Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 9 DE MARZO DE 1906. PAG. u. MDlC 1O N 2. eme siejiteu idénticas aspiraciones y los a ¿az ocupan altas graduaciones. Lee una carta del general Weyler, cuando estaba en Cuba, paiticipando ai ministro de la Guerra que allí se había hecho una política poco moral; que un contrato de muías se hizo por influencia de lina bailarina, y que en el hospital de Güines llegaron á figurar 75.000 raciones que no existieron, y, sin embargo, se cobraion. Hl general Weyler decía que esa carta se quemara; pero, por casualidad, la tengo yo. Recuerda las acusaciones que contra los generales Jiménez Castellanos y Ordóñez formuló el Capitán Verdades, quien ahora está aquí y permanece mudo. (Eí Sr. tlrquia pide la palabra. Es más, eí cékbre publicista francés Gustavo Lebon, en su obra Psicología del socialismo, dice que el g: nera? Weyler pudo depositar, durante su mando, en ei Banco de Londres, de 12 á 5 mülo? seb de francos... El Sr. ARM 1 ÑAN: Eso no es exacto. El Sr. PRESIDENTE: No es muy digno de encomio recoger lo que digan nuestros enemigos, y más de quien no puede aquí responder de ello. El Sr. SOR 1 ÁNO termina insistiendo en que el Ejército es enemigo de los políticos y afirmando que no desea que se le encargue del castigo de determinados dciifos. El Sr. MORET: Pareció que S. S. quería atacarme rudamente, y ese ataque no he podido verle, pues Jo que pensaba entonces respecto á la autonomía lo pienso hoy, y por lo tanto y sólo porque no he varijdo, he traído un proyecto de autonomía municipal. En cuanto á la seguida parte de su discurso, si por tal puede tenerse el del Sr. Soriano, he de decirle muy pocas palabras, y son que venir aquí á recoger inji rjas lanzadas por quien no ha de sostenerlas en este Parlamanto, envuelve un gravísimo dilema. O S. S. Sr. Soriano, las hace suyas ó ha debido callarse. No se encoja de hombros S. S. q ie ó retira esa infame calumnia lanzada por no sé quién, ó la hace en el acto suya. (Aplausos en la mayor a. El señor PRESIDENTE: Ya llamé la atención del orador acerca de ellas, y sus palabras no constarán en el Diario de Sesiones, pues supongo que 3 as dará por retiradas. El Sr. SORJAN O: Ya hablaré yo. El Sr. MORET: No tolero que S. S. me interrumpa cuando yo hablo, pues no merece más respetos quien trae aquí calumnias infames que pugnan con la dignidad del Parlamento. Aquí y en todas partes se han discutido Jas guerras coloniales, porque siempre hay Gobiernos responsables que aceptan los debates en debida forma. Pero el discurso de S. S. es incontestable, porque no podesnos gastar el tiempo en fantasmagorías. El Sr. SOR 5 ANO: No son fantasmagorías, sino hechos, y si S. S. acepta que se abra una información acerca de las guerras, yo acudiré á ella. En cuanto á su actitud de hoy al no querer discutir, y Ja mía, el país juzgará. EÍ señor ministro de la GUERRA: Me llamó el Sr. Soriano en sesiones anteriores ó César ó nada, y yo deseo que aceptemos un término medio, ó sea quedarme siendo ministro de la Guerra. Sí el señor Soriano no se enfadara le daría un consejo, y es que si piensa examinarse de Historia contemporánea lo deje para Septiembre. (Risas. Nunca los militares han llevado ni pretendido llevar álos Gobiernos el imperio déla fuerza, ni aun ocupando la presidencia, cosí en que yo jamás he pensado. S ¡eso no lo hizo Narváez, ¿cómo lo iba á hacer yo, demócrata de toda mi vida? El Sr SOR! ANO: Ya pareció aquello. El señor PRESí DENTE: No interrumpa S. S. El señor ministro de la GUERRA: Déjele, que VtrOs ruidos más graves no me han perturbado. En cuanto á que fui lo que fui, debo advertir que entonces estuve allí dignamente como aquí, siempre demócrata. En cuanto á lo del charco de sangre, sin duda S S. no lo recuerda bien, porque entonces tal vez estuviera en La Época. Algo ha hablado también el Sr. Soriano del proyecto de jurisdicciones y de dificultades respecto al mismo en cj seno del Gobierno. Esas discrepancias es verdad que existieron, pero ya han desaparecido. (Exírañeza. En c: í mTo ÍI! punto principé, ó sea las conse uenc ¡as de ías guerras coloniales, el genera! Suá- rez Inclán y otros tendrán prueba de que han pedido esa misma depuración de hechos. Aquí el único que puede levantar la cabeza es el pueblo, ese que no tenía 6.000 reales y fue á dar su sangre. (Aplausos en les republicanos. Los demás, políticos, generales, Prensa, todos hemos pecado por igual. (Nuevos aplausos en los republicanos. Yo soy partidario de que se nombre una comisión mixta que depure lo ocurrido, en la que figuren senadores y diputados. (Muy bien en parre de la Cámara. El Sr. SORIANO felicita a! general Luque por sus manifestaciones. El Sr. URQU 5 A: Puesto que tal vez se nombre una Comisión, no creo pertinente el momento actual para recoger las alusiones de que he sido objeto. El general SUAREZ 1 NCLAN recuerda y lee Ja proposición presentada por el Sr. Soí y Ortega, firmada por los Sres. Canalejas, Aznar, Suarez Inclán y otros, pidiendo hace años el nombramiento de una Comisión mixta. Se acuerda pasar á otro punto. LAS JURISDICCIONES DE SOCIEDAD Se anuncian, para después de pasada la Cuaresma, grandes fiestas que se celebrarán en varias aristocráticas moradas. La primera de ellas parece que ha de ser uit baile con que festejará á sus amigos la bella marquesa de San Miguel de Híjar, para cuyo objeto están realizándose importantes reformas en sus salones, con ¡as que han ganado en confort y en elegancia. La marquesa de Squilache dará cuatro bai- les en recompensa de los que por causas fortuitas se ha visto obligada á suspender hasta ahora. Otros dos bailes se verificarán en los salones de los marqueses de Aguiar y de la duquesita de Noblejas, y, finalmente, se celebrará para la época antes dicha el anunciado baile de los condes de Peña! ver. Ayer noche, en el expreso de Francia, salió con dirección á París la bella Srta. Loló Castillo. A la estación acudieron á despedir á la encantadora viajera muchas distinguidas personas que sienten unánimemente la marcha de esta elegante señorita, cuya hermosura ha causado general admiración. Continúa Ja discusión del proyecto de ley del Senado relativo á Jas jurisdicciones. Se acepta una enmienda del Sr. LATORRE al artículo 5.o Apoya el Sr. SUAREZ INCLÁN (D. J. otra enmienda el mismo artículo. En un elocuente discurso pide que se restaLa marquesa de Henestrosa profesara en blezca el art. 7.0 de! Código de Justicia militar en breve en un convento de Vitoria. toda su integridad. En San Sebastián ha sido recibida por Sa El general SUAREZ INCLÁN retira la enMajestad la Reina en audiencia de despedida. mienda. Le contesta el ministro de Ja GUERRA y sus Hoy, San Gregorio, celebran su santo los palabras provocan grandes protestas en los repuSres. Muñiz, Bergaza, Montesinos, Pero y blicanos. Caro y Garcerán. El Sr. PEROJO, que consume el primer turno en contra del art. 5. lo combate rudamente. La señora de Maura se encuentra en VallaAI establecer un parangón entre la situación de dolid, donde pasará una temporada. Cuba antes de declararse independiente y la de Cataluña, protestan los Sres. Moret, Maestre y En Sevilla ha fallecido, á la avanzada edad otros dip. itados de Ja mayoría y aplauden los republicanos, catalanistas y muchos conservadores. de noventa años, la distinguida señora doña Sabina Alvear y Ward, tía de la condesa de (El Sr. Canalejas logra á fuerza de campanillaAguiar y de! conde de Corteña. zos que no interrumpan al orador. Pide libertad para la Prensa, sin perjuicio de En! a iglesia parroquial de Santa Cruz se que cuando ésta se desmande, sea castigada con la verificó ayer tarde la interesante ceremonia de energía que requiera el caso. El orador es muy felicitado y aplaudido por mu- recibir el sacramento del bautismo el joven chos diputados que acuden á su escaño, siendo ne- japonés Tetsukuke Tarama, de veinticuatro, cesario que el Presidente restablezca el orden años de edad. para que se escuche al Sr. RODRIGHEZ DE LA Ofició el provisor de esta diócesis, siendo BORBOLLA, que contesta al Sr. Perojo. padrinos D Manuel Carrera y la esposa de Intervienen los Sres. RUSIÑOL, BERTRÁN nuestro estimado amigo D Telesforo de la Y MUS 1 TU, el ministro de GRACIA Y JUSTIGarma. CIA y el Sr. JUNOY. El catecúmeno recibió los nombres de Juan Requerido este último por el Sr. Canalejas, anuncia una interpelación al ministro de Gracia y Manuel, habiéndole i n s t r u i d o debidamente Justicia, que éste acepta. para su conversión el docto coadjutor de la referida parroquia D Antonio Martín. A las ocho y media se levanta la sesión. El Sr. Tetsukuke Tarama ingresará en breve en la carrera diplomática. LOS CRÍMENES DE PEÑAFLOR VISTA DEL PROCESO SEVILLA, 8 T Cuarta sesión TNurante la mañana de hoy observóse algu na agravación en el estado de Muñoz Lopera. El médico que, como ya hemos dicho, le asiste solícitamente desde hace tiempo, advirtió que tenía 5o pulsaciones por minuto, y procuró reanimarle con algunos medicamentos. Diósele también una taza de caldo y una copa de Jerez que le repusieron visiblemente. Aidije parecía haber perdido la serenidad de que alardeaba estos días anteriores, pues se mostraba excitadísimo; tenía joo pulsaciones por minuto. Hoy se han dado órdenes estrechísimas á fin de evitar que el público se aglomere en la Sala, como ayer ocurrió: debido á esto, un grupo numeroso, que no ha podido entrar en el loe 1 permanece á Ja puerta de la cárcel. A la una en punto declara el presidente abierta la sesión y continúa la práctica de las pruebas propuestas por las partes en sus escritos de calificación. TESTIGOS DE LAS DEFENSAS El primer testigo de los propuestos por las defensas es Francisco Fernández, juez municipal que era de Peñaflor en la época del descubrimiento de los crímenes. Niega que sea cierta la declaración de Víctor Aldíje en lo que á las autoridades se refiere, pues á pesar de lo que aquél expuso al Tribunal, no fue presentado ei Trances al pueblo desde el balcón del Ayuntamiento, ni dijo nadie