Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANO CUATRO. 420. CRO- BEMADRID, 7 DE MARZO DE NÚMERO f 9o6. SUEL NICA UN 1 VER SAL 1 USTRADA. O EXTRAORDINARIO N U E S t RMAÑANA DE Eí núttv xo de A B C constará mañana de veinte páginas, y su precio será de diez cénrijnos v Adema; de artículos ilustrados y de una ampk información fotográfica y télegráfica de los asuntos del día, y especialmente de la conversión de la princesa En a, p ub icará cuatro páginas de Gente Jfíenuda, ue obtiene entre los niños un éxito inm aso, y cuyo sumario es como sigue: ta, La desgra cuento, ¡lustrado por Medina V era. i, retrato. Aventuras ¿el Barón Antonio Van Muntbausen por C. L. de C. y Xaudaró. BELLAS ARTE B 2 Hoises de Miguel Ángel, fotografía, ta hsta, cuenti de S. N T FÍSICA RECREATIVA: Máquina eléctr ca, por Gascón. El regalo de Bobi el grumete (co, itinuación) TO, 5 CÉNTIMOS á fuerza de constancia y hasta de inflexibilidad. Delante de los planes concretos de los catalanistas ¿qué va á quedar de los ideales republicanos con tal conducta en Cataluña? ¡Ni rastro! En el movimiento de los primeros, los segundos están ya sumergidos; no intentan siquiera nadar. Vendrá en las Cortes el triunfo del catalanismo, merced á la ayuda de los republicanos; vendrá luego para el Sr. Salmerón y sus amigos el período de las vacas flacas, y entonces oiremos las lamentaciones. La más ó menos tácita alianza actual se quedará á la puerta de los primeros comicios que se reúnan. Y si esto se verificase en época de Gobiernos conservadores, no hay necesidad de vaticinio alguno acerca de lo que sucederá Al ampliar la cuestión de las jurisdicciones, en vez de limitarla al restablecimiento del art. y. del Código de Justicia militar, y al introducir por la brecha, que se practicaba en la legalidad, pensamientos estimados con más ó menos razón, como resortes de Gobierno, se ha agitado la opinión pública más de lo que se presumía. No se debe lamentar semejante efecto; porque la postración del espíritu público es la enfermedad nacional; más grave que se padece. Pero, visiblemente hay desequilibrio en tal agitación. Ese desequilibrio no se transformará en fuerza impulsiva hacia adelante; es muy posible que empuje hacia atrás. A los pensadores del campo de la república importa meditar sobre este problema de dinámica En política, menos que en cualquiera otro orden de relaciones de la vida, pueden atenerse los directores de colectividades á la última determinación; á lo que en el primer término de los hechos y de las cosas actúa sobre su ánimo. Es preciso mirar y ver más allá. Les sucede lo que á los jugadores de ajedrez; quien al mover una pieza ve detrás de aquel movimiento mayor número de jugadas es el que con superior lucimiento lleva la partida. Por ahora los catalanistas la juegan mejor. TROYANO 1 i á i POLÍTICA CATALANISTAS Y La mayor prue REPUBLICANOS ba de la fuerza incontrastable, con que baja la corriente de! catalanismo en el Principado, es la actitud d ios republicanos que fueron elegidos c iputados por aquel país. Aquellas arrogindas de los que se jactaban de haber quedado en Barcelona, como representantes de la unidad nacional, han desaparecido. Ha habido que ir con la corriente, para no dejarse envolver por ella. El malhadado proyecto de ley relativo á las jurisdicciones ha ofrecido el pretexto para la desviación; pero las consecuencia; para los partidarios de la República, no serán por ello menos fuLa enorme superioridad de lo abstracto sobre ¡a concreto en la mentalidad de nuestros políticos, militen éstos en el campo dende militaren, se muestra ahí. Se atraviesa en el camino una cuestión doctrinal y hace perder de vista el interés de la Patria y el del partido. El movimiento tde los catalanistas es en su arranque completamente atávico. Los hombres que se precian de representar el mayor progreso político lo auxilian. Lievarán la penitencia en el pecado; los caralanistas los desplazarán de los puestos que en Cataluña ocupan. De ellos no vendrá á i as róximas Cortes ni uno. Los catalanistas no cifran en abstracciones su empeño. Buena ó mala, la tradición tiene en los hábitos heredados, en la velocidad adquirida, su realidad. Para llegar á é; ta, lo abstracto, teniendo racional fun lamento, reclama mucha tenacidad y mucha lógica en los procederes. Los ideales imaginativos, que por aquí usamos, han solido triunfar en lo posible Lo que no comprende es que pueda matarse una mujer. Y menos si es joven. Y muchísimo menos si es guapa. La política sigue mereciendo el más olímpico de los desdenes del pueblo madrileño mientras haya conversiones en puerta y bodas á la vuelta. Las Cámaras se ven estos días desanimadas. El Senado siempre se vio así. Al Congreso nó hay quien le aguante. Eso de las jurisdicciones, que ni los que las discuten entienden ya, ha tomado un carácter de infección grippal, del que todo el mundo huye. Se presume racionalmente que lo que se escribe sobre lo que se discute no lo leen los prooios interesados en el debate De Algeciras no vinieron malas impre siones, porque no hubo Conferencia. De San Sebastián, aires alegres, aires de amores, ¡aires de boda! La Academia de Jurisprudencia obs? quió con un banquete á su ilustre presi 1 dente, Sr. Canalejas, por su elevación á la presidencia de las Cortes y por su probable elevación á los altares, porque si dura mucho ese insoportable debate de las. jurisdicciones habrá que canonizarle como á Job. Siguió la caza de estafadores. Ayer la tocó el turno á una mujer llamada Consuelo, para que ni aun eso, ni consuelo les quede á los honorables hermanos de esa masonería del timcT. 2 Por la noche, beneficio de Borras en la Comedia, con El gran galeota. Muchos aplausos al gran actor catalán. Y eso que le van saliendo muchos imitado- res entre sus paisanos catalanistas. AEMECE IMPRESIONES PARLAMENTARIA XA AS D E L DRAMA. Ayer hemos ha blado de la muerte misteriosa de un mercader de aceites; pero pintábamos el cuadro, el lugar, en que esta muerte aconteció y no decíamos nada de las circunstancias dramáticas, interesantísimas, que la acompañaron. Este mercader vivía en la posada de un pueblo pequeño: ¿no hemos visto nosotros alguna vez- -y hemos morado en ellas- -estas viejas posadas del Sol, del Dragón, de San Antonic ó de la Luna? ¿No hemos estado en un cuarto chiquito en que hay una cama con una cubierta colorada, una almofía sobre un trípode d madera y acaso una vieja estampa de San Miguel ó de la Virgen del Carmen ó de la Pasión? Si llegamos á este mesón ya cerrada la noche y nos hemos tendido en esta cama, ¿no hemos abierto la ventana á la mañana siguiente, después de un profundo y dulce sueño, y hemos visto una callejuela estrecha, retorcida, silenciosa, en cuyo fondo aparece un campanario que se destaca sobre el cielo radiante? Y ¿rio hemos gozado, nosotros cortesanos enervados, 1 aturdidos, de este sosiego denso, sedante, y de este ambiente límpido y fino que se nos entra? ba por todos los poros de nuestro cuerpo? Er MADRID AL DÍA TT escerrajarse un tiro en el pecho una mujer joven y bella, hecho que se registró ayer y que la gente reputará de doble crimen por tratarse de un suicidio y por ser la suicida bonita, dio mucho que hablar, no porque el suceso tenga nada de excepcional, sino porque lo romántico sigue privando en la conciencia del vulgo, y al través del hecho mencionado, el vulgo adivina una novela que no puede acabar de descifrar. Además, comprende que de Algeclras puedan salir enzarzadas las Potencias y como derivación de todo arderle el oe! o á Europa entera.