Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 27 DE FEBRERO DE 1906. PAG. 9. EDICIÓN 1. Anteanoche, en momentos de relativa tranquilidad, apenas si tenía otra preocupación que hablar de música, acariciando grandes planes del fecundo trabajo que preparaba. ¡Pobre maestro... El entierro se verificará mañana, miércoles, I fas once. Los Centros literarios y artísticos, en unión de cuantos actores trabajan en Madrid y las empresas de todos los teatros de la corte, le preparan una manifestación solemnísima de dueio, cual corresponde á los méritos grandiosos de hombre tan insigne y al profundo sentimiento que deja entre cuantos le trataron como amigo cariñosísimo. La empresa y los artistas del teatro de la Zarzuela, queriendo rendir culto á la memoria del insigne maestro Caballero, fallecido ayer, han determinado de común acuerdo suspender las funciones anunciadas para esta tarde y noche en este coliseo. Tan grande era el cariño y el respeto que profesaban al. genio español que ha desaparecido los artistas que actúan en el teatro donde más brilló la inspiración del gran maestro, que consideran un sagrado deber dar este público testimonio del dolor que les aflige. Rasgo que honra á los que saben anteponer á sus intereses el amor á los grandes artistas de la Patria. Descanse en paz el ilustre maestro. Al entierro, verificado ayer, acudieron numerosos amigos de la familia de la finada. Reciba su esposo é hijos nuestro sentido pésame. El domingo de Carnaval, por la noche, se verificó en casa de los marqueses de Arguelles una bonita fiesta, á la que acudieron bastantes de sus amigos. Hasta hora- bien avanzada de la noche, la juventud aristocrática, entre la que había buen número de bellas y distinguidas señoritas, bailó valses y rigodones. En breve pedirán los duques de Granada de Ega, para su hijo primogénito el de Luna, la mano de la bellísima marquesa de Sanfelices, hija mayor de la marquesa de Sotomayor. Se la habló, según cuenta, de Galley íom de un aristócrata riquísimo. Le vio gastar mi- les de francos sin tino. Su trato era amable y correcto; sobre todo, provechoso. Jamás supo ella la procedencia del dinero de su amante. Todos mis antiguos amigos, agregó, pue den afirmar que soy buena muchacha é incapáST de ser cómplice en un mala acción. Y al defender este aspecto honrado de su carácter, hablaba con las lágrimas en los ojos ECOS POLÍTICOS I a policía de Barcelona. Ha empezado el conde de Romanones á redactar el reglamento para la aplicación de la ley de policía de Barcelona. El decreto saldrá en la Gaceta apenas terminen los Carnavales. onsejo de ministros. E n el Consejo de ministros que, como ya hemos dicho, se celebrará mañana, se tratará principalmente de las cuestiones relacionadas con los trabajos de la Conferencia de AIgetiras, y además de la marcha de los debates parlamentarios, que el Gobierno desea activar todo lo posible. EL PROCESO GALLEY- MERELL 1 POR TELÉGRAFO DE SOCIEDAD Los marqueses de Linares han marchado á Palma de Mallorca, donde pasarán una temporada. Una de las carrozas que debían haber desfilado estos días por la Castellana, simulaba un campanario y en él varios monaguillos representados por distinguidas señoras y señoritas de la buena sociedad madrileña. La autoridad prohibió esta carroza... ¡por irreverente! En la presente semana regresara á Lisboa el embajador de España, Sr. Dávila. El general y académico de la Historia señor Carrasco, se encontraba ayer en inminente peligro de muerte. El baile infantil celebrado en casa de los condes de Agrela ha sido una fiesta tan brillante como todas las que se organizan en aquella aristocrática morada. En torno de los hijos de los dueños de la casa se reunieron muchos niños más, álos que, como á los primeros, habían ataviado sus madres con verdadero gusto y riqueza. El sábado último salieron con dirección á su residencia de París los señores de Ibarra, hijos de los señores de Lázaro Gaídiano. Ayer se comentó mucho la noticia que daba un diario de Ja noche en la sección política. Se refiere la tal noticia á un enlace matrimonial, al que concede, y en realidad la tiene, gran importancia. Hace próximamente un mes, nosotros dijimos en esta sección que se hablaba con mucha insistencia entre las personas aristocráticas de la boda de un titulado príncipe que había tomado parte en la guerra ruso- japonesa, como oficial del ejército del Zar, con una señorita de la más rancia nobleza española que resplandece por su belleza. Mad. Cambon ha regresado de su excursión á Sevilla. A la edad de cincuenta y dos años ha fallecido en Madrid la señora doña Dolores Borras de León, persona muy estimada por sus virtudes. jQarís, 26, 8 n. Ha comenzado hoy en la Audiencia la vista del proceso- seguido por estafa de un millón de francos al Comptoir d Escompte contra el exdependiente de este importante establecimiento de crédito y su amante la demi- mondaine Merelli, capturados, como es sabido, al llegar al puerto brasileño de Bahía en el yate Catarina, que habían alquilado para huir de Europa. La vista despierta extraordinario interés entre el género femenino, que ha invadido la sala, ocupando abusivamente los bancos destinados á los testigos y los lugares reservados á los periodistas, cuyo trabajo resulta dificilísimo. La atmósfera era axfisiante y el ruido de las conversaciones ensordecedor. Como sigue afirmándose que Valentina Merelli es calva, se discute el color de la peluca que traerá puesta. El público sui generis que llena la sala espera que María Audo, la doncella de la Merelli, hará revelaciones escandalosas acerca de las relaciones de su ama con el falso barón de Grava) Al entrar los procesados prodúcese entre el público un gran movimiento de curiosidad. Hay señoras que para ver mejor se ponen de pie en los bancos. La Merelli, que por cierto no se parece á ninguno de ¡os retratos que de ella se ha publicado, es, sin embargo, una mujer bonita y fina, de aspecto tímido. Lleva traje y sombrero de color obscuro, discretos, pero no exentos de elegancia. Está muy pálida y solloza, produciendo una impresión de simpatía. Galley sí es exactamente igual á los retratos que todo el mundo conoce: un hombre muy rubio, de aspecto vulgar. No obstante la extremada distinción de maneras que se le atribuye, no tiene nada de aristocrático. Todo su aspecto revela á un dependiente de más ó menos alta categoría. La vista del proceso resulta sin interés, vulgar. Una decepción para los que esperaban emociones. Galley, amablemente cínico, sonríe con frecuencia, confiesa el robo y explica con profusión de detalles el procedimiento que empleaba para realizar sus estafas. Tampoco logra despertar interés. La atención del auditorio se fija más en Jas bellezas femeninas que asisten á la vista. En la Sala el calor es asfixiante. Las sesiones amenazan durar dos ó tres días más. La Merelli, en la primera. parte de su interrogatorio, aparece tímida; pero por lo mismo defrauda las esperanzas del público, que esperaba de su declaración algo sensacional. Cuando avanzó el examen, el auditorio pareció interesarse más. La gentil mujer se defendió con cierta ingenuidad que inspiró sí ñiparía. Ciento veinticinco años l ¡ce Eí Siglo Médico: En la sala de mujeres del hospital Pro vincia! de Madrid, á cargo del Sr. Hernández Briz, se halla acogida una anciana que ha cumplido en Noviembre último ciento veinticinco años de edad. Nacida en Granada en el año 1780, y bautizada en la parroquia de las Angustias de aquella ciudad (según la partida de bautismo que el Sr. Briz ha obtenido) es, á no dudarlo, la única persona viviente en el mundo de cuantas animaron la época de Carlos III, á la muerte de cuyo Rey tenía ya nuestra singular heroína ocho años. sPara que todo sea extraordinario en este caso, es de añadir que se realiza su último y más asombroso periodo en el seno de las no muy vivificadoras condiciones de un Hospital, donde entró hace trece años por una lesión traumática, que la dejó ciega, y desde donde no ha salido desde entonces, amparada por el Sr. Briz y por cuantos secundan su noble piedad, desde abajo como desde arriba. Dada ya cuenta per este distinguido profesor de tan rarísimo ejemplo de longevidad á la Real Academia de Medicina, es seguro que publicará en su día la interesantísima y detallada historia necrológica de esta mujer maravillosa, cuya longevidad, perfectamente auténtica, excede á cuantos casos análogos y bien averiguados conocemos. Dos víctimas del hambre POR TELÉGRAFO Cartagena, 26, 9 n. En nna cueva próxima á esta población, han sido hallados extenuados por el hambre un padre y su hijo. El padre ha muerto al conducirlo al- Hospi tal; el hijo está gravísimo. Captura de un criminal POR TELÉGRAFO p s t e p a 26, y t. La noche anterior una sec ción de la Guardia civil sostuvo reñido tiroteo en las calles de esta población con un criminal llamado Antonio Cruz (a) Chorizo, y su hermano José. Este fue detenido v se le cogió una pistola y una enorme faca. Antonio Cruz logró fugarse, dejando er tierra el sombrero y la capa, atravesada ésta por un balazo. -Muñoz.