Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 18 DE FEBRERO DE 1906. PAG. 14. ED CION i. DE VIGO POR TELÉGRAFO SÁBADO, 1 7 9 N. ció gestionar el logro de tan justo deseo, y expuso la seguridad de obtenerlo. na bomba en una imprenta. En la imprenta del diario Varo de Vigo ha sido hallada una bomba cerca del motor de Jas máquinas. Fue enviada para su análisis al Parque de Artillería. Esta es la segunda tentativa del mismo género que se realiza contra el mencionado periódico. Se ignora quién pueda ser el autor del atentado. Aapores rápidos Buenos Aires- Vigo. Mañana debe llegar á este puerto el vapor Valdivia, que inaugurará los viajes rápidos entre Europa y la República Argentina. Este vapor ha sido adquirido por la Compañía formada en la Argentina con dicho objeto. El capitán del Valdivia anticipó su viaje á? ste puerto para exponer los propósitos de la Compañía á las autoridades y á la Prensa local. 1 odaL U NOTICIAS l l uelga parcial de cocheros. Por haber despedido el dueño de un establecimiento de coches á dos cocheros, los demás obreros se opusieron á ello, siendo despedidos todos y sustituidos por esquiroh. Varios de los huelguistas apedrearon los coches guiados por los sustitutos, causando desperfectos en los vehículos. Los agresores han sido detenidos y conducidos al Juzgado de guardia. En Belén Rosita vive; quiere tener pretendientes y no usa para los dientes Licor del Tolo de Orive. MUVIHTEBESAHTE Y P 8 AGTÍCQ Las personas que necesiten una colocación, aquéllas á quienes haga falta un empleado ó sirviente, las que deseen alquilar un local, dar un aviso reservado ó comprar ó vender algo, deben publicar un anuncio en la sección de anuncios por palabras de A B C, en la seguridad de que por una cantidad insignificante realizarán fácil é inmediatamente sus propósitos. Véanse las condiciones en una de las páginas de la cubierta. 3 A E 3 es el sorteo que la afortunada Adminis tración de Loterías, núm. i5, de esta Corte, no reparte algún g o r d o entre su clientela; según vemos en nuestro colega El Tmparciítt, no ha sido menos favorecida por la snerte en el último sorteo de 5 del actual, pues paga 7 S b i l l e t e s entre ellos el número yer visitó al alcalde el presidente del gre- 1 7 6 1 3 premiado con 9 0 0 0 0 p e s e t a s las dos 1 s cada dos mio de panaderos para manifestarle que aproximaciones tdes 1 en 0 0 p e s e t a 1 6 6 7 7 una, 7 3 3 de 6.000 p e s e a los números y 1 1, no era cierto lo dicho por algún periódico ressiendo la suma total de lo que paga de IU 4 OUU pesetas. E l A d m i n i s t r a d o r Manuel Llórente, sirve pecto de una supuesta huelga de obreros panacuantos pedidos le hacen de provincias y extranjero para deros, y añadiendo que lo único que había en uno ó varios sorteos; incluso del extraordinario de Abril, el asunto es que el dueño de una tahona había al precio de 25o pesetas el billete, sS el décimo. LOS PANADEROS GUAYU EXQUISITO LICOR. Venta en los principales establecimientos. A despedido á unos cuantos obreros suyos. El alcalde le indicó la necesidad de que los panaderos de los Cuatro Caminos rebajasen también el precio del pan, medida que por aquella barriada es mucho más necesaria que en el núcleo de Madrid, por tratarse de un vecindario pobre. El presidente del gremio de panaderos ofre- EHfffiMEDUS HE US VÍAS OHIHIB CLÍNICA D E L DR. G O N Z Á L E Z OSSORIO, CONSULTA DIARIA, D E i á f ECONÓMICAS PARA LOS OBREROS, D E y á 8. Ilortaleza, 15, Madrid. Por fuerte y crónica que sea, se cura ó se alivia siempre con las PASTILLAS del D a ANDREU. ARGENSOLA, 19, PRAL. DCHA. MADRID NO SE DEVUELVEN LOS ORIGINALES IMPRENTA Y ESTEREOTIPIA DE A B C l82 BIBLIOTECA DE A B CE ABNEGACIÓN Y AMOR i83 -Es que- -añadió- -para hacer la felicidad de una mujer como usted, Micaela, las condiciones intelectuales no bastan; tienen que ir unidas á cualidades del corazón. Julio Pochon es un hombre de acción, de lucha, un hombre de esos que podemos llamar hombres de presa. Firmemente resuelto á no emplear más que medios honrados para alcanzar sus fines, aparta sin piedad, sin misericordia, los obstáculos que pueden retrasar stt marcha. El jefe de una explotación obrera tiene que tener la mano dura; la suya es severa hasta la crueldad; he tenido de ello pruebas. ¿Será buen marido? N o lo creo. He aquí por qué, si tuviera una hermana, no entregaría su felicidad á semejantes manos. Una mujer exige tanto cariño, tanta bondad... Le he dicho á usted cuanto sé sobre Julio Pochon, todo lo que diversas circunstancias me han hecho conocer. ¡Pobre papá! -dije encogiéndome filosóficamente de hombros. Su candidato queda derrotado! ¿Qué me dice usted ahora del protegido de mi madre, del conde Reginald de Chateau Raldon? Hizo un brusco movimiento, pero contestó después de algunos segundos de indecisión: -Nada; no le conozco. ¿Pero habrá usted oído hablar de él? Me pareció que luchaba, que hubiese deseado al mismo tiempo hablar y no hablar; por fin contestó evasivamente: -Julio Pochon tiene cuarenta años, tiene un pasado que podemos juzgar, mientras el conde Reginald no se ha separado todavía de su familia; es mucho más joven; tiene, creo, veintiséis años. -Al menos, es gente de gran respetabilidad. -Es una familia muy antigua. -Nos han dicho que están arruinados, que viven trampa adelante. -No tienen fortuna; en cuanto á trampas, nada sé. -Más vale así- -he replicado alegremente; -el conde Reginald me agrada; me alegro mucho de que no tenga usted nada que echarle en cara, porque él es á quien prefiero. En ese momento oímos un gran crujido: el ruido de algo que se quiebra. La senda era estrecha y á veces las ramas nos obstruían el paso; volví la cabeza; él apretó el paso. -H e tropezado con una rama muerta; no es nada. No insistí; pero decidí volver para examinar esa rama muerta. -Señorita- -dijo- -permita usted que me vaya; un asunto urgente me reclama. Le di las gracias y le miré alejarse; luego volví á andar lo andado. No me costó trabajo encontrar el sitio donde había