Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 26 DE FEBRERO DE 1906. PAG. 9. EDICIÓN j a 38o,5o al final de la semana. Estos movimientos, puramente especulativos, no obedecen á causas determinadas. En el extranjero, como ya lo hemos dicho, la mayoría de los valores han bajado, porque empieza á preocuparse el mercado de lo que sucede en Algeciras. El Exterior perdía el sábado 25 céntimos, y valía 93,67; la renta francesa quedaba á 99,32, perdiendo 12 céntimos. El Ruso, 4 por 100, bajaba 60 céntimos, y 3o el Turco. Los únicos valores que han subido, han sido las acciones ferroviarias españolas; pero no quedaban á los cambios más altos cotizados. Las acciones del Norte llegaron á valer 213 y 356 las del Zaragoza: valían el sábado 2o3 y 34.8, respectivamente. Alba y el pedestal con jarrón de porcelana del marqués de la Viesca. Sr. de Alasa: la copa de plata del alcalde de Madrid. D Severino Prieto: un centro de plata dorado. D Tomás de Gúdal: una maceta de plata. Marquesa de Squilache: el regalo mandado por los socios del Nuevo Club, el bronce del ministro de Marina, la porcelana de Sévres del Sr. Laiglesia y el Cristo enviado por los condes de Torre Arias. Marquesa de Moctezuma: la Santa Teresa de Jesús, una maceta de Sévres y una palmatoria de plata. Duquesa de Noblejas: una cruz de bronce y esmaltes. Duquesa de Nájera: el juego de café de plata mandado por los marqueses de Santa Genoveva y el plato de cristal y plata del Sr. Fernández Heredia. Duque de Luna: estuche con cubiertos de plata. Marquesa de Donadío: cuadro con reliquia de Santa Teresa, enviado por el Ayuntamiento de Alba de Tormes. Condes de Peñalver: estuche con la copa de la vizcondesa de la Nava del Rey. Condes de San Luis: centro de porcelana y abanico mecánico. Señora de Mellado: centro de mesa y sombrilla de seda y puño de oro y nácar. D Eugenio Silvela: caja de bronce del marqués de Vega de Armijo. Marqués de Estella: capilla de ébano y plata. D. Luis Castillejo: barómetro de bronce. Ministro de Agricultura: grupo grande deporcelana del Retiro. D. Manuel Longoria: el juego de tocador de plata del Casino y los platos de cristal yvermeil de la casa Mellerio. Señores Díaz de Mendoza: centro de plata y cristal de S. A. la infanta doña Isabel. Condes de Vilana: abanico y marco de plata y pluma de Santa Teresa, de plata. D. Luis Torres: estatua modernista de ¿ronce verde. Marqués de Atalayuelas: ponchera de Sax y bronce dorado. Condes de Múnter: escribanía de bronce y turquesas. Sr. Loaysa: grupo de Sajonia. Sr. Heredia: estatua de bronce. Sr. Rojas: un bronce. Marquesa de Coquilla: un bronce y bandeja de plata. Marquesa de Monistrol: un estuche con porcelanas de Sévres, un bronce y una maceta de- plata. La situación agrícola en los Estados Unidos continúa siendo muy satisfactoria. Las grandes entradas en los principales mercados han influida desfavorablemente en los precios. EL ACTO DEL SR. UNAMUNO I a anunciada conferencia del docto rector déla Universidad de Salamanca, Sr. Unamuno, se verificó ayer á la hora anunciada, en el teatro de la Zarzuela. Nuestro compañero Azorín, en su crónica, refleja lo ocurrido en el acto, al cual, según cálculos de personas imparciaíes, asistieron unas 3.ooo personas. Muchas no pudieron entrar en el- teatro. El entusiasmo fue grande, pero el orden no se turbó un instante, Sólo cuando, terminada la reunión, el Sr. Unamuno y un grupo de amigos suyos entraron por el pasaje de la Presidencia del Consejo pata salir á la calle de Alcalá, otro, grupo, al que no se permitió el acceso por dicho punto, prorrumpió en gritos de protesta, pero los ánimos se aplacaron y reinó pronto la calma. Recogieron el discurso dos taquígrafos y le escucharon dos auditores de guerra. Por ciento que uno de éstos, terminada ia conferencia, se acercó al Sr. Unamuno para pedirle los nombres propios y algunas de ¡as frases de las citas que había hecho en el curso de su peroración. El conferenciante le entregó las cuartillas con anotaciones que había utilizado par la relación de asuntos del discurso. He aquí ahora algunas de las frases má ruidosamente aplaudidas por el auditorio: El Ejército vive en España en gran comunidad con el pueblo, de una manera que podríamos llamar civil. La mayoría de los oficiales que yo conozco visten de paisano. Sus ocupaciones habituales parecen más de oficina que de otra cosa. Respecto de otras virtudes, yo no sé nada; pero ojalá una institución pueda demostrarnos que se puede sacar una suma de valor de un pueblo de cobardes. (Aplausos. En otras naciones los militares viven separados por completo de los hombres civiles. Hay hasta ciudades casi militaristas. Aquí no. Aquí los militares viven en nuestro mundo, frecuentan nuestros mismos Círculos, esos Círculos que ofrecen tantos azares malamente educativos (aplausos) en los cuales hay á veces bibliotecas medianamente repletas, que á veces, sin embargo, sobran. No hay por qué extreñarse de ello. En mi carrera hay quien conoce mejor el escalafón que el libro de texto. Cuando eso sucede en mi carrera, no necesito decir más. Se ha repetido mEcho una frase de Napoleón, que á mí me parece una tontería. No es ofensa; los tontos de remate no han dicho nunca tonterías. El Ejército no debe ser filóssofo, porque eso acabaría con él. ¿Por qué no? ¿No era un gran filósofo Moltke, aquel antipático Moltke, que siendo danés empezó por combatir contra su patria? Pero hablad con los militares; hablad con ellos cuando les inspiréis confianza, cuando no les pese el uniforme, y veréis cómo os dicen lo mismo que yo. Ahora que, clarcTestá, no lo confiesan; son como un cura que yo conozco, á quien cuando le hacen alguna observación sobre su carácter, no el sacerdotal, sino el otro, el particular, responde: Ya ve usted, hay que honrar el traje. (Grandes risas. íEl Parlamento, pues, no tiene fuerza. Y no la tiene porque en España hay un mal todavía peor que el militarismo: el abogadismo. Pero ¿es que no hay más opinión qne la del Parlamento? -preguntaréis. Sí, hay la Prensa. Pero la Prensa, en lugar de entonar el yo pequé está siempre con el más eres LA FIESTA DE BLANCO Y NEGRO p n Ja tarde de ayer se verificó en el hall de nuestra casa la fiesta infantil organizada por nuestro querido colega Blanco y Negro. Consistía, como es sabido, en un concurso de trajes regionales de España. Más de trescientos niños acudieron á nuestros salones, luciendo la inmensa mayoría de ellos primorosos trajes típicos de las diversas regiones. El cuadro era ideal: España en miniatura parecía concentrarse en el hall, decorado con todos los atributos carnavalescos. Valencianas y baturras, andaluzas y charros, gallegos y catalanes, payeses y asturianos; tipos, en fin, de todas las provincias en retozona fraternidad, ofrecían un conjunto de belleza indescriptible. Nada más hermoso que una fiesta de niños, ni nada más consolador en estos momentos y en estas circunstancias, que ver á todas las provincias españolas, clásicamente representadas por los trajes de sus habitantes, confundidos en alegre y cariñosa fiesta. Los pequeños concurrentes, luego de ser obsequiados con bolsas de dulces, bailaron diferentes danzas que tocó una banda militar, y después desfilaron ante el Jurado, presidido por el ilustre artista Sr. Méndez Bringa, para tener opción á los premios ofrecidos. Hlanco y Negro publicará en su número del próximo sábado varias fotografías de los niños concurrentes á esta simpática y originalísima fiesta (de la cual insertamos una vista en la página 7 de este número) y dará á la vez los nombres de los niños que han merecido los cuatro premios ofrecidos y de los que han sido agraciados con diplomas de honor. DE AGRICULTURA M ERCADO D E TR 1 GOS DE SOCIEDAD He aquí la lista de personas que hasta ahora han recogido algunos de los objetos de la tómbola organizada por la señora marquesa de Squilache: Señora de Bustamante: joyero de Su Alteza Real D. Carlos, una licorera de plata y cristal, un bronce mandado por los condes de Heredia Spínola, una copa de Sévres, de la marquesa de Valdeolmos, un cuadro al óleo y una famparita eléctrica. Marquesa de Monteagudo: estuche con saleros de plata y frasco para sales inglesas. Sr. Recur: el bronce del duque de Medinaceli, la copa de plata del duque de Los precios que han regido en la compra del trigo la semana última han sido: de 46 reales fanega en Rioseco y Salamanca; 46,50 en Barcelona, Valladolid y Medina del Campo; 47,5o en Arévalo. L o s precios en baja y las transacciones muy flojas. Lo que el consumo tiene forzosamente que cubrir, se toma en cantidades lo menor posibles. La oferta vendedora se manifiesta muy abundante, y la creencia general es que se aproxima una fuerte baja, según se vaya acentuando la del cambio, internacional. Los trigos de Rusia se cotizan firmes, habiendo circulado el rumor de que una de las más importantes casas de París dedicada al comercio de cereales había hecho suspensión de pagos. Los mercados extranjeros todos acusan baja. Las grandes expediciones de trigo á Europa y la supresión de la demanda alemana, donde van á entrar en vigor el i. de Marzo próximo las nuevas tarifas de Aduanas, han originado una reserva muy grande entre los compradores. Por otra parte, la venta de harinas ha continuado muy laboriosa en todas partes. Estas son las causas que explican la gran flojedad de los precios. Ha reinado un tiempo muy b e n i g n o en toda la Rusia me- ridional, mostrándose por esta razón los labradores muy satisfechos del estado actual de las cosechas. Los negocios han sido bastante difíciles, pues la demanda es escasa y los stocks flojos. Sin embargo, el 14 de Enero, según los datos oficiales, se contaba en los puertos un stock de 4.567.500 hectolitros contra 3.87 J. 500 en 14 de Diciembre.