Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 8 D E MARZO D E 1906. PAG. 16. EDICIÓN i. El lunes se declaró un fuerte incendio en un molino de aceite establecido en el pueblo de Anchuelos. El fuego duró tres horas y fue sofocado por la Guardia civil y por el vecindario. Se calculan las perdidas en 5oo pesetas. A tropello. Un coche particular atropello ayer en la calle del Barquillo á Estrella Méndez, causándola contusiones en la cabeza, de pronóstico reservado, que le fueron curadas en la Casa de Socorro respectiva. que se había de celebrar el día 15 se ha aplatado hasta el día 20. tro que cae, Ha sido puesto á disposición del Juzga, 4o un sujeto llamado Pablo Sánchez, que desele la cárcel, donde se hallaba cumpliendo quincena, preparaba timos á los extranjeros por el procedimiento del entierro, en complicidad con la joven Consuelo, que fue detenida el día anterior. BANCO ESPAÑOL OE CRÉDITO Domicilio social: PASEO DE RECOLETOS, 17 Despacho auxiliar: CAVA ALTA, número 1 CAPITAL COMPLETAMENTE DESEMBOLSADO O 20 MIIXONES DE PESETAS Sucursal en París: 69, RUÉ DE LA VICT 01 BE Agencia en la Coruna: CALLE REAL, NÚMERO 10 El BANCO ESPAÑOL D E C R É D I T O recibe cantidades en cuentas corrientes de depósito. Las cuentas corrientes pagaderas: A la vista producen. uno por ciento de interés A ocho días vista uno y medio id. id. A un mes dos id. id. A tres meses. dos y medio id. id. A 6 meses tres id. id. El BANCO ESPAÑOL DE C R É D I T O se encarga ae cumplimentar cuantas órdenes de Bolsa se le confíen, en condiciones sumamente ventajosas. Anticipa en cualquier momento el importe de los cupones de valores públicos. Anticipa el importe de! os cupones de valores industriales desde que se anuncia oficialmente su pago. El BANCO ESPAÑOL DE C R É D I T O realiza además todas las operaciones ordinarias de banca, tales como descuentos y cobros de efectos comerciales, emisión de cheques, compra y venta de monedas extranjeras, expedición de cartas de crédito para viajes, depósitos de valore y anticipo de cantidades con garantía de los mismos. El BANCO ESPAÑOL D E C R É D I T O ha estabiecido un servicio de cajas de seguridad para la custodia de valores, alhajas, papeles de interés, etc. que tiene á disposición del público, siendo muy módica la tarifa de alquiler d dichas cajas. Obrera muerto. Ayer- á primera hora de la tarde, se encontraba el albañil Domingo Arráez revoTO ateros sorprendidos. cando la pared del patio de una casa en cons El dueño de la cochera de la calle del trucción, sita en la avenida de la Plaza de Gobernador, núm. 20, sorprendió dentro de Toros. dicho establecimiento al ratero José Méndez, Tuvo la desgracia de perder el equilibrio y alias Macaco, en el momento de estar robando cayó al suelo desde el andamio, que estaba co- varios objetos que entregaba á un sujeto que locado i una altura de treinta metros. se dio á la fuga. Fue conducido en estado gravísimo a la CaFlorentina Díaz, mechera conocida por ¡la sa de Socorro sucursal de la de Buenavista, Morucha, fue también sorprendida ayer cuandonde le apreciaron las fracturas de la clavícu do sustraía en la calle de Jacometrezo, á Mala, cuatro costillas, la tibia y el peroné del lado ría Suárez Sierra, 19 pesetas que llevaba enderecho, y conmoción cerebral. vueltas en un pañuelo, dentro de un bolsillo Trasladado a! hospital de la Princesa, falle- del vest: d ció á 1 Q %OO COS momentos de ingresar. Z artera robada. Al tomar ayer el tranvía de la estación del Norte D Manuel Ensulve Triviño le sustrajeron del bolsillo interior de la americana la cartera, donde llevaba i 5 pesetas y varios do- cumentos. 1 ncendios. EHFEBMEDADES BE US yUS UBiHABIAS CLÍNICA DEL DR. GONZÁLEZ OSSORIO, CONSULTA DIARIA, DE i á 4. ECONÓMICAS PARA LOS OBREROS, DE 7 á 8. Por fuerte y crónica que sea, se cura ó se alivia siempre con las PASTILLAS del DR. ANDREÜ. NO SE DEVUELVEN LOS ORIGINALES IMPRENTA Y ESTEREOTIPIA DE A B C En! a calle de Toledo, núm. 42, se produjo ayer un incendio, que fue sofocado á los pocos momentos de iniciarse. ARGENSOLA, 19, PRAL. DCHA. MADRID 4- Ó BIBLIOTECA DE A B CJ RAMUNCHa rusdo da idea de 1 a fuerza aespiegaaa en ei ejercicio. La pelota, furiosamente movida por brazos jóvenes y poderosos, botará y rebotará hasta que el crepúsculo se cierre por completo. A veces los jugadores la detienen en una volea formidable, la devuelven, desarrollando una resistencia ai atraparla en el aire, capaz de romper músculos que no fueran los de ellos. Con más frecuencia, seguros de su pericia, la dejan tranquilamente tocar en tiesra, casi morir sin dar el bote. Diríase que ya no pueden cogerla, pero ¡clac! se oye el ruido del choque del guante, y vuelve á salir despedida, lanzada en el crítico instante, á punto aún, gracias á una maravillosa precisión de vista, y la pelota va á herir la pared, siempre con la velocidad de una bala... Cuando pasa sobre las gradas, por encima de! montón de boinas y de moños anudados en un pañuelo de seda, las cabezas se bajan como si las segase el viento que al pasar produce; no se la puede tocar, detener; mientras vuele por los aires hay derecho á contestarla; después, cuando el tanto se ha perdido, cuando aquélla ha muerto, uno de los espectadores la coge y devuelve á la cancha con un golpe hábil que la le, sz al alcance de los que juegan. El atardecer se extiende, cae; los últimos resplandores de oro bajan con serena melancolía á las crestas más alta de! país vasco. Seguramente que el silencio más profundo se enseñorea en la desierta iglesia y que las seculares imágenes se miran unas á otras á través de la invasión de la noche en las naves... ¡Qué triste la melancolía del fin de los días festivos en las aldeas perdidas entre montes cuando el sol huye y se esconde... Ramuncho siguó siendo el gran campeón del partido venciendo siempre. Los aplausos, los gritos, redoblan y excitan su afortunado atrevimiento en las jugadas; á cada quince ganado, los hombres, de pie sobre el cent nmio graiito que un día empedrara el pórtico, le han aclamado toda ia tarde, con m 2i; d ¡ona! furor... E! último tanto, el sesenta... Es para Ramuncho y el partido ha sido ganado por él y los suyos... Entonces hubo una súbita invasión del público en la Sancha, Ilcia, en un instante, por iodos los hombres que ocupaban el anfiteatro de piedra y que se atropeüan alrededor de los jugadores, inmovilizándoles y apretándoles en un pequeño círculo. Ramuncho se desata las correas del guante en medio de una entusiasta multitud de admiradores; por todos lados! e acosan con enhorabuenas, y para estrechar la suya avanzan rudas manos, mien ras que otras le golpean cariñosamente la espalda. ¿Has hablado á Madalén para bailar luego? -le dijo Arrakoa, que en ste instante era capaz de hacer por él cuanto le pidiera