Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 9 DE MARZO DE 1906, PAG, n EDICIÓN 1. Apuntamiento, y muchos de eüos viejos de toda vejez, como que proceden, según se dice, de la piedra del cuartel de San Gil que ahora están derribando. La cantidad de adoquines viejos se eleva á unos tres ó cuatro carros. Y en esta recepción, como en todas las demás, la comisión del Ensanche debió brillar por su lusencia, y esto es lo mejor que se puede asegurar de ella. la Comisión. Se reúne tratar de estos dos asunte; se reunió Para ayer á las once de la mañana la comisión del Ensanche, bajo la presidencia del alcalde, y estuvo reunida hasta después de la una. Según nos han dicho, se acordó, claro es, no recibir la piedra partida silícea y el pedernal de referencia y no hacer más contratos- da material con ese contratista, que trataba de dar gato por liebre; nombrar una subcomisión para formar el oportuno expediente, ya iniciado por el Sr. Gayo, y hacer averiguaciones para ver si han llegado á consumarse en otras ocasiones hechos como el de que ahora se trata. Respecto de los adoquines viejos, se ha acordado enviar unos de ellos al Laboratorio municipal para que lo examine y dictamine dicho centro acerca de la mejor ó peor calidad con relación á los nuevos y que determina el pliego de condiciones. De todos modos, que sean mejores ó peores los adoquines viejos, es de suponer que el alcalde proceda con dureza y castigue sin contemplaciones á los culpables. 1 a noticia de las denuncias. Un semanario socialista se queja de que los periódicos no hayan dicho nada acerca de los hechos narrados. Por lo que respecta á A B C diremos que como no tiene ningún concejal en la casa, no puede informarse de ciertas noticias, cuya publicidad no suele convenir, siquiera sea por el escándalo que entrañan. A B C iba á ocuparse del asunto, porque atgo le indicó un compañero del Sr. Iglesias y redactor de un popular diario de la noche. Por lo demás, A B C n i denuncia ni oculta. No es esa su misión, sino la de informar al público de todo lo que ocurra. Y eso lo ha hecho, lo hace y lo hará. En nombre de ia Comisión le contesta el señor ANTEQUERA. Rectifica el Sr. LABRA é insiste en que apoya la idea fundamental del proyecto. El Sr. ANTEQUERA rectifica también. Interviene en la discusión el ministro de la GOBERNACIÓN y explica las razones que ha tenido para presentar el proyecto que se debate. Lee la definición de la palabra salario en el Diccionario de la Academia Española. Manifiesta que la ley presentada no encierra privilegio para clase determinada, sino que incluye á todos los que, jornaleros ó no, perciban un salario ó haber de diez reales como máximum. El Sr. LABRA contesta al ministro y expone la defensa que ha hecho de las clases proletarias en el Instituto de Reformas socialzs, repitiendo que no cree en la necesidad de hacer leyes especiales para una clase determinada. Y sostiene que con esa ley no se podrá embargar á nadie que no demuestre que cobra una renta. El Sr. RODRÍGUEZ SAN PEDKO interviene en el debate. Censura que el proyecto haya sido presentado por el ministro de la Gobernación en vez de serlo por el de Gracia y Justicia, puesto que afecta á la ley de Enjuiciamiento civil. Cree que con la excepción que se establece en favor del obrero en la ley le perjudicará, porque nadie querrá prestarle al fiado. El ministro de la GOBERNACIÓN extraña que censure el Sr. Rodríguez San Pedro el hecho de haber sido aquél y no el de Gracia y Justicia el que haya presentado el proyecto, cuando en el Congreso no ha ocurrido así, aun habiendo personalidades como los Sres. Maura y Azcárate aue son de la Comisión de Códigos. Dice que podría ser perjudicial al obrero esta ley, pero sólo al principio, porque luego lo que hará será educar al obrero, que en España está muy necesitado de ello. Rectifica el Sr. RODRÍGUEZ SAN PEDRO, insistiendo en sus manifestaciones y razonamientos. El Sr. RU 1 Z DE VELASCO, de la Comisión, contesta al Sr. Rodríguez San Pedro. Vuelve á rectificar el Sr. RODRÍGUEZ SAN PEDRO, y lo hace también el Sr. RU 1 Z DE VELASCO. El ministro de la GOBERNACIÓN recoge las indicaciones hechas por el Sr. Rodríguez San Pedro. Interviene en la discusión el marqués de AGUÍLAR DE CAMPOO, y afirma que procede una modificación al art. í. porque aplicándoles la ley, embargando la quinta parte del salario á los que disfruten de dos pesetas y media hasta tres y dieciséis céntimos, resultan éstos perjudicados; es decir, que el salario queda reducido á menos de dos pesetas. El ministro lo encuentra aceptable y la Comisión acuerda retirar el dictamen para redactar de nuevo los artículos. Se da cuenta del despacho ordinario, y fijado el orden del día para hoy se levanta la sesión las siete y cuarto. Rectifica el conde de ROMANONES é interviene el Sr. LA CHICA. Formulan varios ruegos los Sres. GASSET (D. F. AVALOS y POVEDA. INTERPELACIÓN DE SORIANO La Cámara está muy animada. El Sr. Moret en tra en el salón y toma asiento en el banco azul. El Sr. SORIANO hace uso de la palabra par? explanar la interpelación acerca de la política del ministro déla Guerra. Explica las razones que le han obligado á aplazarla hasta el día de hoy. Dedica un afectuoso y sentido recuerdo al señor Romero Robledo; señalando el enlutado es caño que ocupó en vida el insigne político, dice que no sólo ha desaparecido una gran figura, sino que ha muerto el espíritu parlamentario. Afirma que nos hallamos en plena crisis lepublicana, y dice que en estos días el Parlamento es la negación de la voz y de la conciencia nacional. Todos son pasteles, exclama, y esto ya no es Congreso, esto es una gran cocina nacional en que los labios de la mayoría se juntan para saborear los exquisitos platos que les ofrecen sus ilustres reposteros Dirigiéndose al presidente del Consejo, dice que es el mismo Moret voluble de los tiempos de la Revolución, que sólo ha logrado quedar mal con todo el mundo: con el Ejército, con la jurisdicción civil, con el Sr. García Prieto, con el general Luque y hasta con el conde de Romanones. (Risas. El Sr. Moret es un Maura en chico, y doy á entender con esto que yo admiro al Maura grande y á los conservadores, á quienes considero más cuando están en la oposición, porque no me molestan. (Risas. Refiriéndose al general Luque, dice que ni coma militar, ni como político, ni como parlamentario, tiene autoridad para venir á imponer an gran sa orificio al partido gobernante. Recuerda frases y discursos del Sr. Moret en que éste dirigía censuras contra el Ejército Dice al general Luque que le es simpático por su modestia y su sinceridad, lamentando en cambio su triste historia y recuérdale sus compañeros de conspiración muertos entre charcos de sangre al grito de ¡viva la República mientras que el general ha obtenido como recompensa á toda una historia de actos de indisciplina, de reuniones en las logias masónicas y de desbordamientos revolucionarios, la cartera de Guerra. Después de relatar su historia militar, en la que hay varios hechos di indisciplina, dícele que es vergonzoso é inaudito lo que ahora ocurre, pues viene á representar vergonzoso eh palacio, en aquel mismo palacio de Oriente; del cual ha escrito tanto y tan mal el general Luque en sus moer dades. jNo tendremos un Gran Capitán delante, pero sí tendremos un Julio César, y adjudicóle este título por el sinnúmero de Comsntartos que el antiguo republicano ha escrito durante su vida. A este propósito lee varios párrafos de sus artículos militares, opuestos todos á las ideas que ahora defiende como ministro, pues en uno de ellos criticaba con vehemencia y pedía que desapareciese el Código de Justicia militar. (La Cámara escucha con gran interés y en medio de un silencio profundo la terrible catílínaria. Protesta de que una clase de la sociedad, porque vista un uniforme especial, quiera imponerse al Estado y á las demás clases, del mismo modo que protesta de que quieran hacer lo mismo los que visten sotana Consciente ó inconscientemente estáis jugando con el más alto prestigio de la nación, que es el Ejército. y Recuerda la conferencia que en tarde pasadas dio en el Círculo militar el co onel Sr. Villegas, en la cual un numeroso público de militares aplaudió al orador, cuando éste decía que el Ejército no debía ejercer funciones judiciales ni policíacas. Dice que el Ejército no quiere estar tampoco á merced de ciertas aspiraciones generalescas que llevan consigo fines individuales, y afirma que el Ejército es y ha sido liberal siempre, sin que logren contaminarle las predicaciones clericales. El Ejército español no puede ser cómplice de algunos elementos del mismo Ejército que en unión de algunos gobernantes fueron causa de aue se perdieran las colonias. (La Cámara acuerda prorrogar las horas destinadas á preguntas. Establece una separación entre el soldado y la SENADO SESIÓN DEL DÍA 8 DE MARZO DE 1 9 0 6 C e abre Ja sesión á las cuatro y cinco minutos, bajo la presidencia del Sr. López Domínguez. Se lee y aprueba el acta de la sesión anterior. El conde de CASA- VALENCIA hace un ruego sin interés. ORDEN DEL DÍA CONGRESO SESIÓN DEL DÍA 8 DB MARZO DE JQO 6 Se da lectura del dictamen de la Comisión mixta cerca del proyecto de ley concediendo la subvención á las obras de canalización y riegos del Ebro, y queda admitido sin discusión. Queda aprobada sin debate la concesión del bronce necesario para la estatua que se ha de erigir en Castellón al pintor Ribalta. Después de algunas observaciones hechas por el Sr. Allendesalazar, es aprobado el proyecto de ley acerca de la forma de remuneración é inversión de los honorarios por servicio de sanidad interior. Queda sobre la mesa para votación definitiva. Es puesto á discusión el dictamen sobre el proyecto de ley pidiendo excepción de los embargos en los salarios. El Sr. LABRA consume primer turno en contra. Se muestra conforme etr principio en que no se pueda embargar el salario del obrero, cuyo jornal sea de 10 reales como máximum; pero no acepta jue esto pueda constituir privilegio de clase determinada, y por ello pide que sea aclarado el dictamen. A bierta la sesión ál s tres y veinte, el Sr. RU SIÑOL lee un telegrama de Barcelona oponiéndose al proyecto de jurisdicciones. El Sr. SILVELAhace al Gobierno una pregunta, á la cual contesta el ministro de FOMENTO, relacionada con las líneas de navegación entre España y América. Después de una pregunta del marqués de CAÑADA HONDA, el Sr. NOUGUES censura la conducta del gobernador de Granada por haber disuelto un grupo de obreros que gritaban: ¡Viva la moralidad! jViva el conde de Romanones! por haber éste resuelto en justicia un expediente electoral; proclama el buen nombre del empleado de Gobernación Sr. Loriga Alvareda, y califica de infamias ciertas especies que en desprestigio suyo se ha venido. Le contesta el conde de ROMANONES. Preg- mta el Sr. NOUGUÉS si han sido anuladas las elecciones de Granada. El ministro de la GOBERNACIÓN contesta que aún no, aunque no sabe si lo serán. El Sr. SORI ANO anuncia al ministro que terciará en el asunto cuando el Gobierno acepte una interpelación sol re él. k