Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 6 DE MARZO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN 3. a iJia 15. Almuerzo y recepción en el Ayuntamiento. A las seis de la tarde regresarán á su país Sus Majestades Fidelísimas. p 1 regente de Brunswick. En el hotel Continental se están preparando las habitaciones del primer piso cuyos balcones dan sobre la Concha, para el príncipe Alberto de Prusia, regente del ducado de Brunswick, que llegará el jueves á esta capital. SAN SEBASTIÁN, 5, ION. Á larma en la Avenida. POR TELÉFONO ace media hora se ha producido un re (DE NUESTRO REDACTOR SR. SANTAMARÍA) vuelo en la Avenida de la Libertad, delante del SAN SEBASTIÁN S, 3 T. hotel du Taláis, donde desde esta noche se aloA Francia. jará el Rey. Después de descansar en Miramar salió Hasta las nueve, y según costumbre en esta el Rey, acompañado de su ayudante, en auto- población, paseaba mucha gente por las alamemóvil, para Francia. En Hendaya tomaron el das de la hermosa vía, pero á las nueve y metren para ir á Angulema al encuentro del que dia no quedaban más que unas sesenta ó setenconduce á las princesas de Battenberg. ta personas. Acompañará á éstas hasta San Sebastián, y Observaron éstas que un individuo joven y vendrán en el sudexpreso de esta noche. bien vestido daba vueltas al edificio del hotel por la Avenida y las calles de Gustavo, San os obispos. Marcial y Fuenterrabía, parándose de vez en Ha llegado el obispo de Nottingham, que cuando, mirando á través de la verja en los sirecibirá el juramento de conversión de la prin- tios donde el edificio la tiene, y haciendo gescesa Ena. tos extravagantes. Desde Hendaya, por no enlazar el tren franLa gente, intrigada por estos raros ademacés que ¡Segó con retraso, vino con el marqués nes, rodeó al misterioso joven, y al darse cuende Vrana en el automóvil de 24 caballos del ta éste de que le seguían echó á correr sin que Bey. nadie pudiera darle alcance. vtañana es esperado el obispo de Vitoria, La ajarma que en tí grupo de curiosos se i ue asistirá á la ceremonia de la conversión. produjo quedó pronto disipada. El GobernaNo se sabe aún si vendrá el de Sión. De no dor civil de la provincia, señor barón de la íenir él vendría el párroco del Buen Suceso. Torre, comía precisamente en aquellos momentos con el obispo de Nottingham y el marqués de Viana. Salió en seguida á la calle y dictó 1 a ceremonia. Según mis informes, el acto de la con- algunas disposiciones; pero según todos los versión se celebrará en la capilla de Miramar- informes que se ha recogido, resulta que el el miércoles, y tendrá un carácter absolutamen- individuo en cuestión es un pobre maniático, cuya actitud de esta noche es consecuencia de te privado. El martes por la noche, previo un examen su estado enfermizo. de conciencia con el obispo inglés, hará la El hecho, pues, carece de importancia. Princesa su confesión general. ES miércoles, á una hora no acordada hasta SAN SEBASTIÁN, 6, i M. que lleguen las Princesas, comenzará la cereI as Princesas en San Sebastián. monia. A las doce llegaron en el sudexpreso las Empezará ésta por la abjuración, celebránPrincesas y el Rey. Esperaban en la estación dola con arreglo al ritual que emplea la iglesia la Reina, los elementos oficiales y un gentío católica en Inglaterra con todos los catecúinmenso, en el que predominaban las señoras. menos. Al llegar el tren se dieron atronadores ¡viDespués de la abjuración, que se hará en inglés, se verificará el acto de profesión de fe vas! al Rey y á la Princesa. La Reina y las Princesas se besaron. El alcatólica, con lo cual estará ya la Princesa en calde las saludó y las ofreció ramos de flores. disposición de ser absuelta. La princesa Ena vestía traje sastre azul, somEl obispo le dará la absolución, y en seguibrero rosa y boa de armiño al cuello. da será bautizada sub condttione, siendo madriEn un lando se dirigieron las Reales persona la Reina. En esta ceremonia no hay panas á Miramar. El Rey mandó bajar la capota irino. Después de la referida solemnidad, se cele- del coche. El Rey fue hasta Miramar y acaba de volver brará una misa, durante la cual recibirá la coal hotel du Palais. munión la princesa Victoria Eugenia. Todas las ceremonias serán largas, oficiando del viaje. el obispo de Nottingham y auxiliándole el de Las Princesas tomaron el sudexpreso en Sión y el de Vitoria, que es el diocesano. Después de la misa se celebrará la confirma- la estación de Austerlitz, en París, donde las ción de la princesa Victoria Eugenia, á quien despidieron los diplomáticos de la Embajada se pondrán los mismos nombres que lleva inglesa. El Rey llegó á Burdeos á las dos y media y nhora. á Angulema una hora antes de llegar el tren SAN SEBASTIAN, 5 6 T. que conducía á las Princesas, e paseo. Visitó la población y volvió á la estación, El obispo de Nottingham ha subido esta subiendo al tren y uniéndose á las Princesas. tarde con el párroco del Antiguo, Sr. Aristi- El tren llegó á Burdeos á las siete y nueve mizábal á Igueldo, visitando al famoso meteoró- nutos. En la estación la gente aclamó al Rey y logo, P. Orcolaga, en su observatorio. á la Princesa, que se asomaban á la ventanilla. Después marcharon á Lezo, y visitaron el D, Alfonso encargó al cónsul español que santuario de aquella Universidad. telegrafiase á la Reina. La Reina salió con la duquesa de San CarCon las Princesas han venido también Lord tos en automóvil por la carretera de Pasajes, y Cecil y miss Cochrane. regresaron á las cinco y media para tomar el é en Miramar. oticias varias. Estuvieron de paso en el convento de MiraHa sido detenido un sujeto que dio un ruz y después llegaron hasta la otava de On ¡viva! á la libertad. iarraitz, en Hendaya. El Ayuntamiento ha encomendado al Club Cintáhr co que orpanive para el miércoles unas! LOS REYES EÑ SAN SEBASTIAN regatas de traineras y yolas en honor de la Princesa. También se celebraran festejos populares y se bailará un aurresku. La ciudad se engalanará é iluminara el miércoles. E 1 rey Eduardo vendrá de incógnito el jueves, en automóvil, y regresará á Biarritz el mismo día. -Rodríguez Santamaría. z a mañana de hoy. San Sebastián, 6, 11 m. A las nueve y cuarto salió D. Alfonso á pie del Hotel du Pa tais. Vestía uniforme de húsar de Pavía, y h acompañaba el Sr. Castejón. Paseó por la Concha, y luego salió en auto móvil á Miramar. S. M la Reina y la duquesa de San Carloi fueron á la estación á las nueve y media pars esperar á los infantes doña María Teresa y don Fernando. Enteráronse del tiempo que faltaba para la llegada del sudexprés, y regresaron nuevamente á dar un paseo por la población. A las diez en punto llegaron los Infantes acompañados de la condesa de Mirasol y de marqués de Sanfelices. Les esperaban en el andén la Reina, la duquesa de San Carlos, los ayudantes de Su Majestad Sres. Elorriaga y Castejón, las autoridades y numeroso público, entre al cual había muchas señoras y señoritas, que aclamaron i las augustas personas. El alcalde ofreció á la Infanta un precioso ramo de flores. La Reina y la infanta María Teresa subieror á Miramar en automóvil descubierto. -Rodríguez Santamaría. L p l regreso y la boda. París, 6, J i m. Probablemente el viernes próximo regresarán á París las princesas Victoria Eugenia y Beatriz de Battenberg. Pasarán en esta capital uno ó dos días y luego continuarán su viaje á Inglaterra. D. Alfonso X 11I irá á visitar á su prometida en la isla de Wight, después que regrese de su viaje á Canarias. v Se ha fijado la fecha de a de Junio para la boda. El rey de Inglaterra, el Kaiser y el presidente de la República francesa, enviarán á Madrid en tal ocasión embajadas extraordinarias. SAN SBBA 3 TIÁN, 6, 2 T D T p n Miramar. Cuando los Infantes llegaron á Miramai fue presentada la infanta doña María Teresa a la princesa Ena. El infante D. Fernando la había conocido ya en Versalles. De once á doce conferenciaron con la Familia real el obispo de Nottingham y el parro co del Antiguo, Sr. Aristizábal, sobre la ceremonia de mañana. El Rey y las princesas pasearon después por el parque de Miramar hasta la hora del ah muerzo. A las dos y media harán una excursión ejy automóvil. A las cinco de la tarde el obispo de Nottingham confesará á la princesa Ena. Se guarda exagerada reserva sobre la ceremonia de mañana, que presenciarán solo los individuos de la Real familia, los prelados que intervendrán en el acto y la alta servidumbre indispensable. Se justifica esta medida diciendo que no hay necesidad de herir la susceptibilidad de muchos creyentes ingleses. 1 os obispos. N En el tren expreso han líegaao los obispos de Sión y de Vitoria.