Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SE ANO CUATRO. N U M 431. CRÓNICA UNIVER SAL ILUSTRADA MADRID, 18 DE MARZO DE 1906 NÚMERO SUELf O 5 CÉNTIMOS AI salir á luz la consabida ley sale complacemos en coincidir con las minocon tales caracteres y rasgos que se la pue- rías en poner las bolas al Gobierno como de augurar escasa vida. Ha tenido una se dice que se las ponían á Fernando VI 1. En el Ateneo hubo por la tarde fiesta gestación tan difícil, que las enfermedaI A OTRA VERTIENTE. La discusión des por la misma producidas, han empeza- literaria en honor del teatro de Benade la ley de jurisdicciones terminó do á minar su existencia, aun antes de vente; homenaje de justa admiración al ayer en el Congreso, y aun cuando toda- nacer. Las actitudes trágicas y los des- más genial y fecundo de nuestros autores vía habrá de pasar por el trámite de la plantes heroicos de los que abominan de dramáticos contemporáneos. Muchos comisión mixta, el asunto puede darse por ella serán lo único que la preste algunas concurrentes se quedaron sin poder ensoncluído. v condicionesdeviabilidad. El ambiente agi- trar en el salón. Eso ocurre con frecuenLa cuestión más grave, que heredó del tado podrá meter algún aire en sus pul- cia en el Ateneo, aunque se trate de señoras, lo cual y por ocurrir en aquel Gabinete anterior el Ministerio actual, mones; enralecido la asfixiará ha hallado la solución perseguida hace El Gobierno quebrantado por todo lo centro de cultura, es doblemente senniás de dos meses. En persecución tan ocurrido buscará en la cuestión de con- sible larga y penosa por tan accidentado cam- fianza el restablecimiento de su debilitaEl día fue fecundo en reuniones polípo, el Sr. Moret se ha dejado en los da salud. Por eso ayer, apenas conocido ticas. Los republicanos se congregaron zarzales y breñales, de que el suelo está el término de la fatigosa inacabable cues- para tratar de si la batalla de Lérida decubierto, tiras de su piel y pedazos de su tión, se empezó á hablar de crisis. A to- bió ó no debió perderse. Los antiguos carne; peix al fin ha salido del compro- dos parecía por lo menos ineludible una romeristas para recibir el canuto y cammiso. ¡Dios y todos los que por ello res- tala. Esto pronto se verá ¿par por sus respetos y preferentemente piran hoy con libertad se lo tomen en Por de contado se anunciaba también por los de Maura. cuenta! una larga vacación parlamentaria, y se La gacetilla judicial registró varias El debate finalizado puede llamarse el llevaba y se traía á gusto de cada cual el desgracias: la diaria é inevitable reyerta de las retiradas. Una, que precisamente decreto de disolución. Esos son ya hori- con cuchillada y el no menos diario é nada tenía que ver con él, decidió de su zontes de la otra vertiente de la monta- irremediable timo, porque el número ó suerte. Siguió á aquélla la de los catala- ña cuya cuesta tanto trabajb ha costado los infinitos no baja. nistas; luego la de los integristas y car- subir. Convengamos en que no son muy Por la noche un estreno suspendido en listas, y, á última hora, la de los perio- risueños. la Princesa y otro perpetrado en Price: distas, que no han hallado mejor, género MANUEL I ROYANO La vida por el Zar ó la revolución en J de protestar. sia, que no pasó de ser una revolución en Los republicanos y sobre todo su jefe la plaza del Rey. El tiroteo debió oirse el Sr. Salmerón no deben de estar satisen Amaniel. Y las risas también. fechos; porque, si por un incidente sur- T ran noticia la de ayer. El ministro de AEMECE gido de la discusión del malhadado pro- la Gobernación firmó un decreto yecto de ley, hubieran operado su retira- declarando exentas del page de derechos da del Congreso, el Gobierno, la mayoría reales la venta y compra de terrenos en IMPRESIONES y los conservadores se habrían mirado la proyectada Gran Vía. De este modo PARLAMENTAR AS mucho más en eso de proseguir el debate se cree dar facilidades para la realización r Á L O G O F U- Querido maestro, vensin ellos. Tal vez, entonces lo habrían de esta suspirada mejora de Madrid. Su TURISTA go sin duda á molestarle; suspendido hasta el regreso de dicha mi- cede con este proyecto lo que con los ca- le encuentro á usted trabajando. No rae mojioría al Parlamento. De seguro, al volver ballos de la Plaza de Toros. Los curan lesta usted; yo tengo mucho gusto en departir ésta habría podido sacar muy superiores las cornadas metiéndoles estopa en las con usted un rato; estoy trabajando en mi Hisventajas de su posición, y la ley, de salir heridas para que sigan prestando servicio, toria poltírca de España en el siglo 3 CJ 3 C. ¿Dice de las Cortes al cabo, habría tenido sua- aunque caminen de tumbo en tumbo. Al usted en ef siglo xix, querido maestro? Las invidades, donde no presenta más que as- proyecto se le ha metido ayer un nuevo vestigaciones sobre esos tiempos tan remotos deben de ser perezas. tapón de estopa á ver si puede seguir ti- interesantes; lainteresantes. Son en extremo nación española era un país curando. No ha sido así. Por un motivo secunrioso. ¿La nación, querido maestro? ¿Ha didario; por si se daba ó no se daba la paOtra gran noticia, la llegada ele Bombi- cho usted la nación? Yo no le comprendo á labra al Sr. Salmerón en un asunto espi- ta de regreso de su excursión por Amé- usted; sabe usted que yo soy enteramente pronoso, referente á un lance personal, y rica. No se sonrían ustedes. Para muchos fano en estos asuntos de erudición casi preacerca del cual ya se les había negado á la llegada del simpático diestro tiene histórica. En aquellos tiempos tan lejanos, otros representantes del país, el jefe de tanta importancia como la que tendrá tan obscuros, la tierra estaba dividida en varias la oposición republicana marchó del Par- pronto la llegada del Kaiser ó la de partes ó regiones; cada una de estas regiones tenía un Gobierno... Perdón, querido maeslamento, arrastrando á sus correligiona- Eduardo V i l tro; no pasemos adelante sin una explicación rios allí presentes. La posición así abanLa sesión del Congreso, muy intere- previa. Yo le confieso á usted que no sé tampodonada era la que cortaba el desfiladero, sante. Nosotros los periodistas nos cu- co lo que es un Gobierno Un Gobierno era por donde angustiosamente pasaba la ley brimos la cara con las manos, abriendo una porción de hombres que se ponían al frente debatida. Al ver lo flaca que la línea que- bastante los dedos, como los niños cuan- de los demás hombres y los regían y disponían daba, retiráronse los catalanistas y luego do dicen que no quieren ver lo que están de todo Ha dicho usted que se ponían al las otras oposiciones extremas. ¿Qué ha- mirando, y dijimos que no queríamos frente de los otros hombres. Y bien, ¿qué objeto bía de suceder, sino lo que ha sucedido? ver la aprobación de los artículos de esa tenían estos hombres al ponerse al frente de hombres querían El enemigo, a! notar el abandono de los ley que desde luego puede cambiar el todos? ¿Para qué estos Gobierno? Esta ser eso que ellos llamaban es puestos, aprovechó tan favorable circuns- nombre de de jurisdicciones por el de precisamente la materia de la historia que yo tancia, y pasó el convoy. ¿No se ha di- la mordaza ó si se quiere el de ecapaga preparo; el contestar á todas las preguntas que cho hasta la saciedad que la política es y vamonos Es verdad que había mu- usted me acaba de formular es sumamente diuna guerra? ¿Cómo se va á contar en ella chos medios, todos correctos y legales, fícil. El Gobierno se componía de unos pocos con la candidez y no con ¡a astucia del para dificultar la aprobación, si la apro- hombres los cuales tenían bajo su dependencia adversario? bación no f, os conviene; es que nos á otros. EL. conjunto de todos venía á cansti- CRÓNICA POLÍTICA MADRID