Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 17 DEM 8 RZO DE i 9 c 6. PAG. 7. ET 100 N obreros sshrán sacar lógico partido para nacer valer sus vidas y disminuir los riesgos; los patronos se aprestan á auxiliar en todas formas á la Empresa Hullera de Courriéres, y la sociedad toda empieza á dar pruebas prácticas de humanitarismo entregando sumas importantes, algunas como la casa Rothschild, de 100.000 francos. Para hacer efectivas responsabilidades; si las hay, no hacen faita mitins, ni paseos de banderas negras por las calles de París. PEDRO SANGRO Y ROS DE OLANO ECOS DE ROMA J 2 de Marzo de 1906 ÓONA TOMASA ARENAS Y L E Ó N V I U D A DE P U L I D O Y EL POPULAR B A N D E R I L L E R O FRANCISCO GONZÁLEZ DIOS, PATATERILLO, CUYA B O D A ACABA DE C E L E B R A R S E EN CÓRDOBA Fot Vela, do Palomares nos ahinco, quizá porque se considera la em- I explotado la ¡gran desgracia! si en nuestro presa en buenas manos, ya que el propietario suelo se hubiera producido. En Francia, la de la mina es el primer interesado en evitarlos. solidaridad bien entendida lo evitará todo; los En Francia, los resultados, que se han obtenido mediante el empleo de medidas de seguridad han sido hasta ahora excelentes; ¡a inflamación de grisú es ada vez menos frecuente y las víctimas escasas (de 1892 á 1899 sólo i5 muertos y 63 heridos) y en Bélgica ¡a generalización de los explosivos de seguridad y la supresión de todo explosivo en minas peligrosas, han dado excelentes resultados. Los ensayos de explosivos de seguridad se han llevado á efecto no sólo en el laboratorio, sino también en galerías de sección iguales á las mineras, y algunas veces en las minas mismas, como sucedió en Alemania en 1894 por iniciativa de la Sociedad de Mineros de Westfalia, y en Francia en las minas de Lievin. Recomendables por sus buenos resultados son los explosivos llamados grisutinas, grisutitas y las pólvoras de seguridad. Los obreros de Courriéres que, como la generalidad de los obreros franceses, trabajan á las órdenes de un capataz, de quien reciben periódicamente un tanto por ciento delimporte de vagonetas extraídas (berlinés) y del número, de metros adelantados, ganaban por término medio unos 2.000 francos anuales. No teniéndolos asegurados la Compañía por. razones varias, corresponde á los herederos de las víctimas del 60 al yo por 100 del salario anual como indemnización, según la ley francesa de CIFUENTES. LOS POBRES ESPERANDO EL REPARTO DE PAN EN accidentes del trabajo. Asusta pensar lo que en España se hubiera MOTIVO DEL ANIVERSARIO DEL AS SiSS TO DE BIBIANO N PR 1 NCÍPE ESPAÑOL U n incidente RECHAZADO P O R tan injustificaUN CLUB ITALIANO do como ruidoso acaba de turbar la tranquila apatía de nuestra sociedad aristocrática, de esa sociedad ultraselecta que desearía brillar por sus blasones y oculta mucha podredumbre bajo engañosas apariencias, He aquí el hecho: En un gran Círculo de cazadores, del que es presidente honorario el Rey de Italia, solicitó hace algún tiempo su admisión temporal el príncipe Pío de Saboya, aristócrata español muy conocido. Fue admitido como socio. Pasado un año, y de acuerdo con los estatutos de ese Círculo muy cerrado, pidió su admisión definitiva. Sus padrinos eran el barón de San Giuseppe y el barón Juan Ba- rraco, ambos senadores. A pesar de apoyar también al príncipe Pío de Saboya el duque Leopoldo Torlonia, presidente del Círculo; á pesar de las excepcionales condiciones del aristócrata español, la urna, a entregar su secreto, rechazó su pretensión. El escándalo ha sido inmenso. El príncipe Pío de Saboya consiguió 97 votos contra 22, pero resultaba rechazada su admisión porque cada bola negra anula, según los estatutos del Círculo, cinco bolas blancas. El príncipe Pío de Saboya habita generalmente su palacio de Milán, donde recibe una hospitalidad digna de príncipes lo más escogido de la sociedad lombarda. En sus salones medioevales es donde suelen reunirse las personalidades más salientes de la aristocracia, los diplomáticos más ilustres, los industriales más conocidos, los literatos y los artistas más en U L CUEVA DEL BEATO, GIL, EL MARTES ULTIMO l et. Cosme