Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 14 HF MARZO DE iq 6 PAG. 6. E OH ON t dt L RENA AMELIA LLEGANDO AL PALACIO DE MUSEOS Y BIBLIOTECA EN LA MAÑ NA DE AYER PRINCESAS DE QRLEANS orno la otra vez que estuvo en Madrid, la reina Amelia de Portugal recibe siempre que se presenta en público el homenaje espontáneo que ei pueblo tributa á lo que le encanta por su belleza, y se la dirigen en voz alta esos piropos que son las flores de la popularidad. Las princesas de la casa de Orleans tuvieron siempre mucho ángel. Cuando Luis Felipe y María Amelia se instalaron en las Tullenas el 1. d e O c t u b r e de i83i, llevaron con ellos sus tres hijas Luisa, M a r í a y Clementina, que fueron el ornato de la nueva Corte. Su madre, que era indudablemente la más gran señora que había en Europa en aquel tiempo, las formaba á su imagen y semejanza. La p r i n c e s a Luisa tenía diecinueve años; María, dieciocho; Clementina, que todavía vive, catorce. Cuando en el invierno de 183 J á TM ssr y 1832 estaba concertado el enlace de la princesa Luisa con el rey delosbeigas. S. M LA REINA z di- ron en Sast llerías grandes baríes en los que las hijas de los Reyes pudieron lucir todos sus encantos. Luisa, que era la preferida de su madre, tenía un c a r á c t e r muy serio; Mavía era más aficionada á las diversiones, más propjnsa á la risa; á Clementina no se la permitía asistir más q e á la primer contradanza de los bailes, retirándola después á sus habitaciones. Luisa, como reina de los belgas, fue admirable, un modelo de bondad y de dulzura que se consagró por completo á obras de caridad, siendo eminentemente popular y muy amada por su pueblo; su AMELIA EN UNA DE LAS SALAS DEL MUSEO muzrte, acaecida en i85o, cuando la soberana iba á cumplir treinta y ocho años, produjo un sentimiento nacional. Esta fue la madre del actual rey Leopoldo y de la desdichada Carlota, viuda del emperador Maximiliano de Méjico. La princesa María fue una gran artista, y su estatua de Juana de Arco está considerada como una de las mejores obras de la escultura moderna; pintaba admirablemente y era muy entendida en literatura. No quería casarse, siguiendo el ejemplo de su tía Adelaida, para no tener que abandonar su familia y su patria, pero los consejos de su madre la decidieron ácasarseen 1 S 3 j con el duque Alejandro de Wurtemberg. Murióen Pisa á los quince meses de esta unión y cuando aún no había cumplido veinticinco años, y dejando gran renombre de artista. La única que vive de las tías, abuela déla reina Amelia, es la princesa Clementina, que nació el 3 de Junio de ¡817 y es la más anciana de las princesas de Europa. En 1 843 e casó con el príncipe Augusto de Sajonia C o b u r g o Gotlv, que murió en 188; y e s la madre ¿DE REPRODUCCIONES Fernando de B; 1 oís A B C