Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 22 D E F E B R E R O D E 1906. P A G 11. E D I C I Ó N 1. La prueba testifical es corta, pues según tenemos entendido no hay citados más que siete ú ocho testigos, pero seguramente será de interés. El fiscal caliñca los hechos considerándolos constitutivos de un asesinato cualificado por la alevosía, con las agravantes de parentesco y reincidencia, pues el procesado hirió también á su madre algunos meses antes de matar á Hermenegildo. La defensa, á cargo del Sr. Sorance, alega varias eximentes y atenuantes. UN PASANTE- -El Sr. Durand, 10, calle Lepic... el señor taron todos los oyentes. Traté de calmarlos Durand... pero todo fue inútil; en menos de n minuto- -Pero ¿invitas á todos los Durand de la quedaron vacíos los palcos, las butacas y las Guía? galerías. En el batí se oía un clamor unánime: -Sí; son trescientos ochenta... Sería un mi- ¡Psst Durand! ¡Eh, Durandl... Por aquí lagro que así no se llenara la sala... Durand... Durand... Durand. El día siguiente, á las tres y media, estaba Por todas partes huían los Durand. Juan yo en el vestíbulo del teatro para recibir á to- Fardot estaba desesperado. dos los Durand de París. Es increíble lo poco- ¿Por qué, Dios mío- -me dijo, -haber inque se parecen á pesar de la similitud del ape- vitado á los Durand, en vez de convidar á lo llido. Los hay pequeños, los hay gordos; al- Dupont? tos, flacos, morenos y rubios. Cuando un seMAX y ALEX FISCHER ñor, más elegante que los demás, me alargaba su invitación, como siempre es útil tener buenas relaciones, le decía en voz baja y con mucha amabilidad: DEL DÍA 2 1 DE FEBRERO DE IJ) o6- ¿El Sr. Durand? ¿No es eso? uan Fardot era literato. Su portera, su peSe alejaba satisfecho, me saludaba y penÁbrese la sesión á las cuatro menos diez, baj luquero, la estanquera, el vendedor de saba: la presidencia del Sr. Ochando. periódicos sabían que escribía. Se lee y aprueba el acta de la anterior. ¿Dónde demonios habré visto á este seEl conde de VALENCIA denuncia el hecho de Para darse á conocer, Juan Fardot decidió ñor? Debo conocerlo, pero no recuerdo. Jar una conferencia. Escogió un buen asunto: Un detalle, en el cual no habíamos pensado, haberse cerrado la escuela de niños de Malcoci Influencia de la historia griega en nuestras empezó á preocuparme. Un invitado me dijo: nado y ruega al ministro que disponga la reapertura. costumbres Vino á buscarme, y me dijo: -Estoy solo... luego vendrá un amigo... El Sr. SANTAMARÍA DE PAREDES ofreTenga usted la bondad de decirle dónde estoy ce enterarse con más detalles y acceder al rueg sentado... Soy el Sr. Durand. del senador. Penetró en la sala dejándome perplejo. El Sr. PULIDO excita el celo de los ministros Traté de grabar sus facciones en mi memoria. de la Gobernación y de Gracia y Justicia para que Era alto, delgado y rubio. Saldría del caso persigan y castiguen á los autores de algunos específicos que se anuncian contra ciertas dolencias dando estas señas. que tienen su desenlace á plazo fijo. Cinco ó seis Durand me dieron el mismo El PRESIDENTE ofrece poner en conociencargo. No era posible recordarlos á to- miento de los citados ministros las manifestaciones dos. Cuando alguien venía á decirme: Soy la del Sr. Pulido. persona cuya venida ha llegada anunciarle á El marqués de 1 BARRA ruega á la Mesa que usted el Sr. Durand... le contestaba sin pre- transmita una pregunta suya al ministro de Hacisar: Entre usted, caballero, lo encontrará cienda. Así lo ofrece la Mesa. usted fácilmente... está ahí... cerca de la saliSe vota y aprueba definitivamente la concesión da. Quiero decir, en el fondo, cerca de los paldel bronce necesario para, la estatua de Cervantes Me vas á prestar un servicio. Tienes frac. cos... que se va a erigir en Valencia; la excepción de He alquilado un teatríto para dar cinco confeHacia las tres menos cuarto, en el momento rencias. Te colocarás en el vestíbulo para co- en que Juan iba á aparecer en el escenario, impuesto sobre el azúcar de las melazas que contengan menos del 5o por 100 del azúcar cristalilocar al público. Partiremos los beneficios. eché una mirada sobre la sala. Estaba llena, zable, y los ocho suplementos de crédito extraSeré franco y confesaré que la primera con- había gente en todas partes. Los Durand son ordinarios de que se ocupo el Senado en la sesión ferencia de mi amigo Juan Fardot, tuvo bas- tan numerosos como los granos de arena del anterior. tante éxito. La sala estaba llena. Puesto á discusión el dictamen soore e proyecmar. La segunda sesión no fue tan brillante. Paía La conferencia adelantaba. Juan producía to de cesión al Ayuntamiento de Cádiz de los teaumentar el número de oyentes fuve que sen- en sus oyentes excelente impresión, cuando de rrenos extr? muros de la zona militar ó polémica, usa tarme en la sala. Eramos ocho. Coloqué con repente, llegó corriendo un i- -íividuo: ¡Bue- de la palabra en contra el Sr. ALLENDESALA habilidad una persona en cada palco y me ins- na señal- -pensé; -ahí viene uno que no quiere ZAR y pide algunas aclaraciones. En nombre de la Comisión contesta el marqués alé en una butaca. Así había gente en todas perder nada del discurso! El individuo me de BERTEMAT 1, y manifiesta que el ramo d preguntó soplando: Guerra esta conforme con la cesión propuesta. Rectifican ambos y se aprueba el dictamen, con- ¿Sabe usted, por casualidad, dónde está colocado el Sr. Durand? Pronto, pronto, es tinuando la discusión del proyecto dictando reglas del concurso para adjudicación de obras á lis cosa urgente. Juntas de puertos; consume el tercer turno en- -Está por ahí. contra el marqués de RE 1 N 0 SA, al cual contesta, Con un gesto amplio le indiqué la sala en- en nombre de la Comisión el Sr. ALONSO MARtera. TÍNEZ. Escudriñó con la mirada los palcos y las buRectifica el marqués de REINOSA é intervietacas. Cuando vio á un señor gordo, sentado ne para alusiones el Sr. RODRÍGUEZ SAN en primera fila, empezó á hacerle señas deses- PEDRO. Pronuncia un extenso oscurso comoatiendo el radas. Muy atento á! o que oía, el señor gorsistema de concursos. do no hacía caso. Contesta el Sr. AGUILERA en nombre déla- -No ¡mporta- -dije acercándome al recién Comisión, á las observaciones del Sr. Rodríguez venido; -coloqúese usted ahí... esa butaca está San Pedro. partes. A la salida me creí en la obligación de libre... es la última. El ministro de FOMENTO, contestando á los dar las gracias á un señor anciano que había Sres. Rodríguez San Pedro y AUendesalazar, pagado su localidad. manifiesta que la adjudicación de los concursos Juan manifestó el deseo de no dar su tercera que haya la hará el ministro de Fomento de acuerconferencia en esas condiciones. do con el Consejo de ministros y no las Juntas de obras de puertos. Era preciso, á toda costa, encontrar púbiiRectifica el Sr. RODRÍGUEZ SAN PEDRO co. Propuse á Juan que convocara en masa á en otro extenso discurso, pidiendo que se hagan toda la magistratura parisiense. algunas aclaraciones al proyecto. De repente Juan se levantó, cogió su somContesta el ministro de FOMENTO que no es brero y salió á la calle. Volvió al poco rato necesaria ninguna aclaración, puesto que en! o aus con ciento cincuenta sobres y una guía. se propone no existe duda alguna. -Toma y escribe... -me dijo. Rectifican también el marqués de REINOSA, Hojeó el voluminoso Anuario y empezó á el presidente de la Comisión, Sr. AGUILERA v el Sr. ALLENDÉSALAZAR. tar: Se suspende la discusión de ¡a totalidad del dic- -El Sr. Durand, 27, calle des Francs Bourgeois... El Sr. Durand, 43, calle Mauberge... Sin escucharme, mi interlocutor, que pare- tamen. Queda aprobado el relativo á la aplicación de la El Sr. Durand, i5, calle Gustave Courbet... cía presa de gran emoción, gritó lo más fuerte ley de ensanche de poblaciones de la ciudad de El Sr. Durand, calle Phüippe- le- Boucher, en que pudo: Alcoy, después de ser impugnado por el señor Neuilly... ¡Eh, Durand, su casa de usted está ar- ALLENDÉSALAZAR y ¡defendido por e! señor diendo! ¿Qué haces? PALOMO, en nombre de la Comisión. -No te preocupes y sigue -me contestó. Como impulsados por un resorte, se levanEl Sr. ORTUÑO retira una enmienda al pro LOS DURAND SENADO J