Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. TES 27 DE DE 3906 P G EDICIOX 1 a -w (1 JC- VWO I L 3 4 las labores cei campo, la avicultura, la apncultura, jas industrias alin eníici- is relacionadas con la ganadería, etc adquiriendo de esta suettelos medios necesarios para obíerei un producto uti! de su trabajo Hermosa es la idea, si bien de difícil lealizacion en nuestro país donde la mujer tiene cierta pereza tradicional un tremendo hoiror a la fatiga asi física corno moral Es relativamente exiguo el numero de rujeres que a iden con fií útil y escuban o lean por disciplina intelectual Los ejercicios físicos consideranse aun pot muchos espíritus como impiopios del sexo femeni 10 Se contempla con cierta sorpresa a las amazonas censuranse los deportes sanos al aire libre, en tanto que nadie condena la permanencia du- ante horas enteras en espacies cerrados, respirando una atmosfera viciada donde la fatiga suele ser raajor sin beneficio alguno para el organismo La objeción que pudiera presentarse de q re las tareas del campo no son propias de la mu jer, cae por su base si recordamos los centena res de mujeies que efectúan trabajos mucho mas penosos en diversas industrias Es indispersable abriv las granjas a la mu er, enseñándola las ventajas positivas de la agriculr i na r T en b Ide los ant g os ion r as plantas no pueden tener me jor k I mora que la mujer Desde la infel z dt- Í vemos encorvada escarbando la l e Te as proxmeas, hasia a elegante dama q lí. cuida de las costosas plantas en la estufa o er el -alón, Cuanto centenares de figuios ter n u r a s podemos hallar enamoradas de las flore y pficiopadas? campo 1 pobre caseia tr? baja poi ganar u i peda 70 de bciona, Ii opulenta aristócrata gasta en í b, d itante ala noche de oai e, sumas iirpo te pero sor. muy pocas las que aprec r q ¡e vaL y iepicuentan las tareas de Voi o la y ag ¡cultura Ii ce mucl Ob ios, cuando las señólas no 1 n acudu a lis Catedias ni a las Bibhotec s 1? insti mse doña Concepción Arena! con tía e masculino y acompañada de su esooso, asistía a las leccio íes de Botánica que se i en el jardín que posee el Museo de His- I te a Natuial En la actualidad, en el extian 1 o, singularmente en Inglaterra, la mujer fie enta escuelas especiales, verdaderas granjas gucolas, oonde aprende, teouca y practici mente todas as cosas telacionaaas con el cult ÍO de la t e n a el peiíeccionamiento de t t VT feíj, á f e j á f e f i A GRUPO DE LOS SIETE NIÑOS DE EC 1 JA S ESTUDIANTINA TUNA MUSICAL DEL CONScliVATOii O. PRIMER PREMIO en la diosa Ceres la prosperidad de los pueb os En aquellos templos, serv dos por sacerdotisas, se distribuía trigo y pan entie los desvalidos de la plebe Con Flora y Pomona compartió Ceres los votos y las mantes adoraciones de la gente del campo, donde ahora reim e! hambre, la desolación y el odio. jQuien sabe si cuando la mujer se hille mas ilustrada y ejerza la influencia que tuvo en el caserío, de la cual se la despojo violentamente, el día en que sepa aprovechar sus dotes de celosa economía y despierta laboriosidad que le son propias, se atenuara y resolverá pacificamente el problema social Aun quedan muchos ejemplares de la madrt casera que pinto con inmortales trazos el insigne y malogrado poeta Gabriel y Galán. La mujer puede y debe regir la casa y el c moo Instruirla es tarea redentora, ella sabrá enseñar á los homDies a amar los arboles, á proteger las plantas, a cultivar las flores Nadie mejor que ella lograra acallar el hambre de los desgraciados partiendo el pan santa y equitativamente con sus deheadab y piadosas manos MANUFLD TOLOSA LATOUR