Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a A B C. DOMINGO 4 DE MARZO DE 1906. PAG. 11. EDlCiON 1 daba por aludido directamente, y cada cual exclamaba mirando al vecino: ¿Lo ves? jLo mismo que yD vengo diciendo! S 5 S 1 ÓN DEL DÍA 3 DE MARZO DE I 9 0 6 Aquel! is pobres gentes, que en el fondo no A las cuatro menos cinco abre la sesión el señor eran malas y lo parecían, habitaron juntas, sin Canalejas. lograr sicuiera soportarse; ofrecían corregirse, La Cámara está muy animada y no se e ímendaban jamás; hubieran conseguiEn el banco azul el prssidente del Consejo y los do ser felices, y fueron muy desgraciados; ministros de Gracia y Justicia, Guerra, Gobernaconstituís n un caso colectivo de divorcio moral, ción, Fomento y Hacienda, éste de uniforme. El escaño que ocupaba habitualmente el señor mal disinrulado, de fatales efectos, sin solución Romero Robledo aparece cubierto con un paño neposible. La ine iucación, la falta de disciplina, la ata- gro, y es de notar que esta muestra de consideración, vieja dentro de los usos de la Alta Cámara, xia en el pensar y en el sentir son las causas es la primera vez que se practica en el Congreso. de esta d sventura, que cuando se presenta en El ministro de HACIENDA lee varios proyecun pueblo tiene gravísimas consecuencias. tos de ley. En el uiestro bien puede decirse que sufriEl secretario Sr. MORA da lectura a la comumos un nal semejante. Individualmente estu- nicación en que se da cuenta del fallecimiento del diados lo 5 españoles, no somos ni peores ni me- Sr. Romero Robledo. El presidente, Sr. CANALEJAS, dedica a jores que los extranjeros, acaso no tan malos este propósito una elocuente y sentida como nc s complacemos en añrmar á gritos; la memoria del ilustre parlamentario oración á fallecido, pero vivimos aislados, desunidos, llenos de or- y propone que conste en acta el sentimiento de la gullosa intransigencia, gruñendo y protestando Cámara por la muerte del insigne político. de todo y de todos, sin que tengamos la sufi Que conste per unanimidad propone el señor ciente fu írza de voluntad para sacudir nuestros Moret. Así se acuerda. El Sr. CATALINA demuestra los abusos que vicios y reconocer las ajenas virtudes; faltos también de energía, sufrimos el yugo de los se cometen con motivo del pago de los obreros en perversos, de los holgazanes, de los egoístas, las provincias de Málaga y Córdoba. Le contesta el ministro de la GOBERNACIÓN. que serís n fácilmente dominados si nos lo proEl Sr. OSORIO ruega al ministro de la Goberpusieran os de verdad. nación que declare en suspenso un Real decreto Neces tamos un vínculo moral que nos una, en el que figura el reglamento de la Gaceta de Maun ideal que nos inspire y haga latir acordes drid. os corazones. Debiéramos amarnos sinceraEl ministro de la GOBERNACIÓN le contesmente, iprendiendo á sacrificarnos cuando ta que tal decreto se halla virtualmente en susfuera menester para el bien común. El amor penso. Interviene para pedir varios antecedentes, relaverdadero es generoso y abnegado. Pero si cionados con el mismo asunto, el Sr. S 1 LVEcontinuarnos como hasta aquí, haciendo críti- LA (D. L. cas más 5 menos justas, pero estériles, pues no ORDEN DEL DÍA señalan I remedio; si conocido que sea, no Apruébanse varios dictámenes. lo aplica nos con energía; si buscamos tan sólo Discútese un proyecto relativo á los trabajos la satisfacción de los apetitos individuales ó de clase, despreciando á los demás; y, sobre todo, de canalización del Ebro. El Sr. CERVANTES, de la Comisión, impugsi persis irnos en ser insolentes é irrespetuosos na un voto particular, que defiende el Sr. CÁcon nuestra madre, viviremos como la pobre NIDO. familia ¡iludida, con vilipendio, divorciados Interviene el ministro de FOMENTO. moralmente, arrastrando una existencia doloCon algunas modificaciones se aprueba el dictamen. rosa y grotesca. Continúa el debate sobre el proyecto ae JL DR. FAUSTO CONGRESO SENADO S 1 ÓN DEL OÍA 3 DE MARZO DE IO,o6 A bres la sesión á las cuatro y diez, bajo la dencia del Sr. Lóoez Domínguez, Se lee aprueba el acta de la sesión anterior. Dad: uenta del fallecimiento del Sr. Romero Robledo de la invitación hecha por el Congreso al Señad para que asista mañana á la conducción del cada r, á las cinco de la tarHe, desde el Congreso á 1 estación del Mediodía, el PRESIDENTE DE LA CÁMARA pronuncia un sentido discurso lecrológico. Ruega il Senado, y así se acuerda, que conste en acta e sentimiento por la muerte del Sr. Romero Ro ledo. bl mi stro de HACIENDA, en elocuentes frases, se a ocia en nombre del Gobierno a sentimiento d pesar de todos. Se ad! eren el conde de Casa- Valencia, el marqués de idal y el Sr. Santos Guzmán. E 1 PR ÍS 1 DENTE propone que el acuerdo del Senado 1 gue á la familia y al distrito que el finado repre ntaba, y así se acuerda. Añade 1 PRESIDENTE que todos los senadores qued invitados para asistir al entierro, La Co isíón retira el dictamen referente á la forma de emuneración é inversión de los honorarios por ervicios de Sanidad interior, y se da lectura d nuevamente redactado, pasando á las Seccione para el nombramiento de comisiones. ORDEN DEL DÍA El Sci cuatro y Mas. se da cu comisión Seda de fijar e la sesión do pasa á reunirse en Secciones á las nedia. neo y diez minutos continua la sesión, y nta del resultado de la elección de las lenta del despacho ordinario, y después rden del día para el lunes se levanta las cinco y diez. JURISDICCIONES El Sr. RODRÍGUEZ DE LA BORBOLLA admite una enmienda de los Sres. Moróte y Rusiñol al art. 2.0 El Sr. RUS 1 ÑOL hace algunas ooservaciones acerca de este asunto. Interviene también el Sr. BERTRÁN Y MUS 1 TU. Contesta á ambos oradores el Sr. RODRÍGUEZ DE LA BORBOLLA. Rectifica el Sr. RUS 1 NOL y lo nace nuevamente el Sr. BORBOLLA. El debate llega á un punto en que nadie se entiende; la Comisión no sabe lo que niega ni lo que concede, y los oradores de oposición tampoco saben lo (ue piden. En tales condiciones interviene el far. MOROTE y la confusión crece. El Sr. CANALEJAS lee una enmienda creyendo que es la que se discute y el Sr. BORBOLLA lee otra. Se trata ae dos enmiendas distintas, que empezaban con análogas palabras y en esto estribaba toda la confusión. Suspéndese la discusión del art. 2.0 hasta que se haga las aclaraciones necesarias y pasa á discutirse el 3.0 El general SUAREZ 1 NSLAN retira una enmienda. Se lee otra del Sr. S 1 LVELA á dicho artículo. Eí Sr. RODRÍGUEZ DE LA BORBOLLA declara que aceptaría la enmienda con algunas modificaciones. El Sr. SIL VELA se opone á que su enmienda se apruebe sin la adición de las palabras himno nacional Habla de la Marcha de Cádiz á este propósito, y dice que no puede considerarse en tal concepto, y refiriéndose después á la Marcha Real, establece la distinción al ser considerada como himno patriótico y como canto político. Le contesta el Sr. MORET, y al extenderse en ciertas consideraciones relativas a Ja Patria, es aplaudido por la mayoría. También lo es, incluso por la misma mayoría, el señor ZULUETA al rectificar. El diputado republicano defiende su enmienda en un extenso discurso. El PRESIDENTE (Sr. De Federico) ruega al orador que se circunscriba á apoyar la enmienda. El Sr. SALMERÓN: Está en su derecho y aquí estamos nosotros para apoyarle. (Protestas en la mayoría. Reanuda su discurso el Sr. ZULUETA y termina diciendo que republicanos y catalanistas re presentan á la mayoría de Cataluña. Interviene brevemente el presidente del CON- 1 SEJO para felicitar al diputado republicano. También interviene para alusiones el Sr. VÁZQUEZ MELLA, que con este motivo pronuncia uno de sus más hermosos y brillantes discursos. Dice que la tradición no es incompatible con el progreso y afirma que el proyecto que se discute es incompatible con los principios liberales. Ningún Ejército victorioso, sigue diciendo, ha necesitado leyes especiales para el agrega que el nuestro es el menos responsable del desastre. En extensos períodos de carácter histórico, que son muy aplaudidos, ocúpase de! concepto de U Patria. Deduce de lo ocurrido en las últimas semanas, que todos, absolutamente todos, incluso la mayoría, son opuestos á que se restablezca el artículo séptimo. Recuerda con elogio la forma en que Saavedra Fajardo procuraba atraerse con amor á Cataluña, que había tomado las armas, sin pretender quitarle aquello que fuera justo, porquz la uniformidad deleyes para distintas regiones no podía subsistir. Estáis aún á tiempo, exclama, para poner el remedio, y no digáis que imitaréis, ni imitéis sin decirlo, ejemplos del extranjero, porque los políticos no conocéis el extranjero mas que por los balnearios (risas) Termina con un párrafo brillantísimo recordando la grandeza de nuestra historia y diciendo que aún el nombre de España puede ser enaltecido por las obras de sus gobernantes si éstos se proponen hacerlo. v El Sr. Vázquez Mella es muy aplaudido y felicitado por individuos de todos los lados de la Cámara. Le contesta el Sr. ROSELLO en nombre de la Comisión. El Sr. MELLA rectifica y acusa á los Gob iernos de una imprevisión lamentable durante las pasadas guerras coloniales. Después de una pequeña confusión, la cuarta ó quinta de la serie durante la tarde de hoy, se acuerda que la enmienda del Sr. Zulueta sea votada nominalmente, y es rechazada por 56 voto? contra j No habiendo número para tomar acuerdo, s suspende la discusión. Se da cuenta del despacho ordinario y se levanta la sesión á las nueve menos veinte. LA CONFERENCIA DE ALGECJRAS POE TELÉGRAFO ALGECIK VS, 3, 3 r. W enosta conciliador. Viendo Visconti Venosta la actitud de las Potencias rivales pronunció hoy un elocuente discurso, recordando que el mundo entero tiene puesta ¡a vista en la Conferencia. Invitó á las naciones discrepantes á hallar una solución, pues sería lamentable que no terminase felizmente la reunión diplomática. Rusia se adhirió á estas manifestaciones. Las demás Potencias guardaron silencio. Entonces se habló de buscar nuevas fórmulas y de celebrar Conferencia el lunes. Nicholson hizo observar que cuarenta horas es muy escaso tiempo para arreglar asunto tan serio. Como medio de conciliación propuso que desde el lunes se empezase á tralar privadamente la cuestión de la policía mientras se estudiaba el medio de poner de acuerdo á las naciones que no lo están, no sóio en lo relativo al Banco, sino también al srt. 20 que se refiere al controle en las Aduanas y que quedo sir aprobar.