Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES i. DE MARZO DE 1906. PAG. 12. EDICIÓN 3. Prótesis; de que haya ía menor sospecha de desatención h cia ningún senador. Repite l s caims por las cuáles no ha contestaao, entre las que ÍSÍÍ ia neeisidad de llevar rápidamente el trab jo qui les ocupa. E! Sr. SANZ Y ESCARTIN insiste en las razones que expuso en su discurso. Insiste e! presidente del CONSEJO en sus razones, y aprobada la totalidad, se pone á discusión ¡e! articulado Se aprueba el art. i o; sobre el art. 2.0, al que Jwy dos enmiendas del Sr. Ferrer y Vidal, pide este senador ¡a opinión del Sr. Echegaray, presidente de la Comisión. El Sr. ECHEGARAY sostiene que la primera enmienda es idéntica al artículo. El Sr. FERHER Y VIDAL las defiende y sostiene que no ha existido el pago en oro de los derechos de Aduanas y que la ley Urzáiz ha sido íey de sustitución. Atribuye el alza que ha habido en los cambios al dinero cobrado en francos por españoles indefcídsmeníe y á la entrada en España de congregasiones religiosas. Se aprueba el art. 2. y por fin, el proyecto definí tí varnente. Se da lectura s! dictamen de la Comisión m xta sobre e ¡proyecto de reforma arancelaria, y después de fijado el orden del día para la próxima, se levanta ¡a sesión á las siete menos veinticinco minutos. El Sr. SORIANO protesta airado, y el presidente no cesa de dar campanitlazos. El conde de SAN LUIS, en tanto, abandona su escaño, y diciendo siempre: Infamias... infamiasl atraviesa uno de ios pasillos y quiere descender hasta el hemiciclo, pero es detenido por el señor Martín Sánchez El Sr. CANALEJAS, que logra hacerse oir, dice que no se halla dispuesto á consentir que ningún diputado pronuncie ciertas frases y palabras de doble sentido, é invita al conde de San Luis á que retire las suyas. (Toda Ja Cámara aplaude al Sr. Canalejas) El conde de SAN LUiS declara que ha sido el primero en reconocer que ahora hay presidencia. (Grandes murmullos; todos ¡os diputados dirigen sus miradas a! marqués de la Vegi de Arraíjo, el cual hace signos de extrañeza. Precisamente por no haber existido presidencia en los años anteriores, se ha permitido decir al señor Soriano todo género de insolencias contra los ministros y los diputados. Reprodúcese el escándalo. Vehemencias habrá querido decir S. S. grita el Sr. CANALEJAS, al par que da fuertes campanillazos. Lo digo y lo diré siempre asi, exclama el conde de SAN LUIS, por cima de la presidencia, de la Cárrara y de todo el mundo. (Los que oyen estas palabras protestan, menos el Sr. Martín Sánchez, que aplaude estreDÍtosamente. El Sr. SORIANO rectifica y dice que está dispuesto á conservar su serenidad h sta el fin, é invita á todos los diputados á que le señalen alguna AI. DE LA SESIÓN DEL DÍA 2 8 OE FEBRERO denuncia hecha por él que no haya orobado desInterviene el Sr. JUNOY para manifestar que pués. Interrúmpele el conde de SAN LUIS, y el secomo individuo que fue de la Comisión organizadora de la Conferencia de la Zarzuela, no consin- ñor CANALEJAS da por terminado el incidente. tió ni hubiera consentido entrar en el local á más OTROS ASUNTOS mterídad que si deligado gubernativo. El Sr. URBANO hace una pregunta al GobierEi ministro de la GO 5- ERNACION dice que con la intervención del Sr. Junoy ha quedado per- no, á la que contesta el ministro de FOMENTO. El marqués de LEMA explana extensamente fectamente contestado el Sr. Soriano. Rectifica el Sr. SQRiANO. Insiste en sus cen- una interpelación relativa á la gestión administra suras a 3 Gobierno, y dice que qué puede esperar- tiva del Ayuntamiento de Madrid, en determinase de quien, según A B C, da pruebas de i Strica- dos asuntos. Extráñase z lo elevada que se ha hecho la tasaliferno, úenu. nciand durante las fiestas del Carnación de terrenos e i las Cuan- o Calles para las caval la carroza de! s monaguillos. sas que han de ser derribadas en dicho punto. INCIDENTE RUIDOSO Le contesta el ministro de la GOBERNACIÓN, E! conde de SAN LUIS (que acaba de entrar y ambos oradores rectifican El conde de ALBAY se ocupa de la crisis viníií z salón) dice que ha llegado á conocimiento í uyo que el Sr. Soriano preguntó al principio de cola, y después de una pregunta del Sr. WEYLER a sesión el estado en que se encontraba la trami- y de otra del Sr. MURO al ministro de la GUERRA á que contesta éste, relativa á la constitución tación de una querella Felicita la presidencia; hora es ya, exclama, de un tribunal de honor militar, se entra en el de que tuviésemos presidencia, y añade que su ORDEN DEL DÍA -etrsso proviene de que acaba de llegar de ratifiAprueoanse varios proyectos de carreteras y se carse de otra querella por injuria y calumnia. Dice que no piensa hacer caso á ninguna de las pone á discusión el dictamen de la Comisión sobre preguntas que haga el Sr. Soriano, y dice á la Consejos de conciliación y arbitraje. Se aprueba con una adición del Sr. RUSIÑOL, presidencia, á propósito de dicho diputado, que ha llegado í sus oídos el rumor de que al corre- después de breves palabras de este señor diputagir sus riiscisrsos en las cuartillas de los taquígra- do y de los Sres. MAURA (D. G. y conde de fos se permite alterar el texto é introducir acota- ROMANONES. Apruébase también el dictamen sobre el prociones que n existen. Termina diciendo que el Sr. Soriano es el colec- yecto de ley reformando algunos artículos del Cótor que recoge tosías las inmundicias del arroyo. digo penal. Apruébase el acta de Marchetia. El presidente agita la campanilla. Continúa el debate relativo á ES coneie de SAN LUIS gesticula y el Sr. SORIANO quiere hafelar, impidiéndolo el Sr. CALAS JURISDICCIONES NALEJAS, el cual lsgra por fin hacerse oír. Habla para alusiones el Sr. ORUETA, mosDa por n pronunciadas las últimas palabras trándose contrario á la ley en nombre de sus comdel orador. Explica 1 pregunta del Sr. Soriano, origen de pañeros de diputación por Vizcaya. Estímala como a réplica del esnde de San Luis, y añade que en un retroceso, y aboga en pro de la descentralizacuanto á las correcciones introducidas en las cuar- ción. (Aprobación en los regíonalisías. Los señores barón de RODEZNO v BALBAS tillas son ciertas, por desgracia, y menciona los procedimientos puestos ya en práctica por la Pre- se expresan en análogo sentido. Se pone á discusión el art. i. nuevamente residencia para evitír tal abuso. El Sr. SORIANO contesta a conde de San dactado, consumiendo elocuentemente un turno en Luis rebatiendo ios cargos de que ha sido objeto. contra el Sr. NOUGUES. El Sr. CANALEJAS le interrumpe al explicar Afirma que en Cataluña todos los elementos, el alcance de la pregunta que dirigió al ministro desde anarquistas, socialistas y republicanos, has 4 e Gracia y Justicia. ta carlistas y regionalistas reaccionarios, se han El conde de SAN LUIS, vivamente excitado, unido contra esta ley. declara nuevamente que no le importa nada de lo Rechaza la especie de que es eJ Ejército quien que el Sr. Soriano diga, y califica de infamias las desea la aprobación de la ley. El Ejército, añadenuncias hechas por éste. de, se dolerá en todo caso de que no se hayan deEl Sr. Canalejas agita la campanilla con viveza. purado las responsabilidades del desastre de j 898, Ei conde de SAN LUIS, puesto en pie y gri- y hasta de que algunos generales havan ido á tando hssta enranquecer, sigue diciendo: Infa- Cuba y Filipinas á reponerse. mias. infamias infamias! Ei PRESIDENTE le llama Ja atención sobre estas palabras, y el Sr. NOUGUES recuerda, La coi BViion es espantosa. dice, algo más grave aue el conde de Jas Almena I s tribuaas toradn parte en el escándalodijo en el Senado acerca de los generales, con beneplácito del país El general SUAREZ 1 NCLAN le interrumpe, y el PRESIDENTE oone término, diciendo al señor Nougués: Espero que no seguirá S. S. por ese camino. El Sr. NOUGUES expone su criterio, no el da la mino ía republicana, de que es más reproductivo y de mayor utilid d para el país y la Humanidad la mayor inversión de gastos en los presupuestos de Fomento é instrucción pública que en los de Guerra y Marina. Al ocuparse de la Justicia militar, le llama la atención el PRESIDENTE para que se circuns criba al art. 1.0 Ei Sr. NOUGUÉS reclama un turno en contra de cada uno de los artículos. El ministro de a GUERRA se dispone á protestar del concepto relativo á los generales expuesto por el Sr. Nougués, y el PRESIDENTE le hace ver que ya la presidencia atajó al Sr. Not gués. El ministro de! a GUE- i A lo reconoce así, y añade: Muchas familias de esos generales, ala muerte de éstos han salido de palacios para vivir en guar ¿illas. El Sr. NOUÜUES: Yo no me referí personalmente á nadie. Me hice eco de un. estado de opinión que aún subsiste, y que supone que algunos generales que no tenían más que su sueldo volvieron á España con pingües fortunas. El Sr. SUAREZ INCLAN, después ae defender á la Justicia militar, señala la contradicción de ios artículos o y 2,0 nuevamente redactados coa el Código de Justicia militar. Se aprueba el art. 1.0 en votación ordinaria, acordándose prorrogar la sesión. Se reúne el Congreso en secciones Se da cuenta del resul ado de éstas v se levanta la sesión. Obreros hambrientos POR TELÉGRAFO Qevilla, 28, 12 n. Han ocurrido graves s u cesos en el pueblo de Monteilano, donde gran número de trabajadores, con sus mujeres é hijos, acudieron al Ayuntamiento en demanda de ocupación. El Ayuntamiento desatendió sus ruegos y los manifestantes apedrearon el edificio, y luego, apoderándose de las herramientas de una obra próxima, forzaron la Caja municipal, llevándose 26 pesetas. El alcalde logró restablecer la tranquilidad. Hay doce detenidos. -Mir. Él alumbrado de Sevilla POR TELÉGRAFO Cevilla 28, 12 n. El Liberal elogia al alcal de de esta capital, Sr. Luca de Tena, por el convenio hecho con ¡a Empresa de electricidad para transformar en focos voltaicos el alumbrado del centro de la población. Con este convenio resulta para el Ayuntamiento una economía de 8.000 pesetas y pico. -Mir. DE CEUTA POS TELÉSRAFO MIÉRCOLES, 2 8 JO H, adame Du Gast. Se encuentra en esta plaza la intrépida madame Du Gast, preparando un viaje por tierra á Tetuán. Hoy ha ido al campo exterior acompañada de varios periodistas, y se ha puesto de acuer- 1 do con el moro Valiente para que la acompañe en la expedición. El general gobernador de la plaza la ha advertido de los peligros que encierra el viaje, pero madame Du Gast ha manifestado que nada teme. g ¡1 ferrocarril D, kar- Ceuta. Esta población comenta favorablemente el proyecto del ferrocarril de D tkar á Ceuta, coi el cual se acortaría grandemente ei viaja de América á Europa. -Escauriaza.