Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A R C- i M R S Í 6 D E F E B R E R O D E 1906. P A G l o E D I C I Ó N 1. tú Y corno nasta la fecha no ha hecho confesión de sus culpas, 10 podemos absolverla. Siempre que se habla de la independencia de ia Prensa se saca á relucir la cuestión del perro chico. Quienes dicen esto no conocen á fondo el asunto. La Prensa no vive de la venía, vive de! anuncio, y U mayoría de los anunciantes pertenecen á la misma clase que ¡os representantes del Parlamento. Hay, pues, que defender á los que tienen algo que perder contra! os que tienen algo que ganar. Por esta razón, la mayor parte de la Prensa es el órgano de la mentira, hija legítima de la cobardía. (Alronrdoves aplausos. a De la mentira política, de ia mentira cultura! de la mentira relioiosa; sobre todo de la memira política. Nuestros políticos no creen en la política. Saber, que es un engaño, un convencionalismo, una mentira, y. sin embargo, se erigen en pontífices. Y no sólo se erigen en pontífices, sino qi e se atreven k excomulgar y á arrojar de su iglesia á los que no les obedecen. Creen, sin duda, que eüos son la doctrina. Y no son los partidos conservadores los que mayores pruebas nos dan de convencionalismos. Todos sabéis que si alguien ha adulado en España al Ejército, es el partido republicano. (Ovación. Lo peor de este pueblo es el culto á la cuquería, esa terrible corrupción de menores á quienes se arranca el corazón á tiras. Yo, que estoy al frente de un gran establecimiento de enseñanza, he visto con sentimiento que la juventud escolar nunca se ha asociado á los movimientos europeos, enviando mensajes á Zola- -ó contra Zola- -á los revolucionarios rusos ó al Zar. No se reúnen más que para dar gritos pidiendo vacaciones. (Aplausos) Hay además una ramplonería ambiente imposible, y el que trata de romperla es, como yo, un visionario ó un desequilibrado. Los niños leen libros que tienen que ocultar á sus madres. Y las clases que deberían ser directoras llevan el cuerpo en automóvil y el espíritu en carreta. Y contra esto se trae como argumento ei buen gusto, la última invención. Esto me recuerda una frase de Anatolio France: El cautolicismo es hoy la fórmula más elegante de la indiferencia religiosa. ¿Remedios? No los sé. ¿Revolución acaso? Yo no creo en la revolución, ni en la de arriba, ni en la de abajo, ni en la de enmedio. No creo en raás revolución que en la interior, en la personal, en el culto á la verdad. Pero las cos s no se hacen de golpe. En los campos de Castilla hay una flor pequeña, insignificante: la Quiiameriendas; esta flor atraviesa la tierra soleada, endurecida. ¿Cómo? empujando, empujando siempre. En mi país está noventa días lloviendo, una lluvia fina, continua, persistente. Si yo mandara en la lluvia de verdad, haría que estuviese lloviendo noventa años, gota á gota, siempre lloviendo. La revolución no es un remedio. Si e! militarismo llegara algún día á establecerse aquí, quizá lo fuera. Se establecerían dos partidos, dos ejércitos: el de los militares y el de dos sin patria que dice el Kaiser. A mejor organización del uno correspondería mejor organización de! otro. Lo peor son los neutros, ios desdichados neutros. Dante, ei desdeñoso más grande de todos! os desdeñosos, colocó á Pío V, hoy santificado, er. el infierno por la cobardía de renunciar la tiara. Quien tiene un puesto no debe renunciarlo. Yo no traigo programa; no traigo especílocada delante del frontón del Congreso, iban unos cuantos señores disfrazados de griüos con mucha propiedad. Delante de ia olla se ven los leones de bronce que hay en ios iados de la escalinata de! Congreso. La carroza es de D. Maximiliano Thous. Alpinistas del Sr. Oteiza. En la vertiente de una montaña nevada, en la que crecen algunas ramas, están unas cuantas señoritas vestidas de escocesas ó cubiertas con recios abrigos de pieles y algunos caballeros, envueltos en fuertes chaquetones, y tanto ellos como ellas, llevan sus respectivos aípensíocs. La nieve está muy bien fingida con algodón en rama. Las alpinistas arrojaban ayer bolitas de. l o n un tiempo espléndido se celebró ayer nieve con caramelos. la fiesta de Carnaval en el Paseo de la Caja de soldados ¡mita con mucha proCastellana. piedad una de esas cajas de soldados de madeLa concurrencia fue inmensa. Cerca de las ra en las que hay además arboliíos y gar tas uatro llegó el Rey, acompañado de los prín- con su peana correspondiente. ccipes Reniero y Felipe, en carruaje, escolEs de las carrozas que han gustado más. tado por dos parejas de ia benemérita. Las La han ideado los Sres. Herreros de Tejapersonas Reales fueron de las que más derro- da y Servet é iban además de estos señores che hicieron de confetti, flores y serpentinas. las Srtas. de Adalid, Moltó, Robert, CaaraaTambién concurrió la infanta doña Isabel, ño, Herreros de Tejada, Goriest, Obregón cuyo carruaje se vio pronto cubierto de ñores Galaniena, Bravo, Servet, Casas y otras. y papeles de colores. Gustaron también (E 1 baño del marqués Los coches eran innumerables y la guardia de Ariani. Figura una bañera llena de bañismontada tuvo que hacer gran consumo de pa- tas; á ¡os lados de ia bañera se ve una esponja ciencia para hacerlos entrar en orden. y un termómetro. Zapato de Reyes de! Sr. Ariza; un zaI AS TRIBUNAS, Muchas de ellas esta- pato lleno, di juguetes, representado por se ban adornadas, pero en realidad la más ñoriías. Memphis carroza egipcia, del Sr. Tonotable la de! Centro del Ejército y de la Armada, que representaba un castillo decorado rrero. En e! centro hay una esfinge sobre un pedestal egipcio. Los y las que ocupaban ¡a con armaduras. La del Rey era un kiosco recubierto de flo- carroza vestían de egipcios con mucha prores, pero S. M no la ocupó y prefirió ir en piedad. Estuche del Centro Gallego. Figura un el desfile de la fiesta. estuche entreabierto con una pulsera de oro con piedras preciosas. Estas piedras preciosas I AS MÁSCARAS. Ninguna se distin- son hermosas mujeres, que lucían la belleza de guió por h novedad del disfraz. Una que su rostro y que contribuían á que gustase más simulaba una guitarra sobre una silla y con un la carroza. cartel que decía: ¡Vivan los novios! fue la La primera verbena de D. José Soler, que únicamente llamó ia atención. reproducía un baile en San Antonio de la Flo rida, con farolillos de papel y banderas. (Patio andaluz de D. Eugenio Morón, ARROZAS. E s t e año han concurrido más carrozas que el año anterior para op- representa un patío andaluz, en el que se veían tar á los premios concedidos, pero esto no muchas mujeres con el clásico mantón de Ma quiere decir que hayan estado en general, más niia airosamente prendido. afortunados los concurrentes. Excepción hecha Zambra gitana de D. Eduardo Manzade cinco, las demás no tenían mucho que ad- no; representa un minarete árabe, alrededor mirar. del cual iban moros y odaliscas muy bien ves La que llevaba el lema Grupo parlamentario tidos. es propiedad de la familia del conde de Malla Hoy no se barre de doña Martina Pardas. Representa una cesta de flores naturales, do. La carroza figura un carro de la limpiez? en el centro de la cua! va colgada una jaula, lleno de barrenderos. con un ioro. Entre las flores de la cesta iban Nube de violetas de D Federico Albeidieciocho señoritas y siete caballeros maravi- te. Un coche vestido de violeta y blanco, lleno llosamente disfrazados de loros. de elegantes señoritas engalanadas con dómiTiran 1 de la carroza cuatro magníficos caba- nos de los colores antedichos. llos con gualdrepas, regidos por dos postillo Caja de bombones. de las señoritas de. nes disfrazados de monos, con frac encarnado Núñez. Una bombonera de paja fina, pintada de seda y pantalón negro. y con grandes lazos de seda, entreabierta. Los La carroza ptodujo ayer tan excelente efecto, bombones son elegantes señoritas que ayer ian que el público aplaudía con entusiasmo al verla zaban dulces y caramelos á ia concurrencia. pasar. Cueva de gitanos de la señora de Bento, Ei proyecto es obra del arquitecto Sr. Sa- con gitanas muy guapas y gitanos muy bien laberry. ¡caracterizados. Barraca valenciana Como su lema índica, Incroyables de la señora de jauría. representaba esta carroza la típica barraque con Cesta de rosas de D. José Cavestany. sus más nimios detalles, reproducida del natu That is the question dei Sr. García Cas ral. En ella iban varias señoritas y caballeros taño. Esta carroza representa dos tomos cerra disfrazados de huertanos. La carroza es pro- dos de Derecho romano. piedad de D. Pablo Zaragoza. Ave, César, Imperator representa 1 a ca Tío Vivo figura lo que su nombre in- rroza ei palco desde donde Nerón contempladica. En los cochecillos y en los caballitos iban ba las fiestas que en su honor se celebraban en hermosas mujeres, engalanadas con mantón de el circo romano. Manila y profusión de flores. En el centro del Tarde y con bulla del Sr. Pérez Asencio. Tío Vivo iba un organillo tocando. No era notable más que por la alegría de ¡as La carroza gastó mucho. Ha hecho el pro- mujeres que la ocupaban. Aires de boda Una carroza de D. Enriyecto ei Sr. Aranguren. OJa de grillos Es una sátira contra la que León y Rodríguez Roda, con las banderas Cámara popular. En una olla monumental, co- española é inglesa entrelazadas. fico; no me gustan las soluciones concretas; vengo sóío á activar los espíritus y avivar! as entrañas. Si Don Quijote volviese á nacer, dejaría el lanzón y la adarga arrimados á un árbol y tomaría la pluma. Es necesario que se unan todas las gentes que amen la verdad. San Pablo lo dijo: La verdad nos hará libres.