Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. F S 52 DE F E B R E R O D E- c 6 G. E D I d O N Mucha alegría, poco dinero, exuberancia de juventud y falta de cuidados eran ios caracteres distintivos de aquellos estudiantes tunantes que iban corriendo ¡a tuna llevando muchas veces la capa parecida á un jardín de flores. Con el tiempo quedaron reducidas estas expansiones de los aprendices de humanistas á huelga carnavalesca, y ¡as estudiantinas se elegantizaron mucho en el pasado siglo. Abandonaron la sotana y el manteo para lucir lujosos trajes de zuavos confeccionados con raso y terciope o bordado en oro; se escarolaban con innumerables ricillos el sedoso pe! o, se retorcían los bigotes, usaban gola y chorreras de encaje, y lucían el pulido zapato de charol y el ceñido guante blanco. Esta clase de estudiantinas hacían mucho furor en el café del Iris y los bailes de Paul y de Capellanes, pero perdieron su clásico carácter, y ya no las formaban sólo estudiantes, sino apreciables chicos del comercio y de la industria, figurando entre los más entusiastas de ¡os primeros el famoso Madapolán, cuyas aventuras ocuparon tantas veces la regocijada pluma del llorado Taboada. Con la expedición de una célebre estudiantina á París se intentó restablecer Jo clásico, y este carácter tienen las Tunas que actualmente se organizan en San; iago, en Valladolid, en Valencia y en distintos puntos. Como nota de juventud y alegría, son simpáticas. Un airoso pasacalles hábilmente tocado por las guitarras y bandunias con el acompañamiento de panderetas, hará siempre asomarse á las ventanas á las muchachas en edad de amores y galanteos y evocará gratísimos recuerdos de tiempos que pasaren en el corazón de los viejos. La comparsa estudiantil que mascha gallardamente al compás de la música de los instrumentos de cuerda es la juven- s: i v ik i i -I Í Í ÍÍ- S ¿i r f, PARÍS. ...SA NÚM. 5 D LA. GALLE DE DANTE, QUE DESD 2 EL DOMINGO HABITA EL fcX- PREBiOENTE DE LA REPÚBLICA, MR. LOUBET íud que pasa, y cuando sus ecos llegan á la alcoba del enfermo crónico ó si gabinete del hombre de estudio, el uno daix. io tregua á sus dolores y el otro apartan- Jo los ojos de Jas páginas del libro, no pueden menos de exclamar: ¡Felices ellos! UN MADRILEÑO PyOtna ¡6 Febrero Í 90 E L DUQUE DE LOS Todos aquellos á ABRUZZOS quienes preocupan w i fcL NU VO PRcSiDENTS MR. FALLIERES SALIENDO DEL PETIT LWX 6 MBURG 0 PARA DIRIG RSE AL ELÍSEO Á iOM R POSESIÓN DE LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA Fots Rol y C. los grandes intereses de la ciencia, que responden á las iniciativas generosas, que se emocionan con las grandes empresas científicas, comentan y elogian la nueva expedición que S. A. R. el duque de los Abruzzos realizará en breve á las montañas del África Centra! Este generoso príncipe, que no hice mucho llevó su actividad de explorador á las montañas del Alaska y luego al Polo Norte en un inolvidable viaje, va á visitar ahora las montañas del Uganda. La organización de esta arriesgada expedición ha sido confiada por el duque al COIHÍIÜdante Cagni, que desempeñó la jefatura de Í 3 expedición al Polo, llegando entonces á v. latitud septentrional jamás alcanzada DOV 11 oúu otro explorador