Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO CUATRO. NUM. 416. CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. no, con motivo ó con pretexto de su obra. Llevamos ya muchos días tentando el vado, y el vado no se encuentra. Lejos de eso, cada vez aparece más diíícíl el izo para elegir la reina y sus dos cauce y más fuerte la corriente. El señor mas de honor, que en représen- Moret no está obligado á hacer milagros, le Madrid han de asistir á las fies- por más que eso sea lo que la insubstan acion xas de a Mi- Caréme en París, termina cialidad ó la mala fe pide aquí siempre al gobernante. Pero el presidente del Conmañana á las doce de la tarde, ya hemos manifestado, á las jó- sejo de ministros se halla ene! deber de Com o venes ue sean elegidas les serán abo- poner termino á un estado de cosas que nados 1o dos los gastos de viaje de i Ja y es á modo de foco de contagio en país vuelta y estancia en París de ellas y de predispuesto por la falta de higiene á la las per; ¡onas de su familia que las acom- epidemia. Crecidos como están en ánimo los enepañen se les facilitará además para el equipo y demás gastos que necesiten migos, cada día que pasen resistiendo, lo considerarán como un triunfo. Mas, ir á hacer, mil pesetas á cada una. La Comisión encargada de elegir la la batalla decisiva, equivale ahora á ir á reina y sus dos damas de honor no per- la sesión permanente. Esto es muy grave. donará medio para dar á la elección la En la sesión permanente, mejor que en ningún acto parlamentario, se está condemayor solemnidad posible, Elp residente de la Cámara de Comer- nado á vencer; de otro modo es la pérdició de Madrid, D. Sebastián Maltiana da de la situación y una herida gravísima iPuert, del Sol, i3) y el director de del régimen. El mismo presidente de la Blanco Negro y A B C (Serrano, 55) Cámara popular repugna llegar á ese exfacilita án toda clase de datos á las jove- tremo. Por otra parte, la mayoría es poco nunes qui deseen tomar parte en esta elección, LS cuales deben apresurarse á re- merosa y homogénea, y está aún menos mitir á nuestro director, el siguiente bo- aguerrida. Someterla á la dura prueba ofrece peligros, que el Sr. Canalejas preletín: siente y que justifican el juicio que acerca de tal recurso se le supone. Ni como FIESTAS LATINAS DE LA demostración experimental de que con estas Cortes y con los particularismos encrespados, el proyecto de ley no tiene salida parlamentaria, es útil! a prueba. EN PARÍS No es preciso para convencerse de ello más que mirar dónde se revela el mayor entusiasmo. A causa de esto sin duda se oven daba ayer como muy probable la úkima tentativa de avenencia, y si ésta fracasaba plantear de una vez la cuestión. Esto es, una apelación al país lo más leal que aquí anos He edad, sea posible, y que el país decida. Al Sr. Moret y a! partido liberal les que conviene cualquiera solución, menos pasar ios días debilitándose. Lo que de bueno se ha hecho en los tres meses de gobierno de aquél, la aprobación de ¡os presupuestos, apartando el riesgo de toda exacción ilegal de los tributos; la urgente ser menuda en cí Concurso para eiegir y espinosa cuestión arancelaria, llevada REVl ADE LA BELLEZA ESPAadelante con rapidez; la baja del oro, utiÑOL, y sus DOS DAMAS DE lizando las circunstancias favorables y tratando de cerrar la puerta, para que de nuevo no se escapen las aguas; la marcha afortunada de nuestra gestión diplomática en la Conferencia de Algeciras, donde tanios riesgos habríamos corrido á la meffOCO DEL Del propio campo nor imprudencia, todo eso y más quedaCONTAGIO de la mayoría salen rá obscurecido y quizá anulado, por el voces Í ciendo que la presente situación, empeño en conseguir lo que no es factital cua existe, no puede continuar. To- ble. El aerostático baja y baja sin cesar. dos los posos de la vida pública espa. íola Hay que ver todo lo que es dable arrojar parece haberse revuelto con e! malh ida- como lastre para que se eleve de nuevo á do pro ecto de ley, que se halla aJ deba- regiones más serenas, donde encuentre te en e Congreso. Todos los particula- vientos más favorables, que le lleven rismos han ronjurado roptrí el Gobier- otros horizontes. BSMADRID, 3 DE MARZO DE i 906, NÚMERO SU ELTO, 5 CÉNTIMOS Sí hay necesidad de aceptar la lucha con los particularismos, habrá que esperar á tener mayores fuerzas y posiciones más ventajosas, que aquellas, con que se cuenta al presente. Y si no se obtienen las condiciones precisas, en ese caso ¡que den otros la batalla y pierdan ó ganen i cara descubierta y á la luz del sol! MANUEL TROYANO EL CCION DE UNA REINA MADRID AL OÍA T iempo hermoso, segundo día de mes, nómina acabadííta de cobrar... huelga decir si la villa estaría animada y si el comercio madrileño se vería favorecido por el sexo bello que, con dinero fresco y tras de un mes corto y de corto presu puesto doméstico, echóse á devor? i mostradores y anaqueles. La jornada fue muy política; se hable de reuniones de generales y de visitas militares, de todo lo cual se traslució algo en la sesión del Congreso. Fue ésta animada y tuvo su parte cómica á cargo del acreditado Sr. Nocedal, quien creó, por si teníamos poco con la civil y la militar, otra. jurisdicción: la inquisitorial. Los señores munítípes tuvieron asimismo reunión borrascosa con amenos incidentes, no siendo el menos ruidoso el originado por la adquisición de dos caballos para la Guardia montada. Si se hubiera tratado de cuatro hubiera podido creerse que más que de sesión municipal se trataba de una partida de tute En la Audiencia terminó la vista ae las dos causas seguidas á dos héroes de los de navaja empalmada y brío de Cides ante las mujeres, siendo condenados á unos cuantos años, que acaso se conviertan en meses, en virtud del régimen de indulto que aquí domina. La crónica policíaca registró la denuncia de un caballero brasileño que venía á Madrid de paso para Italia, con dinero italiano en el bolsillo, y acompañando casualmente á una señora, que á las puertas de Madrid desapareció, yéndose con la música á otra parte, ó lo que es lo mismo con la cartera del brasileño liena de liras, que son bastante música. Verificó una ascensión el Jllfonso DCJ 1 J, y sus aeronautas aseguran que pasaron unas horas felices. Se comprende, ¡libres de todo género de jurisdicciones! La veleta, mirando al Norte, nací Alemania, impulsada r or vientos tempestuosos procedentes del Sur, de hacia Algeciras. Los representantes de Madrid en Cot tes se reunieron para tratar de la Grai Vía y de dar trabajo á la gente necesi tada. La intención es buena, aunque d ellas está empedrado el infierno y Madrid, su más acreditada sucursal ACMECE JV I- CAREME POLÍTICA