Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 7 DE MARZO DE J 906. PAG. i3. EDICIÓN 2. ompleto. mhvideo, 6, 3 t. Día de Monte: e que. el Gobierno ha recibido de toov. icias noticias anunciando que en todas partes existe la más completa tranquilidad. Dicho periódico considera fracasado el movimiento insurreccional por haber sido detenidos todos los jefes revolucionarios. Ofició el obispo d e Nottingham, asistido por los de Vitoria y de Sión. El oficiante puso los Evangelios sobre el reclinatorio de la Prin cesa y recitó el Veni Creator Spinlu. Seguidamente dio un pequeño libro á la Princesa, y ésta leyó en inglés los párrafos quí la señaló. A continuación dijo la Princesa con voz elara, solemne, tranquila, la fórmula de abjuración, teniendo la mano derecha sobre los? Evangelios. He aquí el texto leído: Yo, Victoria Eugenia úz Battenberg, te niendo delante de mis ojos los santos Evangelios, que con mi mano toco, y reconociendo que nadie puede salvarse sin la fe que la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana mantiene, cree y enseña, contra la cual yo siento grandemente haber faltado, en atención á que he sostenido y creído doctrinas opuestas á sus enseñanzas, Ahora, por la asistencia de la gracia de D toi, yo, declaro y profeso, que yo creo en la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, que es la única y verdadera Iglesia establecida sobre la tierra por Nuestro Señor Jesucristo? á la cual yo me someto con todo mi corazón. 1? Yo creo firmemente todos los artículos qtte ella somete á mis creencias, y yo reniego y ¡condeno todo lo que ella reniega y condena, estando dispuesta á obedecer todo aquello que ella me mande. Yo confieso especialmente que yo creo: En un solo Dios, en tres divinas personas distintas é iguales cada una de ellas: es decir, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La doctrina católica de la Encarnación, 1 Pasión, la Muerte y la Resurrección de Nttei tro Señor Jesucristo y la unión personal délas dos naturalezas, la divina y la humana. La divina maternidad de la bienaventurada María, al mismo tiempo que su virginidad sin tacha, y asimismo su inmaculada concepción. La verdadera, real y sustancia! presencia del cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo, lo mismo que su alma y divinidad en el más Santo Sacra- mentó de la Eucaristía. Los siete Sacramentos instituidos por Jesucristo para la redención de la humanidad, es decir, el Bautismo, la Confirmación, la Santa Eucaristía, la Penitencia, la Extremaunción, el Orden Sacerdotal y el Matrimonio. Yo creo también en el Purgatorio, en la resurrección de los muertos y en la vida eterna. La supremacía, no sólo honoraria, sino también jurídica del Pontífice Romano, sucesor en la tierra de San Pedro, Príncipe de los Apóstoles, Vicario de Jesucristo. La veneración de los Santos y sus imágenes la autoridad de las tradiciones apostólicas y católicas de la Santa Escritura, que no debemos interpretar comprendiéndolas sólo en el sentido de nuestra Santa Madre la Iglesia Católica, que nos obliga á creer, por ser á ella sola á quien pertenece juzgar su significación y su interpretación. Y, en fin, de toda otra cosa que haya sido decidida y declarada por los Sagrados Cánones y por los Concilios generales, especialmente por el Santo Concilio de Trento y por el Concilio Ecuménico del Vaticano. Con un corazón sincero, y por consiguiente, con una verdadera fe, yo detesto y abjuro todo error, herejía y secta contraria al decir de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana. Quiera Dios ayudarme, así como estos saiv tos Evangelios que) (O toco con mi mano. Terminada la lectura, el Obispo rezó el Miserere, seguido del Gloria Paíri, y dio la absolución del excomulgado á la Princesa. l p l bautisniío. A esta ceremonia siguió ¡a de! bautismo condicional. video, das las LOS REYES EN SAN SEBASTIAN POR TELÉFONO (DB MUESTRO REDACTOR SR. SANTAMARÍA) CAN SEBASTIÁN, 6, 2 T S N ceremonia. Pa ce que el único testigo oficial en la sr ceremoii de la conversión será el Sr. Moret. Selia icho hoy que el padrino en el bautiZO de la Princesa será el infante D Fernando. obre p l rey Eduardo. El sábado por la mañana vendrá el rey Eduardo de Inglaterra, haciendo el viaje en automóvil. Viajará de riguroso incógnito. Almorzará en Miramar y regresará en automóvil. El Rey, la Reina y las Princesas le devolverán la visita el domingo en Biarritz. Almorzarán en el hotel du Palais y se cree que S S M M regresarán directamente á Madrid, sin detenerse en San Sebastián. SAN SEBASTIÁN, 6 í I N EId. a en San Sebastián. hoy hermoso, pnE tiempo es también maveral A! m tomó un mismo c Julio. En la sos que de ningí No se Lo malo monio d iodía llamó la atención un inglés que año zambulléndose en el mar con el eite que los españoles en el mes de playa se formaron corrillos de curiomtemplaban al que sin mortificación género puede llamársele fresco ibró tampoco del disparo fotográfico. es que el cliché no puede dar testila fecha de su impresión. BAN SEBASTIAN, 6 6 T lAisita á un fuerte. Durante la confesión de la princesa Ena, el Rey fue en automóvil al fuerte de San Marcos. A las siete regresó al hotel du Palais y fue á Miramar á comer en familia SAN SEBASTIAN, y, 1 M. iones. uchas personas que habían venido de Bíarritz de otros puntos del extranjero con poder ver la ceremonia de mañana, la idea se Vuelví convencidos de que no logran sus deseos. 0 en automóvil. paseo realizado esta tarde en automóvi! por is Princesas y el Rey, fue hasta Zarauz. T Í mbién fueron lord Ceci! v miss Coshrane. Regr arort pronto, porque á las cinco era! a confe ón de la princesa Ena. del Papa. sido entregada á la futura Reina una caja, qu contiene un regalo que hace á la Princesa el apa, con motivo de su conversión á la Iglesia tólica. P I legada de Moret. v A las once de la noche Jjego el señor Moret. Le recibieron en la estación las autoridades. Se dirigió al hotel de Londres, donde se hospeda. En el mismo tren venía el duque de Alba. El Presidente fue al hotel du Palais y habló con el Rey unos veinte minutos. Después volvió al hotel de Londres, donde le esperábamos los periodistas. Le preguntamos sobre el programa para hoy -No sé absolutamente nada- -nos contestó. -Aquí- -agrego yo- -nadie sabe nad? Y la gente está disgustada con tanto mis ¿teri SAN SEBASTIÁN, 7 J R egak H La cei L en tres que es 1 de Notti Otra, la abjur Esta Sin siones, que esta Por s estar pr lado ing á esta Bi La te comunic El m que se c El obi á la Pri Sión, p de Palac ti parro fpárroc 1 a pr salieron en el G á San S F. sta LA CONVERSIÓN DE LA PRINCESA ENA Q Se ha verificado la ceremonia de la con versión. moma. Han asistido, además de la Real familia y conversión de la Princesa se divide del clero, veintitrés personas de la corte y! a artes: una, realizada á estas horas, señora y la hija del presidente del Consejo de onfesión general hecha con el obispo ministros. gham. La capilla de Miramar se había adornado jue es la de mañana, que consiste en por los jardineros de Palacio con profusión de ion y el bautismo sub condttione. rosas y claveles blancos. xemonia es igual en todos los países, La Princesa vestía riquísimo traje blanco, ibargo, Inglaterra, como país de mi- sin joyas. me una Bula especial, que permite La Reina, su madrina, traje brochado malva, eremonia sea más breve, ostentando valiosas joyas. r la Princesa catecúmena inglesa, y Ocupaban ambas los dos primeros puestos, arada para la recepción por un pre- delante del presbiterio. Los reclinatorios eran is, la ceremonia se hará con arreglo tallados y los cojines y los sillones forrados de a. terciopelo rojo y galones de oro. era parte será la misa, confesión y Inmediatamente después, formando otra fila, que se verificará pasado mañana. estaban en el centro el Rey, con uniforme de no prelado inglés oficiará en la misa general de húsares; á su derecha la infanta ebre en Miramar. doña María Teresa, con traje de seda verde po de Nottingham será el que reciba claro y encajes blancos, y á su izquierda el inesa, asistiendo á la ceremonia el de fante D Fernando, de capitán de húsares. estar considerado como e! párroco Una tercera fila, también con reclinatorios el de Vitoria, por ser el diocesano, y sillones, la formaba la camarera mayor dui del Buen Suceso y el del Antiguo quesa de San Carlos, las de Alba y de Mandas, ie Miramar) como testigos. la condesa de Mirasol, la señora é hija de M o ret. Detrás el mayordomo mayor de Palacio cesa de Hannover. princesa de Hannover y su marido duque de Sotomayor, el duque de Mandas, el marqués de San Felices de Aragón, el de sta mañana de Biarritz, almorzaron 1 Hote de Fuenterrabía v siguieron Viana, el conde de Aíbar y los Sres. Zarco del Valle, marqués de Villalobar, Menrry del astián. Va! Elorriaga, Alabern, etc. rde regresarán á su residencia.