Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BC -MlL C k 5 S 7 DE MARZO DE 1006. PAG. 7. EDICIÓN i -I I REPUBL CA ARGENTINA. LLEGADA DEL tNTlERRO DEL ILUSTRE GENERAL MITRE, EL G R BALJl ARGnNPlNO, AL CtMENTERlO DE BUENOS AlRfcS. (FOTOGRAFÍA DE ALFlcR HECH EL 2.6 DE ENERO) traron en sus hermosos trabajos, de que ya se ocupo oportunamente A B C toda la ciencia p n la R al Academia de Medicina hay este que poseen sus autores y algo mas que justo es año 1 n gran movimiento científico La consignar publicamente, porque asi lo declara docta Cor oración se renueva, y en sus discu- con honrada ingenuidad el ilustre Dr Resiones y er sus concursos pone de relieve los casens. deseos de os académicos de mantener vivas las Procedente- -dice- -de una región que mira coi tientes de adelanto y progreso. en algunas ocasiones con cierto recelo lo que Asi en progiama de premios para 1906 y en la capital de la nación ocurre, por confun 1907 se le n los siguientes interesantes temas: dir los conceptos de burocracia y capitalidad, Importan cía higiénica de la vida al aire libre faltaría a los mas elementales deberes que la como med profiláctico y regenerador del or- gratitud impone si no aprovechara esta solemg nismo h mano asunto de verdaderatrascen- nidad para hacer mi profesión de fe, confesandencia soi al, y este otro que ofrece ancho do que ha sido Madrid tan hosp talaría para campo par i la psico- fisica ¿Puede considerar- mi, que ni aun en las fantasías de la imaginase la voli ntad como una fueiza medicatriz? ción podía esperar tanto. Terapeutic de esa potencia anímica cuando Desde mi llegada a esta capital he hallado esta débil ada o perturbada. en todas partes consideración y cariño, mi conEn los lebates con que se ha inaugurado el dición de catalán, lejos de restarme afectos, curso ad ñas de tratarse de la profilaxis de la los ha conquistado; la hidalguía de este pueblo tubérculos s de la vacunación y de los sueros no podía hacerme responsable de la exageraen el tratar liento de las infecciones intestinales, ción de algunos utópicos y soñadores que se presenta n, como en años anteriores, casos quieren establecer barreras entre los sentimiencínicos de sumo ínteres, sin olvidar los estu- tos de confraternidad que existen entre todos dios biblio Taficos los que constituimos la gran familia española, Pero donde se concentra, por así decirlo, la antes al contrario, he visto muy frecuentemenatención d el publico, es en las recepciones de te exagerar la nota de los merecimientos que los ilustres profesores que entran a formar pai- poseemos, atribuyéndonos individualmente tote de la Academia das las buenas cualidades que pertenecen a la En este curso ingresaran Caja! Chacón, región Maestre, iraeno, Camisón, Bejarano, Cisne La giandeza de miras con que se aprecian ros Guede a, Isla y García Izcara, todos ellos las condiciones de los que de afuera vienen, bien conoc dos y estimados. impresiona de modo tan vehemente al corazón, El domi igo pasado leyó su discurso de m- que al poco tiempo de residir en esta capital greso el D D. Sebastian Recaserts y Girol, se sienten los que a ella acudieron tan hijos de al cual con sto el Dr. Ribera y Sanz Catedra- Madrid como los que en el vieron la luz priticos ambos ínfatigables operadores y oriun- mera. Esto me dijeron cuando aquí vine, y dos los do. de las provincia 1 catalanas demospocos, muy pocos meses pasaron, cuando la NOTAS MEDICAS transformación en el pensar y en e sentir st realizo en mi, por halarme rodeado de afecto 1 v cariños tan intensos como los que deje er Barcelona ¿Que añadir a tan nobles palabras, expresión exacta de la verdad? Lo propio puede decir el doctor Ribera y cuantos catalanes, literatos, artistas, industriales, hombres de ciencia, etcétera, nos honran acudiendo a Madrid a trabajar o a exhibir sus obras. Ciegos serán los que no reconozcan esto hechos, y malvados, ademas, los que sin conocernos propaguen odios que aquí no se sintieron jamas. UN ESTUDIANTE GACETILLA RIMADA. V QUISICOSAS TECNICISMO MILITAR Ayer, al dar cuenta al publico, no recuerdo que diario, del cortejo de Romero y las tropas que le honraroi decía que se encontraban los cazadores formados hasta la calle de Lope de Vega desde el Botánico, y que las tropas tendidas en varias calles del transito apoyaban la cabeza en la de Claudio Moyano ¿Que la cabeza apoyaban en la del pobre don Claudio 7 ¡Cabeza se necesita! ¿Que cosas dicen, canastos