Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES a 3 DE FEBRERO DE 1906. PAu. 7. IiDlCU y notabilidades artísticas asistieron al acto inaugural de la Exposición, que ha sido instalada en el salón de la Academia donde está la inscripción que perpetúa en el mármol la gloria de Velázquez. Los pensionados expositores son los señores D. Francisco Llorens, R. Zaragoza, y Ortiz Echagüe, pintores; Eugenio Martín Laurel, escultor, y Antonio Florez, arquitecto. Llorens, a tout seigneur tout bonneur, es un pensionado de cuarto año, algo as! como el decano de la Academia; expone cuatro cuadros y una preciosa colección de bocetos y estudios de paisaje, entre los que merece especial mención La encina, estudio del natural de un paisaje encantador de los alrededores de Pontecorro. Entre sus otros cuadros figuran En las rocas de Ortiz Echagüe, que no ha cumplido atn veintidós años, da pruebas de una sana personalidad artística. D. Eugenio Martín Laurel, único escuitoi que expone, pues su compañero se vio obligado á marchar de Roma por su estado de salud, presenta una sola obra: Escuchando, vigorosa estatua de un hombre joven desnudo oyendo atentamente. Clásicamente modelada en todos sus detallesv esta figura no pasa de los límites de un estudio de desnudo, que deja algo fríos á los visitantes Martín Laurel es una promesa en cuya realización se debe confiar. Flórez, el pensionado de arquitectura, pre senta diecisiete trabajos, que son muy elogia: dos por los técnicos. La Exposición, en conjunto, ha satisfechos los que la han visto, y entre ellos había severos jueces competentísimos en los nobles misterios de las Bellas Artes. Instruido el correspondiente proceso, Alejandro Gustín compareció ayer ante e! Jurado; pero como la prueba practicada en el juicio no demostró que el pequeño se hubiese apoderado del dinero que indudablemente se repartieron los fugados, el veredicto fue de inculpabilidad. Defendió á Gustín D. Román Sánchez. ser fino. P or Parece un poco raro, así á primera vista, que se procese á un hombre por ser fino, y, sin embargo, ésto le ha ocurrido á D. Manuel Vaz y López, redactor de Correo Español, que queriendo cumplir al pie de la letra los preceptos que imponen las costumbres, el cariño y la buena educación, felicitó á la esposa de D Carlos en el día de su santo. El suelto que tal felicitación contenía, no es, á juicio del se- Capri, Costa de Capri y Tina puesta de sol, esñor Doval, injurioso para S. M el Rey, pero tudio de la campiña romana. como el fiscal opina de otro- modo, sostuvo Llorens es un verdadero artista, cuya larga ayer en la vista celebrada en la Sección segun- y cuidada educación se revela en sus nuraero- ROMA. VISITA DE LOS REYES DE ITALIA Á LA EXPOSICIÓN DE TR A 8 JOS DE ENVÍO DE LOS PENSIONADOS EN LA ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE ESPAÑA da que debía imponerse al procesado la pena de diez años de prisión mayor. El Sr. Doval pronunció su informe, que por ser sentido resultó brillantísimo. No hubieran podido hacer más por el procesado Mella ó Barrio y Mier. UN PASANTE 1 A ACADEMIA ESPAÑOLA DE BELLAS ARTES EN ROMA 18 de Tebrero, 1906. Con verdadero placer recibí la amable invitación que D José Benlliure me dirigió para asistir á la inauguración de Ja Exposición de trabajos de pensionados que se verificó ayer á las cuatro de la tarde en eí edificio del Monte Gianiculum, en aquella clásica bulle romana consagrada á Jano en tiempos remotos. El duque de Arcos, embajador de España, y el Sr. Tancredi Canónico, presidente del Senado, y una brillantísima pléyade de damas sos bocetos, que no tardarán en convertirse en obras notables. Zaragoza es pensionado de primer año. Expone un gran lienzo que representa á Orfeo en los infiernos, en el cual se puede advertir una gallarda imitación del célebre Cuadro rojo que decoró en otro tiempo un salón de Venecia. Este joven pintor, que revela excelentes dotes de retratista, exhibe maravillosos estudios de figura y un exquisito retrato del hijo del señor Benlliure, director de la Academia. Ortiz Echagüe es un mago de! pincel, un mago audaz, que no ha vacilado en elegir como asunto de su estudio de desñudo la leyenda de Lady Goliva, de Coventy. La castísima dama aparece en el cuadro en el momento en que, completamente desnuda, se dispone á montar á caballo para su trágico paseo por la ciudad. Es un trabajo de un atrevimiento extraordinario, realizado con grandísimo acierto, en el que se completan la fineza del dibujo y la labor equilibrada del colorista El embajador duque: de Arcos felicito expresivamente al Sr. Benlliure por el éxito de la exhibición, que marca un progreso notable de los pensionados. DR. FRANCO FRANCH 1 como ahora se ha producido en Ma drid un movimiento de desasosiego más intenso, ni una situación más difícil de aguda crisis obrera. Generales son los lamentos, general es el clamor que atribuye el paro de tantos centenares de jornaleros á que Madrid no es una ciudad industrial. En efecto, lo primero que necesita un pue blo para ser industrial es la fuerza motriz al alcance de cualquier iniciativa creadora. El carbón es en Madrid carísimo, y la fuerzv hidráulica que podría tomarse á cortas distancias tiene el inconveniente de las pérdidas del estiaje. Por eso mismo serían trascendemaiej CRISIS OBRERA