Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P- C. 22 MARZO DE ta- 6 P -Q. Q EDICIÓN j. rario de uno de los regimientos de infantería portuguesa, en correspondencia al honor del mismo género que dispensó á D. Carlos 1 en su reciente visita á Madrid. AFFONSO GAYO GACETILLA RIMADA. QUISICOSAS Como ya en la madre Patria de vuelta el Bombita está y viene con las costillas acabadas de arreglar, de seguro mas de cuatro casados le envidiarán, pues los hay cuyas costillas no tienen arreglo ya. ¿Extrañas que las señoras, ¡oh gran poeta Calínez! no te pidan hoy postales con tu autógrafo sublime? Pues la esperanza no pierdas. Sigue el ejemplo de Aldije. ¡Que te condenen á muerte, verás cómo te las piden! Cosas de ayer, que uno debe en su cartera apuntar: No llegaron á cuajar ni la crisis ni la nieve. Leo que los fabricantes de conservas, en Fomento, con Gasset (que ha estado atento) han hablado unos instantes. Pero obtendrán más favores si prosiguen gestionando lo de las conservas, cuando manden los conservadores. Por no encontrarse perdida tomando carne y pescado en una misma comida, mi amiga Pilar Delgado no está en tiempo cuaresmal con su esposo Luis Verdugo, porque es tm primo camal y á la vez es un besugo. JUAN PÉREZ ZUÑIGA LA CRISIS MINISTERIAL. EL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE MINISTROS, SEÑOR MORET, AL SALIR DE PALACIO ACOMPAÑADO DE DOa PERIODISTAS bínele caído había encontrado por todas partes verdadera mala voluntad, decidida oposición, pues todas las opiniones estaban acordes para censurarle por e! descubierto en que deja el escandaloso negocio de los tabacos. Ei partido progresista, que está dirigido por ei más anciano de los estadistas portugueses, sufre grandemente por su manera de despedirse de la gobernación de! país el señor den José Luciano de Castro, que ahora llega al fin de su carrera política. Ei presidente dimisionario cuenta setenta y dos años de edad, y, además, padece de una grave enfermedad que le inutiliza casi los miembros locomotores. Por estos motivos, cuando ayer tarde supe que el Gabinete había dimitido, oí también, sin extrañeza y como unánime comentario: No volverá. E! fundamento aparente de ¡a dimisión es la negativa del Rey á acceder a una medida dictatoria! propuesta por e! Gobierno á D. Carlos á su regreso de Madrid. A la sombra de esta medida se haría la renovación de ¡a Cámara de los Pares, acto político anticonstitucional, cuya responsabilidad en ningún modo podía tomar el Monarca, pues en las elecciones próximas se habría de manifestar el disgusto que producía en el país. j A VISITA DE. LOS REYES En todos A ESPAÑA los periódicos portugueses veo consignados los mayores elogios á ia corte de Madrid, á los periódicos de Madrid y á todo el pueblo de la capital española por la cariñosa manera con que vecibió á los Reyes de Portugal. Algunos de los diarios más importantes han publicado, además de reseñas detalladas de a visita, grabados de los diferentes festejos con que D. Carlos y doña Amelia han sido obsequiados. Por último, la Prensa lusitana regocíjase por el hecho de la afectuosa aproximación de los países iberos, y de que se vea palpablemente que cada vez se estrechan más los lazos de simpatía y de comunidad de intereses que los unen. vrió las cades principales de Lisboa una comitiva petitoria para recoger fondos con cisUi: o á las fami- lias de las víctimas del acorazado brasileño Jlquidahán, que se perdió hace poco tiempo en la bahía de Río Janeiro. M Ú S I C O S EX- Muy en breve nos vi- TRANJEROS sitará el insigne autor de Pagliacci, Leoncavallo, que viene á dirigir! a partitura de esta obra en el Real Teatro de San Carlos. Vendrá después Giordano, autor de Werlher, y ¡uego el famoso abate Perosi, músico de la Capilla Sixtina y autor de composiciones sacras que le han valido universal renombre. 1 E s seguro que S. M D. Alfonso XIII será nombrado coronel hono- ALFONSO Xlll COD ONRONEL PORTUGUÉS U NA CUESTACIÓN POR LAS CALLES Ayer recoA- GEC 1 KAS. LA MISA DE CAMPAN El, M 1 NIST- O DE hSTA IO, EL GENFRAL ORTEGA í jt Caicrülo Y LOS u t L t ü i B O S O2 LA CCiNFERcNClA? iYi. NOO LA f SA b h C A M A Ñ A