Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 18 DE FEBRERO DE 1006. PAG. 5. EDICIÓN 1. nosotros y nosotros no contaremos con ellos jamás. No es tan fácil dominar á Marruecos, como piensan; si algo intentan ya lo verán, les contará muchos hombres y mucho dinero y aquí no encontrarán más que la muerte. Se apoderarán de Tánger- -si es que entre ellos se arreglan antes, -serán dueños deTetuán, de Arcila, de Mazagán, de todos los puertos de la costa; más te diré: de Fez y de Marrakés; pero eso no es Marruecos, aunque para apoderarse de ello hayan tenido que gastar muchos millones y derramar más sangre que cabe en esa bahía. -Tú sueñas, Sid Amed; ser dueño de eso es ser dueño del país- -le dije. -No- -me replicó, -el país no son las ciudades; son los campos y los hombres, y nadie hasta aquí ha sido dueño á la fuerza de Marruecos. Los soldados que traigan necesitan comer y aquí no encontrarán comida; necesitan caminos y aquí no hay caminos; necesitan puentes y aquí no hay puentes; todo, todo tendrán que traerlo, y aquí caerán como en un pozo sin fondo las libras esterlinas, los marcos, os francos y las pesetas... vuestros soldados no encontrarán medio de pelear con gloria, porque las kábilas huirán ante su paso, después de los primeros combates y sólo atacarán á partidas aisladas, y cuando lo hagan con ventaja. ¿No recuerdas, Amed, la historia de la guerra de España y Marruecos? -M e la contó mi padre. Allí se batieron bien los infieles y los creyentes; ¿pero cuántos meses os costó á los españoles ir de Ceuta á Wad- Ras, distancia que cualquiera recorre en Horas? -Hoy es Marruecos más conocido que entonces y hay mejores medios de combate. -También nosotros los tenemos- -me dijo, señalándome un soberbio fusil de repetición de los últimos sistemas. -Yo, á mi vez, te recuerdo la expedición del general Cauchemez en 1902, acompañado del Guebas, delegado del Sultán al Figuit, donde las kábilas les hicieron comprender que de no retirarse pronto de. allí perecerían todos; recuerda la exDed n de otro general francés: O Connor, que se contentó con bombardear á Zenagen, teniendo que volver por donde había ido; recuerda, por fin, que, al poco tiempo, Francia, procediendo con cordura, conocimiento de causa y prudencia, firmó un tratado con el Sultán renunciando sus derechos al Figuit. -Precisamente para afirmar la paz, el Sultán, de acuerdo con las Potencias, podría acordar la organización de tropas mandadas por extranjeros hábiles y entendidos... -No sigas; eso se podría hacer en Tánger; la guerra, entregada á los extranjeros y en algún puerto de la costa; en el interior, aunque el Sultán lo ordene, ni será respetado ni obedecido. -Sid Amed, te engañas; el Sultán, además de Rey, es el infalible Emir- JH- Mumenim. -Por eso mismo no puede mandarlo; quien le quiera mal que le aconseje eso, porque estará perdido. Sultanes no han de faltar y descendientes de nobles familias Xorfas hay muchos- -prorrumpió lleno de orgullo satánico. -Yo también soy Xorif; mi abuelo, el bendito patrón de Tetauen, Sidi Ali- ben- Aixa- benRaisul, vale tanto como cualquier antepasado de Abd- el- Aziz. Y dicho esto, se levanto descompuesto, me estrechó la mano en señal de despedida, dejándome lleno de confusiones. En todo el tiempo que empleé en volver á Tánger, mi pensamiento no se apartaba de las palabras de! Raisuli y me decía á mí mismo, recordando cuántos como este hombre hay en Marruecos: ¿Habrán pensado bien en estas cosas los que en Algeciras se disputan quién ha de ser el organizador de la policía en estas tierras? Y en ello meditaba cuando los cascos de la DE VELASCO, el cual habla para defenderla, pacífica muía que montaba pisaron en falso al impugnando el caso 3.0 de la base citada. El Sr. PALOMO, de la Comisión, le contesta cruzar el río de la playa tangerina y desy acepta la corrección de redacción de dicho caso, perté. quedando aceptada la enmienda. Se desecha otra del Sr. MAESTRE. Han pasado veinticuatro horas de mi sueño Apoya otra el Sr. VÁZQUEZ DE ZAFRA y tan obsesionado estoy, que dudo de su reali- acerca de las piritas cobrizas, y después de ser dad, porque excepción hecha de mi entrevista contestado por el Sr. LABASTIDA en un largo con el Raisuli, todo lo demás es cierto de toda discurso, retí- a la enmienda. EJ ministro de HACIENDA habla brevemente evidencia. para dar las gracias á todos y para relevar la guarFELIPE OVILO dia, como pedía el Sr. Echegaray. Se aprueba la base 10. a, y acordada la urgencia se vota y aprueba definitivamente. Después de fijar el orden del día y acordar la SESIÓN DEL DÍA 1 7 DE FFBRERO ÍJE I Q o 6 reunión de secciones para el lunes, se levanta la sesión á las ocho y veinte m inutos. SENADO C e abre la sesión á las cuatro menos diez, bajo la presidencia del Sr. López Domínguez. Se lee y aprueba el acta de la anterior. El Sr. FERRER Y VIDAL formula un ruego al ministro de Hacienda, relacionado con el arancel que se presenta á la aprobación de la Cámara. Le contesta el ministro de HACIENDA. Dice que la protección á una industria significa subvención del Estado, y éste no puede subvencionar á todas las industrias. Recoge todos los extremos del ruego y termina. El Sr. FERRER Y VIDAL da las gracias. ORDEN DEL DÍA QUIEN ES EL INGLÉS POIt TELÉGRAFO Es admitido al ejercicio y jura el cargo de senador el Sr. Pérez Castañeda. Puesta á discusión la proposición del Sr. Cavestany incluyendo en el plan general dos carreteras en la provincia de Salamanca, es tomada en consideración. Se lee por segunda vez la proposición de! señor Castro Artacho pidiendo sean subvencionadas las Sociedades constructoras de casas para obreros. El conde de PEÑA- RAMIRO pide que se discuta la proposición y que no se vote. El PRESIDENTE hace ver lo prematuro de la petición, y el Sr. CASTRO ARTACHO apoya su proposición de ley. El ministro de HACIENDA manifiesta sus simpatías hacia lo propuesto por el Sr. Castro Artacho. Es tomada en consideración y uego continúa el debate sobre el proyecto de Reforma arancelaria. Se lee la base 4. a y las enmiendas del duque de VERAGUA, que no siendo aceptadas por la Comisión son defendidas por el firmante. Pide protección para la industria pecuaria, agricultura y similares, y le contesta en nombre de la Comisión el Sr. ARIAS DE MIRANDA. Rectifican el duque de VERAGUA y el señor ARIAS DE MIRANDA. Son desechadas las enmiendas del duaue de Veragua. Para una alusión personal usan de la palabra los Sres. NE 1 RA y DOMlNGUbZ GIL, quejándose ambos de los propósitos del Gobierno de conceder ciertas ventajas á la importación del ganado argentino en España, por el perjuicio que irrogarán principalmente al ganado gallego. El Sr. FERNANDEZ CARO apoya otra enmienda acerca de las féculas. A los tres contesta el ministro de HACIENDA y ofrece que cuando llegue la ocasión oportuna, pedirá el concurso de todas aquellas personas que puedan darle datos en el asunto. El Sr. FERNANDEZ CARO da las gracias y retira la enmienda. El Sr. LUACES apoya otras dos enmiendas á la base 4. a sobre maquinaria agrícola, drogas, ganado y productos químicos. Le contesta el Sr. PALOMO en nombre de! a Comisión y después de algunas palabras del ministro y del Sr. SABATER quedan retiradas las enmiendas por su autor, así como otra del señor OCHANDO. Los Sres. SUAREZ 1 NCLAN y RUIZ DE VELA SCO retiran las que habían presentado. Combate la base 4. a el Sr. RODRÍGUEZ SAN PEDRO en una larga peroración que consúmelas horas del reglamento. Se acuerda prorrogar la sesión hasta aue termine la discusión del proyecto. Continúa el Sr. RODRÍGUEZ SAN PEDRO y le contesta brevemente el ministro de HACIENDA. Rectifican ambos oradores y queda aprobada la base 4. Se lee la base 10. a y a enmienda del Sr. RUIZ A lgeciras, 17, 4 t. Han causado general im presión en Gibraltar y en esta población las noticias publicadas estos días en los periódicos sobre el supuesto ayudante del príncipe de Battenberg. José Congeey es de Algeciras, judio, y es aquí muy conocido por haber revelado desde muy pequeño sus deseos de ser un personaje. Entre otros casos curiosos se recuerda que una vez dio en llamarse almirante de la escuadra inglesa, reprendiendo á los marinos cuando no le saludaban, hasta que, por seguirle la corriente, le hacían el saludo militar. Un día entró Congeey en la capitanía del puerto, y dirigiéndose al jefe, con tono imperativo le dijo: Ordene inmediatamente que enciendan las calderas del acorazado de mi mando, el T (oyai Sovereign, porque saldremos ¿sta tarde á cumplir una alta misión del Gooierno. Congeey aquí ha sido siempre el blanco de todas las burlas. linas veces aparecía en Gibraltar fingiéndose obispo, otras veces oficial boer ó diplomático. La gente que le conocía le seguía la broma, saludándole on fingido respeto y besándole el anillo. En algunas ocasiones los chiquillos le apedreaban. Congeey, que conoce cuatro idiomas, huérfano de padre y madre; no tiene bienes de fortuna, y la audacia que imprime á todos sus actos es consecuencia de su estado mental. Su padre fue judío, comerciante de esta plaza. -Cabeza. CONGRESO SESIÓN DEL DÍA ly DE FEBRERO DE I 9 0 6 A la hora acostumbrada abre la sesión el señor Canalejas. Un numeroso público invade las tribunas; los escaños están llenos, y en el banco azul toman asiento casi todos los ministros. Después de unos ruegos de los Sres. MAESTRE y marqués de CAÑADA- HOEDA se entra en el ORDEN DEL DÍA Apruébanse algunos délos dictámenes pendientes, y se pone á discusión el relativo á LAS JURISDICCIONES El Sr. PÉREZ DE OLIVA, de la Comisión contesta al Sr. Bugallal, y ambos oradores rectifican. El Sr. COROMINAS consume el tercer turno en contra de la totalidad. Reconoce que en el fondo del problema existe una lamentable falta de educación cívica. Impónese que se eduquen las generaciones de ciudadanos, no sólo en el respeto á la bandera, sino también en el amor al símbolo de la Patria. Otro aspecto que es preciso apreciar en el pro blema es el de la organización del Ejército. Hoy el Ejército es un Ejército de clase, y lo que se impone es un Ejército de igualdad en el que ricos y cobres sirvan á la Patria.