Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO u DE MARZO DE roo 6. PAG. 4. EDICIÓN j Y no podíamos sospechar que ya dentro del Es de suponer que tan buena obra no se derecinto del templo de las leyes nuestro ensueño clare en vergonzosa quiebra algún día. había de adquirir, por! o que allí escuchamos- -Sea como fuere, se da mucho dinero para vagamente, más altos vuelos. En efecto, ayer las obras caritativas. se discutió en la Cámara popular algo relacio- -Puede ser; pero hay mucha indiferencia nado con la crisis agraria; Andalucía surgió en la mayoría; y la mala administración de los con sus angustias perdurables. Y entonces vino Asilos oficiales retrae á las gentes caritativas, á nuestra mente el recuerdo de viajes que, á y para que comprenda usted que yo no tengo propósito de este problema agrario, hemos mala voluntad hacia el Ayuntamiento, le diré realizado nosotros antaño por aquellas bellas que los Asilos de San Bernardino están admitierras. ¿No hemos estado nosotros en Lebrija? rablemente organizados: allí hay talleres, la ¿No hemos subido nosotros á la torre de su administración es buena y la higiene excelente. iglesia y no hemos visto desde lo alto, allá aba- Lo que ocurre es que faltan plazas y escasean jo, unos patios de convento, llenos de misterio as iniciativas vigorosas, merced á las cuales se y de silencio, con un naranjo en medio que crean en el extranjero colonias agrícolas, por besa con sus ramas los viejos y dorados muros? ejemplo, para los adolescentes, en vez de con ¿No hemos estado también en la vieja Osuna y vertirlos en barrenderos uniformados. Esta no han resonado nuestros pasos bajo las bóve- disposición no mejora el ramo de limpiezas ni das de su ancha colegiata y en las criptas don- con ella se educa é instruye á esos desgraciade descansan ¡os grandes, magnánimos y fieros dos. Y basta por hoy de rectificaciones y ratiduques? ¿Y no hemos llegado también hasta ficaciones, amigo mío. Arcos de la Frontera, esta noble y vetusta EL DOCTOR FAUSTO ciudad, puesta en el pico de una montaña, por cuyas faldas corre el Guadalete tráfico? ¿No tiene esta bella, maravillosa ciudad unas callejuelas empinadas, retorcidas, por las que es preciso discurrir agarrados á unos pasamanos que hay en las paredes? ¿Y no hay en esta vieja ciudad una pequeña y limpia fonda, con un Oeguros estamos de que á nuestros lectores blanco patízuelo enladrillado de rojo? ¿Y no no habrá sorprendido nada de cuanto suvan y vienen por las dependencias de esta grata fondita, cantando y riendo, Lola y Carmen, cede en Algeciras; correspondiendo á sus boncon sus claveles bermejos en el ébano de sus dades, A B C h a insertado una amplia información telegráfica con las noticias que debían cabellos? llegar á su conocimiento, y el por qué razonado Todo esto lo hemos recordado también ayer de cuanto ocurre. Decíamos los motivos que nosotros. Se trata de remediar con paliativos la teníamos para abrigar esperanzas de una soluhonda crisis de esta tierra incomparable. Nos- ción decorosa y aun apuntábamos con entera otros hemos visto en aquellas ciudades y aque- claridad de quién había de partir la iniciativa llos campos á la multitud de los labriegos, pá- para romper el hielo. Y como el discreto leclidos, exangües, extenuados, pereciendo de tor hubiera podido predecir, Rusia, aleccionainanic ón y de tuberculosis. Y nosotros pensá- da por lo que apresuró su paz con el Japón, bamos, en tanto que oíamos al señor ministro dio la nota que, en el fondo, la misma Alemade Fomento, que ía! angustia no se hará des- nia deseaba. aparecer con remedios ocasionales, inconscienLa paz entre moscovitas y nipones no se tes, sino con una labor larga, intensa, reflehubiera efectuado tan pronto, si el Rey del xiva, desinteresada y patriótica: haciendo que mundo, el dinero, no hubiera obligado á los corra el agua por todas partes y que todas las contrincantes á ello y Rusia no tendría los mi! tierras llecas den su flor y su fruto. millones de francos que necesita si las ConfeAZOÍUN rencias de Algeciras no terminan en sana paz. Para no obstinarse Alemania en su terquedad, exponíamos, subrayando ¡a frase: Aún no es a va á 408; íiene un plan perfectamente concebido, siendo sus más ardientes defensores los ge nerales del Ejército alemán. Hoy cuenta Francia con 58 unidades de combate, con 594.586 toneladas y 818 cañones; mientras que Alemania no dispone más que de 39 buques con 386. a 3o toneladas y 5i8 bocas de fuego; pero con el plan que siguen ambas naciones, en 1919- -dentro de trece años- -la situación de la Marina de ambos pueblos, no contando más unidades que las de un valor militar digno de mención, consistirán: Alemania, en 38 acorazados y 20 cruceros; Francia, en 34 acorazados y 1 8 cruceros, con la ventaja para aquélla de que el más viejo de sus barcos, y ese será solamente uno, no tendrá más que veinte años, y los de la segunda estarán anticuados. Conste que todo esto se ha dicho en la Cámara francesa en las dos últimas sesiones por las personas más inteligentes en la Marina francesa y por hombres muy patriotas y de valor reconocido. SOBRE LA ¡Alégrese usted, amigo! Vea lo que escribe el Dr. Ulecia respecto á la subvención que otorgó el Ayuntamiento á la Gota de leche No es exacta la supresión, aun cuando corren voces deque hay quien pretende tan absurda idea. Afortunadamente para la honra de nuestro Alunicipio y de los niños pobres, la referida subvención figura en los actuales presupuestos y espero hacerla efectiva como he tenido el gusto de cobrarla estos dos primeros años. -No sabe usted lo que me alegro de la noticia. Resulta, de todos modos, que por el magín de algunos cruzó la idea de que la tal subvención debía suprimirse, y sin duda los que me informaron lo dieron por hecho. Conste que figura en los presupuestos, conste que la abonarán como es justo; pero conste también que es absolutamente exacto que la Corporación popular no se ha dignado responder á la instancia hecha á favor de los madrileñitos pobres que hace años van al mar en busca de salud, gracias á una Asociación modesta que ha emprendido una de las campañas más difíciles y más penosas. ¡Como está tan lejos el Sanatorio no es extraño el olvido! Ojos que no ven... -Protesto de la falta de vista. Ante! os ojos piadosos ó indiferentes de Madrid entero se hallan los llamados golfos, y á pesar de ello, el Patronato que los protege adeuda muchos miles de pesetas, viéndose precisado á organizar un beneficio para tratar de salir de trampas. I a organización, la preparación mejor dicho, de! Ejército y de ¡a Marina de Alemania es más admirable aún por la construcción que revela que por su sabiduría, con ser mucha, y tiene que preocupar hondamente á los otros poderosos de la tierra. La industria, antes sin rival de la Gran Bretaña, se encuentra hoy en todas partes del mundo con un contrincante que la mina el terreno, que vende artículos similares á los antiguos productos de fabricación inglesa no tan excelentes, pero infinitamente más económicos; la guerra comercial se ha declarado, bajo capa, entre las dos industrias, y no ha de pasar mucho tiempo sin que la competencia sea imposible. Entre el clavo que penetra potente y raja la madera, y el tornillo que la horada sin esfuerzo, humilde, pero constante y tozudo, á la larga es del segundo la victoria. Los pueblos no pueden vivir aislados; la necesidad obliga á que se unan y concierten los que tienen ¡as mismas ó análogas necesidades contra los rivales comunes. En la Conferencia de Algeciras, en la que seguramente la cuestión marroquí es secundaria, verán los avisados, los que no se contentan con dar una ojeada á la superficie, los equilibrios que hacen todos para no caer en un caos del que no se sabe Uempo. cómo se podrá salir. Ya dijimos, hace días, que la Conferencia de I a caída del Gabinete Rouvier ha ínterrum pido la discusión del presupuesto de la Algeciras era un peón bien colocado con que JVlarina francesa, que interesaba grandemente á se había encontrado en si; juego Alemania, y la Cámara. Los discursos de Lockroy, del almi- que le aprovechaba á maravilla. Un periódico rante Bienaimé y del ponente de la comisión, neoyoikino afirma en un telegrama publicado M r Carlos Bos, merecerían traducirse ínte- el día 4 del presente mes, que en el caso de gros, repartirse por toda Francia y quizá por predominar las ideas de Francia respecto á Alarruecos, Alemania haría reconocer en Alalgún país vecino. geciras, como principio general, los derechos Consideramos curiosas algunas ideas que especiales que una nación grande y poderosa muy en síntesis transcribimos. El mejor medio puede tener sobre otra limítrofe y débil como de conservar la paz es la fuerte preparación la sucede hoy á ella con respecto á Holanda y para la guerra. Toda nación que no atiende al tal vez mañana con Austria. Por el contrario, desarrollo de su Marina se condena ella missi son desoídas las pretensiones francesas y ma. Sin Marina es imposible pensar en las coaceptadas las suyas, habrá que tener en cuenta lonias. El que domine los mares será el amo los acuerdos que se adopten para aplicarlos en. de todos. Por no atender á su Marina, Rusia la cuestión de Abisinia y, en general, en todas se preparó el desastre. El verdadero vencedor las ocasiones en que se hayan de invocar ios de los rusos fue el almirante To o. derechos especiales de otras Potencias fuertes o sobre las débiles, claro está que en perjuicio Y, afinando más la puntería, se dijo: Francia no tiene definida la política naval, de las pretensiones que en África y en Asia ni pian terminante de lo que deben ser las es- puedan tener Inglaterra, Francia é Italia. cuadras francesas; el plan acordado en ¡900 j p n bien de iodos, y por la voluntad de tono se cumple; arsenales como el de Bizerta ca dos, muy señaladamente por la de Inrecen de todo; durante tres años parece cerno glaterra, que por sus retos más aún que por si se hubieran suspendido todos los trabajos; los discursos de su representante la ha exprela situación de Francia, bañada por tres mares, sado claramente en estos días, se alejará el pees admirable desde el punto de vista comercial; ligro de una guerra desastrosa y las Potencias pero muy peligrosa militarmente considerada. se pondrán de acuerdo para hacer algo útil y Todas las grandes naciones se preocupan práctico en la cuestión marroquí. más de su Marina; Alemania ha ido elevando Hasta el día, nuestros inteligentes lectores su presupuesto progresivamente cada a. ño; no lo habrán comprendido no se ha hecho nada hace mucho era de 201 millones y hoy se ele-