Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES 19 DE MARZO PE igc 6 P G 5 EDICIÓN 1 ambos esposos; el teniente estaba de guarnición en Brescia, y la princesa Alicia abandonó a su esposo para reunirse con el preferido de su corazón- Con él vivió, llevando el nombre de Mad. Blücher. Poco después nació un niño, a! que se llamó príncipe Carlos Leopoldo, pero su progenitura (su madre lo afirma) es tan burguesa como... ilegítima. Y no ha sido este principito el único vastago de la princesa Alicia; huida del domicilio conyugal fue madre por segunda vez... ¡Qué edificante historia! DR. FRANCO FRANCH 1 NOTAS MUNICIPALES TOevocos y toldos. La Alcaldía- presidencia ha dirigido una ircular á los tenientes de alcalde para que ésIOS adviertan á los dueños de fincas que efectúen los revocos necesarios en las fachadas antes del mes de Mayo próximo. También ha encargado á dichas autoridades que obliguen á los dueños de los establecimientos públicos que tengan toldos á sujetarse á lo que disponen las Ordenanzas municipales respecto de la altura á que han de estar sobre las aceras. JV Iercado de flores. Parece que dentro de poco tiempo se va á disponer la desaparición de los aguaduchos del Salón del Prado, á fin de instalar unos artísticos y elegantes kioscos para la venta de flores, proyecto que, como se recordará, dio á conocer el Sr. Yincenti á poco de ocupar la jM sidencia del Ayuntamiento. Con esta innovación ganará mucho seguramente un paseo tan céntrico, y en hermosear el cual se ha invertido una bonita sama. QUE HAYA PAZ TW ázquez de Mella ha anunciado al Gobierno TM una discusión sobre política internacional, declarándose, desde luego, partidario de una alianza con Francia y Rusia; Nocedal, naturalmente, nc opina lo mismo, y se declara enemigo de toda alianza; y como el Parlamento muere víctima de la cuestión de- las jurisdicciones, y nada se había de discutir allí, discutamos aquí, en A B C. Pido la palabra y digo: Que nosotros no podemos ser aliados de grandes Potencias como Inglaterra, Francia y demás; ni tenemos por qué serlo de las pequeñas. Echando un vistazo ai mapa diplomático no se encontrará ninguna alianza entre segundas paites, ni entre éstas y las primeras, salvo el caso portugués, en el que se llama alianza á cualquier cosa. Las alianzas entre pequeños no tienen objeto en Europa; por la distribución geográfica serían importantes para la defensa mutua contra los grandes. Si la América latina fuera sajona, allí podría haber alianzas; pero no sería entre pequeños, sino entre grandes, pues terreno y riquezas naturales tienen aquellas Repúblicas para serlo. Las alianzas del pequeño con el grande son simple pleito- home ¡aje rendido por el primero al segundo; y aun definiéndolo así se disimula la verdadera naturaleza del acto, la cual tiene mejor explicación en la esfera mercantil. Mil quinientos millones de francos gasta Inglaterra en sus ejércitos de mar y tierra, y éstos valen lo que cuestan; Francia gasta unos mil millones: nosotros gastamos (guerra, marina y pasivos) doscientos veinticinco, que en generosa tasación del género, resultaría con un valor útil de cincuenta. Toda alianza tiene por objeto la guerra, que es una empresa industrial para apoderarse de lo ajeno contra la voluntad de su dueño, ó una empresa de seguros contra la anterior, y así una alianza viene á ser una Socied. d por acciones. Nosotros aliados á Inglaterra representaríamos una acción contra próxima asociación de la zona minera ae üicha treinta; aliados á Francia, una acción contra Sierra. veinte; aliados á ambas, una acción contra cinLa comisión fue recibida por las autoridacuenta. Nuestros aliados dispondrían en abso- des y el pueblo en masa, con las bandas de múluto del Consejo de administración, de los gas- sica de la localidad. tos de gerencia y de la marcha industrial de ¡a El júbilo es inmenso. La manifestación de Sociedad; y marchando ésta bien, pagaríamos entusiasmo ha sido imponente. las prebendas societarias á costa del exiguo diEsta noche habrá iluminaciones y funciones videndo; si marchase mal, no podríamos impe- de teatro para festejar el acontecimiento, que dirlo, y por gusto de otros nos arruinaríamos. es el consuelo de este sufrido país y la espeDebemos, pues, mantenernos fuera de seme- ranza segura de abundante trabajo y grandes jantes Sociedades; si ellas se pusieran de acuer- prosperidades. -V. do para robarnos, no podríamos impedirlo; pero no se pondrán por mil y una razones; y lo que debemos hacer es ver la manera de auPRON 1 QU 1 LLAS. LOS DÍAS DE mentar nuestro capital diplomático, por si llega DON JOSÉ el día en que nos convenga, ó no tengamos más D José es un señor burgués de madura remedio que lanzarlo á la industria guerrera mundial, y tener para entonces más acciones, y edad. Jefe de una familia compuesta de su sepor lo tanto, más influencia erf la Sociedad que ñora y dos niños, celebra, hoy 19 de Marzo, la fiesta de su santo. escojamos ó se nos imponga. Desde ayer se nota en su casa la proximiLealmente digo, que el aumento del capital dad de tan señalado día, En el recibimiento de español diplomático me parece poco verosímil, y cada día me parece menos; y así, recordando su pequeño hogar, se ve, patas arriba, todos el lema, que allá á fines del siglo xvm llevaban los muebles del salón. La esposa amante, con en sus morriones los soldados del obispo so- un pañuelo liado en la cabeza y una doméstica berano de Híldesheim, siempre que de política á sus órdenes, limpia espejos, sacude cortinas, internacional española se trata, digo como desempolva arañas y pasa un blanco lienzo sobre cuadros y fanales. aquél: Da pacem, Domine, in diebus nostris. Barrido el suelo de la estancia, vuelven á la ARO ALAS s ila el sofá, las sillas y las dos butaquitas que, orladas de peluche aprisionado por una espiral de cordón, ofrécense en tal día sin fundas protectoras. El comedor también fue objeto de minuciosa requisa. La vajilla fue revisada, las copas se j p n el Gran Teatro se verificó ayer tarde el contaron y todo bien reluciente volvió á sus primer concierto del abono anunciado armarios y aparadores. por la antigua Sociedad que este año dirige el Cuando D José volvió ayer tarde á su casa, joven maestro Villa. todo estaba dispuesto. El matrimonio se acosAsistió la infanta doñs Isabel y el público tó y los niños también. inteligente que no falta á estas manifestaciones Todo esto sucedió la víspera. ¿Qué pasara del divino arte. hoy? Vais á saberlo. Es lástima, ciertamente, que exista esa diviD. José despertará temprano, llamado por sión entre los músicos y que ella dé origen á su señora. En la alcoba matrimonial se escudos corporaciones artísticas. Con una que re- chará este diálogo: uniese los mejores elementos de ambas habría- -Anda, Pepe, levántate pronto, que yo bastante y el arte saldría ganando nopoco. tengo que salir á hacer unas compras y quiero, El programa de ayer era excelente: Beetho- antes de marcharme, dejar arreglado nuestro ven, Wagner, Schubert, Tschaikowsky, Listz, cuarto y hecha la cama. Chapí. -Voy en seguida- -contestará D José con Si hemos de juzgar por los aplausos, el triun- disimulada pereza. fo fue para Wagner. La hermosísima página- ¿Qué te parece que compre por si viene de la entrada de los dioses en el Walhalla de gente? Eí ocaso de ios dioses, fue el único numero re- -Compra lo que quieras con tal de que no petido, como se habría repetido la Tíuldingastes mucho. gungs- march, de no figurar como fin del con- ¿Vas á convidar á alguien á comer? cieito, y e s o que en ambas obras se puso de- -No creo. Como no les digamos á los da manifiesto la pobreza de! metal. Pérez que vengan. La rapsodia en re, de Listz, siguió en orden- -Ellos no nos convidaron á nosotros cuande aplausos; el Andante con variaciones, de do fue el santo de Luisa. Beethoven, y la Sinfonía patética, de Tschai- -Entonces no les digas nada... Oye, tráete kowsky, en la que los allegros 11 y 111 fueron unos cigarros que se llaman brevas de sesenta, los fempos más á gusto del público interpre- y los venden en... tados. -Eso es mejor que lo hagas tú... El maestro Chapí ofreció las primicias de un Terminado este diálogo, D. José se levanlarghetío para instrumentos de arco; labor fina tará. En seguida entrará la criada, abrirá el y delicada, que fue aplaudida por honor á la balcón, levantará la cama y volverá á hacerla firma. Chapí sabe hacer cosas mejores y más de prisa y corriendo. Eso sí, con sábanas limoriginales. pias y la colcha de las grandes ocasiones. El héroe de la tarde fue el maestro Villa. Después Ja señora saldrá de casa y D. José Reconocíase unánimemente que vale mucho; recibirá la visita de sus hijo. que le felicitarán su fe y su entusiasmo pueden elevarle á mag- con dos besos y dos regalos; el del niño será nas empresas artísticas, y lo prueba el trabajo un dibujo, á lápiz compuesto, hecho por el proque supone e! concierto de ayer. El público fesor del colegio, y el de la niña una labor de premió su esfuerzo con numerosos aplausos. utilidad práctica: una relojera, unas zapatillas, Enhorabuena. -C. etcétera. El padre, encantado, les dará las gracias y unas monedas de dos reales muy nueveci tas. Con esto ¡legará la hora de que D José salga á la calle en busca de las brevas. POK TELÉGRAFO Los porteros le felicitarán. Esta felicitación uevas, J 8 J I m. Ha llegado á esta pobla- le costará un duro; atención que aquéllos pación la comisión del desagüe, presidida garán cerrando, por la noche, más tarde que por el ingeniero Sr. Brondan, para comunicar de costumbre, para que así los invitados puedan oficialmente al Sindicato de Sierra Almagrera salir cómodamente. el feliz encuentro de las aguas y anunciar la Cuando D José vuelva de la calle en contra- SOCIEDAD DE CONCIERTOS El agua en Sierra Almagrera c