Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. SÁBADO 10 DE MARZO DE QO 6. PAG. 9. EDICIÓN 2. a nisío, Cipriano, Anecto, Pjblo, Crescente, Víctor, Alelíton y compañeros mártires; Macario, obispo; Doctroveo y Átalo, abades y confesores. La Misa y Oficio divmo son de los Cuarenta Santos Mártires, con rito semidoble y color roio, ó negro, de difuntos. Se gana el Jubileo de las Cuarenta Horas en la parroquia de Nuestra Szñora de) Carmen. Visita de la Corte de Mana. Nuestra Señora del Sagrario, en San Ginés; de la Vida, en Santiago, ó de Loreto, en el Buen Suceso. TIEMPO. Probable: Despejado. La temperatura en Madrid en las últimas veinticuatro horas, ha sido: Máxima, 17 grados. Mínima, 3. Invierno hasta el ai del actual, que empieza la Primavera. ESTRENOS. En la Zarzuela: Za casa de lajuerga. gan á encomendarse á la benevolencia de! Ju- 1 rado. Habla de la situación en que Muñoz Lopera se encuentra, refiere su enfermedad y dice que si se suspendió una vez la vista y ahora pretendía nueva suspensión no Jo hizo por miedo á la Justicia, sino porque temía que su representado no pudiera comparecer ante e) Tribunal que ha de juzgarlo. Afirma que su defendido es una figura decorativa en este juicio (el presidente llama al orden al orador) lamenta Jos extravíos- que á su juicio sufre la opinión pública en esta causa y entra en largas disquisiciones con tal motivo. Hace historia de la vida de Muñoz, refiriendo cómo éste abandona el camino de la honradez y o vida la educación que sus padres le dieron, para dedicarse al vicio del juego y ser dentro de éste un ventajista. El francés ríe á carcajadas á medícta que va hablando el defensor de Lopera. Relata en forma novelesca lo que á su juicio sucedió en Peñaflor, pon endo de relieve! a inocencia de su patrocinado que vio cómo A! dije daba muerte á Mariano Benito Burgos, sin que pudiera evitarlo por su parte. Atribuye la muerte de los cinco jugadores al francés. y dice que Muñoz no hizo otra cosa que llevarlos a huerto para que jugaran y ocultar Jos delitos que su consocio realizaba, sin su consentimiento y sin el previo conckito que supone el fiscal. Afirma que el miedo hízole auxiliar al francés en ej entierro de los cadáveres; pero nie a que tenga participación como autor en los delitos de homicidio; la tiene, sí, añade, en los k hurtos y en la estafa de que fue víctima López Almela, cuya muerte no presenció siquiera mí patrocinado. t Procura destruir las circunstancias agravantes que alegan los acusadores, afirmando enérgicamente que no es posible apreciar la alevosía para Muñoz, pues éste, según el fiscal, iba delante de las víctimas, y por consecuencia, no las mataba á traición. (Explica luego las demás conclusiones de su escrito, y termina pidiendo un veredicto justo. Al terminar su discurso el defensor de Lopera, suspéndese el acto hasta mañana. Muñoz encuéntrase abatidísimo; ha sido preciso trasladarlo inmediatamente á una sala contigua. Mañana hablará el defensor de Aldije. -Mir. I lili ÍI I B 11 LOS CRÍMENES DE PEÑAFLGR VISTA DEL PROCESO Quinta sesión SEVILLA, 5 ION. A N T E S D E LA V I S T A ara evitar la aglomeración de días anteriores, se ha restringido hoy la entrada del público. El francés ha manifestado en el calabozo que daría años de vida porque hablara Muñoz y sostuviera con él un careo. Muéstrase contrariado por la declaración prestada por el hijo del cónsul de España en El vas. Muñoz se encontraba esta mañana mejor de salud; ha estado fumando en el calabozo. A la una menos cuarto, el presidente ordena que entren los procesados para comenzar la vista. CONTINUA EL FISCAL E! fiscal recoge las declaraciones qu prestaron la mujer, el hijo y los criados de Aldíje, concediéndolas poca importancia. D ¡ce que no se propone refutar los hechos uya reheion hizo en su escrito el defensor de Muñoz Lopera, porque no hay dato ni prueba alguna en el sumario ni fuera de él, eme confirme tales hechos. Pasa después á examinar la calificación que hizo en sus conclusiones, demostrando en párrafos elocuentes que existen seis delitos de robo, con ocasión de los cuales resultaron seis homicidios. Expone las circunstancias de agravación que han concurrido, estudiando especialmente la alevosía que en este caso cualifica el asesinato. Recuerda la declaración del Dr. Roquero, que aseguró que un niño puede en un momento de ira producir un daño mayor que el que- ause un adulto sí éste no se halla en igualdad de circunstancias, y deduce que para nada debe tenerse en cuenta la edad, ni la estatura ni las supuestas enfermedades que Aldije padecía. La premeditación es conocida á juicio del fiscal, pues nadie puede negarlo si sabe que se cavaba Ja fosa antes de conducir las víctimas al huerto, y que sz enterraba el cadáver en el lugar preparado al efecto. Explica y defiende, por último, la circunstancia de nocturnidad, porque es evidente que los criminales buscaban la noche de propósito para la comisión de sus tremendos delitos, y termina pidiendo justicia en nombre de las víctimas y rogando al Jurado, por si las defensas lograran convencerle, un veredicto con arreglo á su conciencia. -El informe del fiscal ha producido excelente impresión; frío, duro, razonador, ha estudiado con detenimiento los hechos, analizando para destruirla luego con la fuerza de la lógica toda la prueba practicada. La sencillez de su oratoria, sus argumentos basados en la convicción que de la culpabilidad de los procesados adquirió al instruir el sumario y la seguridad, sobre todo, de que nadie ha de negar sus afirmaciones, pues se fundan única y exclusivamente en la prueba practicada en el juicio, hicieron que el informe del representante de la ley convenciera, llegara á la conciencia del auditorio v lo domínase per y completo. El fiscal fue muy felicitado. P LA ACUSACIÓN PRIVADA JD. Federico Herrero comienza su informe solicitando benevolencia, porque la empresa que acomete es superior á sus fuerzas. Refiere los hechos relativos á la muerte de Rejano, cuya viuda, dice, ha sido el instrumento de que Ja Providencia se ha valido para que estos crímenes no quedaran impunes La viuda de Rejano, que se halla en el público, llora amargamente. Insiste en los argumentos del fiscal, y añade que, por si no fuera bastante la prueba practicada, hay un dato elocuentísimo que demuestra el concierto de Aldije y Muñoz para la realización de sus crímenes, y es, que la noche que el francés fugóse de Peñaflor, dejó en su casa 1.000 pesetas en billetes, algunos de! a emisión de 1900, y por fas manifestaciones del testigo Quintana y por otros detalles, sábese que este último ujeto entregó á Rejano una cantidad en la que figuraban billetes de Ja emisión citada, y algunos con el busto de Cabarrús, que se encontraron en poder de Lopera. Refiere el modo que Aldije y Lopera empleaban para matar á sus víctimas, y añade qu éstas eran conducidas en una escalera, que se halló manchada de sangre en uno de los rincones del huerto del francés. Explica la calificación que hizo de su escrito de los hechos; defiende las circunstancias modificativas que han concurrido, y termina con un párrafo brillaate pidiendo un veredicto de culpabilidad. Al acabar su informe el acusador privado, se suspende Ja sesión por unos minutos. DURANTE EL DESCANSO Al suspenderse el juicio levántase el público y se aproxima á los procesados. Aldije, que no ha hecho tanto gesto durante el informe del acusador como hizo cuando habló el fiscal, muéstrase algo abatido, aunque se advierte que hace esfuerzos por disimularlo. Algunos espectadores pidenle autógrafos y con un lápiz escribe en tarjetas y cuartillas cuanto se le ocurre, que es bien poco. Después saca la petaca y ofrece cigarrillos á los que se hallaban más cera. Muñoz Lopera continúa en e! mismo estado, indiferente, al parecer, á cuanto le rodea. Los letrados que asisten á la vista comentan favorablemente los informes de la acusaciones, revelándose en todos gran curiosidad ante el que dentro de pocos momentos va á pronunciar el defensor de Muñoz, La viuda de Rejano, que como antes he dicho, asiste á las sesiones del juicio oral, ha sufrido un síncope que íja durado un cuarto de hora. Sus hijos, asustados, han roto á llorar, rodeando el cuerpo de su madre; la escena impresionó profundamente á cuantos la presenciamos. EL DEFENSOR DE MUÑOZ A las dos y media reanúdase la sesión. El presidente concede Ja palabra al defensor de Muñoz Lopera, á r Andreu. Este comienza su discurso pidiendo clemencia para su defendido, pues aunque nunca ha solicitado de Jos Tribunales más que justicia, ahora comprende que Jas circunstancias le obli- DE BARCELONA POR TELÉFONO VIERNES, 9 í I T o dz Lerroux. Los republicanos adictos á Lerroux proyectan hacerle un gran recibimiento. Han pedido permiso al gobernador para celebrar una manifestación monstruo, el cual Jes ha dicho que la autorizará si en ella se observa orden. La Publicidad de hoy publica una lacónica nota, dando cuenta del cese en su dirección de Lerroux. Irrisión confirmada. Se ha confirmado el auto de prisión en contra de la madre de Benedicto González, el matador de Ja bailarina Conesa, pues distintos indicios permiten asegurar que fuá la instigadora del crimen. -Benet. L Los cuarteles de EJ Ferrol POR TELÉGRAFO perrol, 9, 2 t. Con objeto de inspeccionar el alojamiento de las fuerzas del regimiento de Zamora, ha llegado á esta ciudad el capitán general de Ja región, que fue recibido por las autoridades de Marina y del Ejército y el Ayuntamiento.