Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 25 DE FEBRERO DE 1906. PAG. 14. EDICIÓN 1. que cree que esa tesis está justificada plenamente en derecho, y, en segundo lugar, en razón del hecho de haber participado los Bancos españoles en la emisión del empréstito. Al discutirse la cuestión relativa al capital del Banco y proponerse por Francia que se valuase en oro, el duque de Almodóvar hizo la declaración siguiente, copiada también á la letra: El duque de Almodóvar declara que en vista de que, conforme á la explicación del delegado plenipotenciario de Francia, queda entendido que la constitución del capital del Banco en moneda de oro no significa ninguna innovación en la situación de la peseta en e! mercado marroquí y no opondrá traba alguna á su circulación, se adhiere al principio de un Banco cuyo capital social se constituya en moneda de oro y cuyas acciones se emitan en las diversas monedas de oro de cada país á un cambio fijo determinado por los Estatutos. alas impresiones. Jllgeciras, 24, 9 n. Créese que la nueva Conferencia se verificará el jueves, para lo cual habrá de fijar el presidente el orden del día el miércoles. Aunque entre ciertos elementos se observan crecientes optimismos, puedo aszgurar que los asuntos pendientes van enmarañándose por momentos, esperándose en breve grandes emociones. Es completamente inexacta la nota francés que inserta la Prensa llegada hoy aquí. norteamericano proponiendo que en tales asuntos entendiese el tribunal de Lanzane, que POR TELÉGRAFO los alemanes sólo aceptaban para apelaciones. Viendo entonces el representante inglés que erlín, 24. 5 t. Corre el rugnor de que Bulow ha ofrecido su dimisión al Kaiser á no llegaban Francia y Alemania á un acuerdo causa del nombramiento de Tschivsky como respecto de la vigilancia del Banco, propuso ministro de Relaciones extranjeras y que la di- que se nombrasen tres censores internaciomisión no fue aceptada. nales. Continúan predominando las impresiones pesimistas, qus se han acentuado por la suspensión de Conferencias por plazo indefinido. El duque de Almodóvar manifestó que se anunciaría á domicilio para la próxima sesión y que por ahora no se podía prefijar nada has- POR TELÉGRAFO ta que la comisión ponente termine sus traa sesión de hoy. bajos. Jllgeciras, 24, 1 í. Los delegados del Sultán han presentado á la Conferencia un proo que dice el Zar. yecto de Banco redactado en francés. París, 24, 6 t. El Fígaro de hoy afirExaminado el proyecto y comparadas las ma que el Zar ha manifestado que no habrá traducciones árabe y francesa del mismo, se someterá al estudio de la ponencia comparán- guerra europea aunque la Conferencia de Aldole con los proyectos alemán y francés ante- geciras fracase. Según el mismo periódico, el Zar dio instrucciones á su representante en la riormente presentados. Conferencia, para que apoye las justas reivinAtribuyese el proyecto marroquí á inspira- dicaciones francesas y contribuya al acuerdo ciones de Alemania. entre Francia y Alemania. La sesión ha terminado sin fijar la fecha de nueva reunión, que la presidencia convocará puando crea oportuno. ás detalles. Jllgeciras, 24, 7 í. La declaración he espués de la sesión. cha por España, al tratarse de la naturaleza de Jllgeciras, 24, 2 t. Proponen los ma- los hechos derivados del art. 33 del contrato rroquíes en su proyecto de Banco, que la mo- de empréstito de 1904, copiada literalmente, neda sea la libra esterlina. dice así: Los franceses discutieron si en caso de plei El S r Pérez Caballero expresa su adheto, en que entendería la jurisdicción francesa, tsión á la tesis expuesta por el delegado de serían ellos demandantes, oponiéndose los ale- Francia sobre la naturaleza y alcance de los manes, que propusieron que se creara un tri- derechos indicados, y se considera en el caso bunal especial compuesto de todos los consu- de hacer esta declaración en nombre de la lados, y entonces intervino el representante Delegación española, en orimer termino, por- El canciller Bulow B LA CONFERENCIA DE ALGEC 1 RAS L L Tengo ante mil ojos un ejemplar del proyecto marroquí, sobre el Banco. El proyecto marroquí. n. Algeciras, 24, 10 PRIMERA PARTE 1 tristes chorlitos, anunciando el de Los aparecer en grandes bandadas, otoño, acababanhuir envueltos, al A la Sra. V. D Mbhadie, que me inició en el covoatrienfo áel país vasco en eí otoño de 1891. HOMENAJE DE AFECTUOSO RESPETO PIERRE L 0 T 1 Jfseam (Ba os Pirineos Tiovitmbre de de alta mar ante la amenaza de próximas tormentas, en una borrascosa bruma gris. En la embocadura de los ríos meridionales, el Adour, el Nive y el Bidasoa, límite de España, vagaban sobre las ondas ya frías, en vuelo bajo, rasando con sus alas el espejo de la superficie. Sus silbidos, como lamentos, parecían cantar fúnebremente la muerte anual de las plantas marchitas, secas. Sobre los campos pirenaicos, cubiertos de zurzas y maleza y de gigantescos árboles, tendíanse lentamente, pesadas, envolviéndolo todo como en sudarios, las melancolías de las tardes lluviosas del fin de la estación otoñal. Ramuncho, como hijo que era de las montañas, caminaba ligero, sin ruido, silencioso, pisando apenas con sus alpargatas la senda cubierta de musgo por donde iba. Ramuncho venía á pie desde muy lejos; regresaba á las regiones arrulladas por los mugidos del Cantábrico, á su casa sola en lo alto, entre árboles frondosos, cerca de la fron era española. Solo, andando rápidamente y sin esfuerzo, sin que se oyeran sus pasos, el joven caminante veía á su alrededor por todas partes y en la lontananza lejana, grandes toques de bruma esfumándose y perdiéndose en los tonos, más perceptible cada vez, del crepúsculo tristón y sombrío que triunfaba. El otoño, el otoño mostrábase reinando é imponían-