Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C 21 OS FEBRERO DE 19 6 PAG d ED C 1 Q a C B yo, los de Barnes de Gómez, los! 7 sondes de Pinohermoso, sir contar con os de las embajadas y legaciones Este año el Cuerpo diplomático esta ntretenido con la Conferencia de Algeuras, y la aristocracia se resetva, sin luda, para festeja! la boda de S M el ey, y en tanto ni un cotillón en los saones. Asi es que las niñas casaderas y sus novios y sus pretendientes se aburren, teniendo que contentarse con el flirteo de ios teatros, las breves visitas de los entreactos y algún rigodón o algún vals en las breves horas de las reuniones vespertinas. ¡Bailes de aqueUos de trajes como los de Cervellon y Medinaceli, o como los Pierroh y las Pierrettes y la Tarantela de la marquesa de Viana, no hay que pensar en ellos! ¡Esto clama al cielo! dicen las mucha: has, y no les falta razón; pero no hay más remedio que tomar los tiempos como DINAMARCA. VETERANOS DANESES SUPERVIVIENTES DE LA GUERRA ENTRE DINAMARCA ¿KUfalA QUE HAN DADO GUARDIA AL CADÁVER DEL REY CHRISTJAN Fot Cí rl D mis WJ i? i 12 1 tt 8- r! íí 1 a i- 1 t i J t DESFILE DE LA COMITIVA FÚNEBRE CONDUCIENDO EL CADÁVER DfcL REY CHRIST 1 AN AL PALACIO DE I ot Hoíf man vienen y confiar en el porvenir, consolándose con la idea de que nunca es tarde si la dicha es buena UN MADRILEÑO POSTALES EUROPEAS (COMPLICACIONES POR Inglaterra. UNOS BESOS no esta satisfecha Y sin embargo, el pueblo parisiense ha festejado espléndidamente a los miembros del Couníy Council de Londres La entente cor- EL pbRETRO REAL CONDUCIDO POR CUATRO CORONELES Fot Cari Del US SER DEPOSITADO EN LA CAPILLA ARDIENTE DE ROSK 1 LDE dtale subsiste Sir Edwin Cornwall la ha consolidado estampando sonoro beso en el juvenil y augusto rostro de la rema de los mercados. Sus colegas imitaron el ejemplo; pero esos ósculos patrióticos de los ediles británicos parece ser que, demasiado ardientes y ruidosos, repercutieron en Londres. Y los periódicos ingleses, escandalizados, apartaron la vista con horror de! espectáculo. El County Council y su presidente ya están en Inglaterra. Llegó, pues, el momento de ajustar cuentas. Y quieras o no, preciso ha sido a los honorables consejeros municipales expn-