la comitiva de la Mi- CaGobierno. MANUEL TROYANO réme. La muchedumbre, en los alrededores del La desilusión ha conmovido y conturCoun la J (eine y en las calles por donde debe bado Jos ánimos, hasta el punto que pudo pasar el cortejo, es inmensa; pero el orden es notarse ayer en el Congreso. A los ojos completo, siendo dignas del mayor elogio las de sus mejores amigos, después de lo 1 a instauración de la Jlfí- Caréme en medidas tomadas por la policía. ocurrido con la ley de jurisdicciones y A la una y media la vasta avenida del Cours 1 a Madrid, fiesta que en España no se con- la crisis, la figura del Sr. Moret se conocía, ha logrado un éxito feliz y com- Jfyine estaba atestada de grupos que lucían dispresentaba, entre la del Sr. Maura y la pleto. Se celebra en París el jueves que fraces caprichosos los unos, estrictamente amoldel Sr. Montero Ríos, como la de un corresponde á la mitad de la Cuaresma: dados los demás á los personajes que quieren prisionero entre dos guardianes que le de aquí su nombre de Mi- Car eme, y con- representar los que Jos ostentan. Poco después de se pone en conducen, sin contar con su voluntad. De siste en una reproducción del Carnaval. la comitiva Delante la tinagrupo de los camino ira el mercaahí el efecto traducido en enojo y furo- De la Mi- Caréme celebrada ayer en París dos descubiertos, abriendo la marcha guardias res. Y ¡claro está! como quiera que los verán nuestros lectores noticias en otro municipales á caballo y agentes de policía. Luedemás le ven desamparado de su segura lugar de este número. De la Mi- Caréme go vienen un tambor mayor, cuya elevada escelebrada ayer en Madrid, pueden infor- tatura admira la concurrencia; veinte tambores y leal escolta, todos se le atreven. Sin duda ninguna, la crisis resuelta en marse leyendo la sección destinada á lá y clarines; la música de L Tfarmenie du Pelti la forma en que lo ha sido- -si es que á sesión del Congreso. Los señores villa- Tfarisien; cuatro jinetes heraldos de la Ciudad de París, Media y con eüo se le puede llamar solución- -ha evi- verdistas, mauristas, monteristas y hasta escudo de con trajes de la Edad con estandararmas; cuatro tado al jefe del Gobierno sinsabores y moretistas que tanto se incomodaron, no tes, luciendo trajes Luís jinetes dos amazonas, XIII; contrariedades, provinientes del excesivo tenían razón para ello. Era jueves, mitad conorifjamas y trajes medioevales blanco y oro; número de candidatos, que había para de Cuaresma. La instauración de la Mi- doce partesaneros á pie, con trajes Luis XIII; cada una de las carteras. Pero ¿no son Caréme por el Gobierno ha obtenido un diez jinetes vestidos de húsares del primer Imperio; cinco landos adornados con flores en mayores Jas presentes amarguras? Se co- éxito completo. rría el riesgo de disgustar al Sr. MontePor la tarde se inauguró en privado la los que van los miembros del Sindicato de los ro Ríos; pero ¿no era más grave el des- Exposición de cabezas femeninas organi- mercados descubiertos; treinta músicos, vestiagrado del Sr. Canalejas? Imprimiendo zada por CJI Círculo de Bellas Artes. Es dos de guardias franceses; veinte comparsas, vestidos con trajes Luis XV, y, para terminar, á Ja crisis el sesgo que ha llevado, habría una maravilla ver reunidas tantas cabezas el carro de la primavera, donde va la Reina de parecido poco formal llamar á consulta á de mujer ¡y todas silenciosas! los mercados descubiertos, acompañada de veinlos presidentes de las Cámaras, y luego En la calíe de Segovia se hundió me- te damas de honor, que ¡ucen trajes Luis XV. dejarlo todo intacto; mas, la insólita pre- dia casa. Lo sensible es que haya habido Después de este grupo viene e! del mercado teüción ha tomado forma de agravio en desgracias. Sin ellas, habría que procla- des Calmes, compuesto por doce jinetes trom- MADRID AL DÍA -j u J mma PE eras Grafías y soatiif