Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES 12 DE MARZO DE IQOÓ. PAG. 4. EDICIÓN 2 3 ipil rey Carlos, coronel español. La Gacela publica un Real decreto, aun. Uce así: Querieado dar un alto testimonio de mi iincera amistad y afectuosa consideración á S. M F D. Carlos rey de Portugal, j Vengo en nombrarle coronel honorario del regimiento Infantería de Castilla, núm. 16. Dado en San Sebastián, á nueve de Marzo de mil novecientos seis. -Alfonso. -El ministro déla Guerra, Agustín Zuque. E s p e r a n d o á SS. M M El ministro de Fomento, el capitán general de esta región y otros altos funcionarios marcharon ayer á Santa Olalla, en cuyo punto abandonarán el incógnito los reyes de Portugal. Allí cumplimentarán á los Soberanos del vecino Reino y les acompañarán hasta Madrid. p i concierto de! día 14. Al concierto que se verificará en la noche del día 14 en el regio alcázar, sólo concurrirán los altos dignatarios de la Corte; los gentiles- hombres Grandes, los mayordomos de semana, ministros de la Corona, capitanes generales, caballeros del Toisón y todos los tenientes generales residentes en Madrid. p i tren Real. El tren Real salió de Lisboa anoche, á as ocho y cuarenta y cinco, llegando á Valen ia de Alcántara á las dos y cuarenta y dos de esía madrugada. C n Palacio. Durante su estancia en Madrid, Sus Majestades Fidelísimas ocuparán en Palacio las habitaciones de la planta baja, donde antiguamente estuvo el ministerio de Estado. Las clases de etiqueta han sido citadas en el regio alcázar, á las cuatro menos cuarto, para recibir á los Monarcas lusitanos. I a entrada en Madrid. Los reyes de Portugal se dirigirán desde la estación de Atocha al Real palacio, siguiendo este itinerario: Botánico, lado izquierdo de la plaza de las Cortes, para bajar por la derecha frente al Congreso (donde los diputados, por haber sesión y no poder bajar á la estación, saludarán á los Reyes) Prado, Alcalá, Puerta del Sol, Mayor y plaza de la Armería. Las tropas formarán en toda la carrera. POIÍ TELEFONO gar el agravio, y anoche la esperó, empalmado el cuchillo, en la citada calle. Amalia Escobar, aterrada al ver al T (equena, manifestó en la casa donde estaba que no se atrevía á salir á la calle. El dueño de la casa, Enrique Gallardo Alvarez, se brindó á acompañaría y así lo hizo. Una vez en la calle se aproximó el J equena y amenazó á Asunción. Gallardo se interpuso y aquél le agredió con la faca dándose luego á la fuga. Gallardo cayó al suelo herido. Conducido á la Casa de Socorro, fue curado de una herida incisa de dos centímetros de extensión en el quinto espacio intercostal. Después fue conducido en grave estado al Hospital. La policía se dedicaba esta madrugada á buscar al criminal que, como decimos, coronó su ruin hazaña huyendo cobardemente. LOS REYES EN SAN SEBASTIAN POR TELEFONO Y TELÉGRAFO Invitó al alcalde y ai goDernactor civil á su boda. A la hora señalada ha sahdo el tren Real para Madrid. La dsspedida hecha á SS. M M ha sido muy cariñosa. Se ha disparado multitud de cohetes y el pueblo ha dido muchos ¡vivas! los Reyes y á la novia. El alcalde ofreció á la Reina un ramo de flores, A instancia del conservador del Museo municipal, D. Pedro Manuel de Soraluces, Su Majestad ha regalado á aquel Centro, como recuerdo histórico de la conversión de la Princesa el ramo de violetas blancas que adornaba el altar de la capilla de Miramar et día de la ceremonia. Las flores secas se conservaran en un cuadro que se expondrá en dicho Museo. Los desertores e s p a ñ o l e s emigrados en Francia han hecho ¡legar á manos de! Rey, en Biarritz, un memorial solicitando perdón para poder volver á la madre patria. C o b r e alianzas. San Sebastián, 11, 11 n. Un personaje inglés que reside en Biarritz ha dicho, interrogado acerca de una alianza anglo- española, que el Gobierno inglés ha acogido Ja idea antes de ahora con simpatía. El rey Eduardo acaricia también la idea de una inteligencia anglo- ibérica, pues su afecto hacia España es cada día mayor. I legada ae S S M M A las diez de la mañana llegaron Sus Majestades D. Alfonso y doña Al. ttía Ci latina, con su séquito. En la estación les esperaüan el Gobierno, las autoridades, Comisiones militares, Cuerpo diplomático y presidentes de ambas Cámara? Se trasladaron á Palacio, donde fueron recibidos por toda la Familia real, excepción hecha del infante D. Fernando, que había salido con dirección á Vicálvaro acompañado de su ayudante el señor conde de Fuenrrubia, con objeto de incorporarse á su regimiento. C 1 Rey en Biarritz. San Sebastián, 11, 3 i. A k s doce sa- -lió el Rey para Biarritz en automóvil acompañado del duque de Sotomayor y del ayudante Elorriaga. En otro automóvil iban el marqués deViana y el de Villalobar. Todos vestían de levita y sombrero de copa. La Reina salió en otro automóvil con la duquesa de San Carlos, pero regresó á la una. El marqués de Viana va invitado á almorzar por el virrey de Irlanda. A las tres de la tarde estuvo en Miramar á cumplimentar á la Reina el gobernador civil. S. M no sale esta tarde de su Real casa de campo. D. Alfonso regresará á las cinco y media. A hs seis recibirán SS. M M á las autoridades en audiencia de despedida. El príncipe Alberto ha marchado de paseo á Pasajes. Despedirá á los Reyes en la estación del Norte. C n Biarritz. San Sebastián, i 1, 4 t. Esta mañana, á las once, asistió el rey Eduardo en Biarritz á los oficios del templo protestante, que estaba casi lleno de damas de la colonia inglesa. S. M Británica se dirigió después al Hotel du Palaix para esperar á D Alfonso. 1 os dos Reyes. y San Sebastián, 10, 4 t. Momentos antes de la una llegó el Rey de España. El de Inglaterra le recibió en el vestíbulo. Se saludaron con un abrazo afectuoso. Pasaron al salón de recepciones, donde conversaron, y seguidamente a! comedor, donde se les sirvió el almuerzo. En la mesa, D Alfonso ocupaba la derecha de Eduardo VIJ, y el duque de Sotomayor la izquierda. El ayudante se sentaba enfrente. En el hotel ondeó la bandera española junto á la inglesa y á la francesa. Terminado el almuerzo, los Soberanos se dirigieron á visitar á la princesa Federico de Hannover, en Mouriscot, y después á la duquesa de Manchester. A las cinco salió D. Alfonso en e! automóvil de regreso para San Sebastián. TT e San Sebastián á Madrid. San Sebastián, ¡1 i n. El Rey regresó de Biarritz á las seis y diez minutos. Después recibió á las autoridades. Manifestó al gobernador que estaba muy satisfecho de la conducta del pueblo donostiarra. DE SALAMANCA POR Tlil. lÍKBAVO C onferencia del Sr. Cavestany. Salamanca, n 12 En el Círculo de la Unión Mercantil ha dado una conferencia el Sr. Cavestany, cr ticando el estado de la instrucción pública española. La concurrencia, que era muy numerosa, aplaudió calurosamente al orador. j 1 encuentro de los Reyes. Torrijas, 12, 11 m. Han pasado por esta estación en tren especial el ayudante de S. M general Boado, y los demás dignatarios de la Corte que irán á ponerse á las órdenes del Monarca portugués á su llegada á la frontera. Como el tren real no tiene parada aquí, salgo para Santa Olalla, donde los regios huéspedes abandonarán el incógnito y se harán las presentaciones oficiales. -Tanaiiz. Desórdenes en Turquía POR TE) VGIÍAÍ O o.i stantinopla, 12, 11 m. Anoche ocuirlc ron en la isla de Sanios graves desórdenes, á consecuencia de los cuales hay muchos muertos y heridos. Faltan detalles. UN BANQUETE EL CRIMEN DE ANOCHE Jp nrique Alarcón (a) el J equena, es un indi viduo de esos valientes de oficio, incapaces para el trabajo noble y honrado, que se dedican á vivir á costa de infelices mujeres, á Jas que además maltratan desapiadadamente. Su última víctima era Amalia Escobar, que solía frecuentar una casa de la calle de la Esgrima. Tratada brutalmente poi- el Alarcón, rehusaba verle y hablarle. E! héroe se propuso ven- 4 yer se celebró en la Moncloa otro de ¡o: almuerzos con que el presidente de! Congreso obsequia á los elementos de Ja iníeLctualídad española. Al almuerzo de ayer concurrieron D. José Echegaray, que ocupó el sitio de honor; Joaquín Dicenta, Salvador Cañáis, Vital Aza, Serafín y Joaquín Aivarez Quintero, Fernando Díaz de Mendoza, Tomás Luceño, Carlos Fernández Shaw, Luis Canalejas, F ancsco Villegas (Zeda) Villahermosa (Szleno) Ricardo Catarineu, el representante de la Sociedad alcoholera, Sr. Bañó; Diego Fernández An s, José de Laserna, Alejandro y julio Sa ¡nt- Aubín, Rafael Comenge, Joaquín Alimón, José Francos Rodríguez y C. Jo é de Arpe.