Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 9 DE MARZO DE roo 6. PAG. 4. EDICIÓN i. LA CRISIS AGRARIA 1 a crisis agraria reviste por momentos carac teres más graves. Las obras comenzadas apenas si sirven para dar trabajo á una pequeñísima parte de los que lo solicitan; los Municipios han agotado sus recursos; los propietarios, que ba ¡o! a presión de! miedo hjn cooperado en el auxilio que demandaba la clase trabajadora, van cambiando de actitud á medida que se aleja la solución que supusieron próx ma, y para colmo de males, la pertinaz sequía agosta los campos y amenaza destruir las venideras cosechas. He aquí ahora la triste prueba de Jo que decimos: El alcaide de Torrevieja telegrafió ayer ai ministro de Fomento manifestándole que a situación por que atraviesa el pueblo no puede ser más grave. Los obreros, cansados de esperar socorros que no llegan, demandan trabajo y pan, amenazando con un motín que seguramente no tardará en estallar. En Creviliente, según comunica el alcalde, presentáronse í. oco obreros ante el Ayuntamiento en demanda de trabajo. Ahora b en: como el Municipio ni los mayores contribuyentes tienen ya recursos con los cuales poder auxiliar á ios trabajadores, éstos se hallan en actitud hostil, precursora de muchos conflictos. Dicha autoridad pide, para evitar que esto Ocurra, que se acuerde ¡a construcción de siete kilómetros de camino entre CreviUente y Hondón de las Nieves. En Málaga, 2.000 obreros levantiscos se han presentado ante el edificio del Ayuntamiento en demanda de trabajo. El alcalde hizo subir á una comisión á su despacho, y dispuso que en el acto fueran colocados 200; al saber esto los que no obtuvieron trabajo, comenzaron á protestar, determinando con su actitud ia intervención de la fuerza pública, que los disolvió. El gobernador, de acuerdo con 1o s particulares y algunas corporaciones, ha dispuesco que se repaitan á los obreros mil raciones de rancho durante varios días. En previsión de desórdenes ha pedido aquella autoridad fuerzas de caballería á Sevilla y Granada. Otro telegrama de la Asociación de Amigos del País, de ¡a misma provincia, pide con urgencia la aprobación de ¡as obras de ia carretera de Olías á Horje, pues con esto obtendrán trabajo los obreros que lo solicitan en ios pueblos comprendidos en el trayecto mencionado, y que, según el telegrama á que aludimos, se hallan en la más espantosa miseria. En Arcos (Cádiz) témense desórdenes inmediatos por haberse terminado las obras donde trabajaba un considerable número de obreros. El gobernador de Sevilla ha telegrafiado al ministro de Fomento significándole su agradecimiento por las cantidades últimamente remitidas, pues gracias á ellas podrá construirse Jos caminos vecinales de Ecija á Posadas y á Lantejuela, y dar ocupación á obreros de los pueblos de Pedrera, Corrales y otros cuya situación es angustiosa por efecto de la crisis agraria. de prisa se apresuró á recibir al candidato madrugador, que desde luego acreditaba ser hombre de gran actividad. Al verle sufrieron algún desencanto sus ilusiones, pues e ¡interesado calzaba alpargatas, vestía una blusa corta de asistente y abrigaba sus sienes con sendas persianas chulapescas. ¿Usted viene por e) anuncio del joven de cierta instrucción? ¡A ver! ¿De modo que usted ia posee? -Como poseer... no conozco más que la del arma de Infantería. -Entonces, ¿á qué viene usted? ¡A decirle á su raercé que lo que es á mí primero me hacen polvo que encargarme de acompañar criaturas! liaa cosa por el estilo viene á sucederle hoy al modesto cronista cou el respetable público: que tiene que madrugar y presentarse ío antes posible á decirle que lo que es esta semana, primero le hacen polvo que obügarle á referir ni comentar sucesos alegres ni divertidos. con erecto, a joven se asoma y se tora cíe cabeza á la calle. Espera usted á la alegre y bella modistilla i la puerta de su casa y ve usted que la sacan con un tiro en el pecho que se acaba de disparar. ¡Y aquí se ahogan unos que van de fiesta en una barca, y allá se aplastan otros que están orando en una capilla que se derrumba... Y coge usted los periódicos para ver lo que ocurre por esos mundos, y ponen carne de gallina los epígrafes de los telegramas. ¡No hay modo de que un cronista sincero llene unas cuartillas con cuatro ligeras vaciedades! 1 f n solo acontecimiento parecía próspero, interesante y poético inclusive: Ha nacido una niña con dos corazones. Cuantos románticos Tenorios aspiran á conquistar un corazón femenino, consideraban á esta criatura como el verdadero ideal. Una mujer que nos amara con dos corazones á la vez. ¿Qué egoísta no se sentía conmovido ante la idea de ser el feliz esposo de una mujer así? Pero, ¡oh desencanto! se ha descubierto que la niña de los dos corazones tenía también dos estómagos. CARLOS LUIS I E CUENCA GACETILLA RIMADA. VI COPLAS DEL VIERNES I Ya el sol de la primavera penetró por mis balcones! jYa gritan por esas calles: sJ equesón de Mtraflores! Ya, temblando sobre un burro, pasan los jeramos dobles, y en acacias y en almendros se van hinchando los brotes! ¡Ya está aquí la primavera, estación de desazones, en que el hombre pide toros y la mujer pide amores! Yo al ver llegar estos días reniego de mis canciones, y colgando de un clavito la lira con sus acordes, me marcho hacia la Moncloa me tumbo en unos desmontes (que allí detrás de la cárcel levantan su parda mole) y bañado en so! mi cuerp y ¿girando al horizonte, me olvido por unas horas de lo que pasa en el orbe... ¿Qué es política? Lo ignoro, ¿Y Gobierno? Soy un zote. A raí que no me hablen de eso hasta que venga la noche Yo, viendo el sol, me pregunto ¿Cómo habrá ciertos señores que con este ambiente tibie, se dirijan á las Cortes para presentar enmiendas ó elegir las comisiones? ¿Cómo, con un sol tan ric habrá quien en serio tome si al cabo se marcha Luque, si se queda Romanones si Nocedal dice chistes ó si da Salmerón voces? En estas tardes templadas, de aromas y de colores, ¿qué quiere decir JffusttUt ¿Y Jlüx? ¿Es nombre ó es motel ¿Y proyecto? ¿Y aranceles? ¿Quién esas frases conoce? Mientras el sol no se oculte y queden unos piñones y dos piedras reluciente para irlos cascando, á golpes ya puede venir la crisis y hasta los conservadores Todo lo que ha visto, todo le que ha escuchado y todo lo que ha ¡eído es triste, fúnebre ó criminal, por! o menos. Quiere usted sustraerse á! a impresión macabra de! os crímenes de! Huerto del Francés, y olvidar el muñeco, y los restos horripilantes de los desenterrados, y e! aspecto del acusado agonizante, y el del otro sonriente que quizá es más repulsivo, y acude usred á lo más ¡nocente y más alegre de la vida, que es un festival infantil y se encuentra usted con que aquello es un valle de lágrimas. Toma usted un tranvía para huir de tan triste espectáculo y pasa usted por encima de otra criatura. Se marcha usted consternado y quiere distraerse con los deportes y se encuentra con que el tito de pichón se complica con un tiro á un niño. COSAS que un caballero publicó en los pe riódicos un anuncio que sobre poco más ó menos venía á decir: Se necesita un joven de cierta instrucción para acompañar y educar á unos niños. No hacía media hora que habían salido los diarios de la mañana cuando avisaron al cabo- Ilero que un sujeto deseaba hablarle acerca del referido aruncio, y levantándose y vistiéndose Sigue usted á una muchacha guapa hasta su casa y espera usted á que se asome al balcón y,