Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑQ CUATRO. 4 p 3. CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. lloso. Así, aunque trata el Congreso de materia le gislable, lo fiscalizador domina. Y ayer se pudo observar que mientras la función legislativa predominó, estuvo la AS DOS FUNCIONES Las Cortes Cámara poco animada; fíias luego llegó PARLAMENTARIAS legislan y el. debate á inspirarse en fiscalizadores fiscalizan. Entre nosotros la acción fisca- motivos y la desanimación acabó. Bs verdad, que intervino en aquél uno lizadora, la que puede quebrantar gobernantes, derribar Gabinetes, es la que im- de los grandes oradores de la tribuna esporta más. Tomada, como ha venido pañola, con una sinceridad, con un- brío, tomándose, la lucha política cual una gue- con una lucidez, con un valor cívico á rra por el Poder, el Parlamento fue des- que estamos menos acostumbrados que áde luego el campo principal de batalla, y la elocuencia. Por esta vez, la superior en el campo de batalla no se piensa en atención, el vivo interés estuvieron muy construir, sino fortificaciones. Ese con- justificados. Se dijo la verdad con toda cepto pobrísimo é infecundo de la acción delicadeza, con toda cortesía; pero se legislativa parece que ya se eleva y se dijo. Las claridades y las frases enérgiamplía por la sola fuerza de la necesidad cas produjeron su efecto en la Cámara. y de las cosas. Todavía en el terreno ¡La falta de costumbre! La función fiscaseñalado hay muchas leguas de mal cami- lizadora recobró el predominio en el ánimo del público, y eso que se ejercía conno que andar. Actualmente existen dos cuestiones, tra el público mismo. Se rompió el amuna en cada Cámara, las cuales, aunque biente de hipocresía ó pusilanimidad que ambas son de carácter legislativo, pre- parece envolver el Parlamento. Esto era sentan por su índole distinta materia de más importante que la ley que se ventiprovechosas observaciones: la cuestión laba. MANUEL TROYANO llamada de las jurisdicciones y la cuestión arancelaria. La primera tiene mucho de circunstancial y de precario; ha surgido de un conflicto; se ha traído á las Cortes en busca de una solución de concordia; pero es abonada para producir la caída de un ministro, de dos minisCRÓNICA TELEGRÁFICA tros ó de todo el Gobierno. Basta! Aun ALGECJRAS, 1 7 3 T cuando el tema ha llegado á cansar la atención pública, y las pasiones están COMENTARIOS La Conferencia se remás calmadas, y los argumentos se repi- PESIMISTAS unirá el martes próten, y el tedio comienza á invadir los ximo, según el anuncio oficial, para conánimos, aún origina, en el mundo políti- tinuar la discusión del reglamento de co, una viva expectación. Exajerado en Aduanas. sus términos el proyecto de ley discutiCreíase que este asunto quedaría hoy do al presente en el Congreso, entrará terminado; pero son tan marcados los pefatigosa é incompletamente en la vida simismos que predominan en estos model Estado español. Débilmente se re- mentos, que hasta los más significados flejará en la vida social. Aparte aquellos optimistas se rinden zh yugo de la fataá quienes de un modo directo é inme- didad. diato interese, el espíritu público lo roYa nadie oculta que sí la Conferencia deará con su indiferencia. Mas, hoy por subsiste, es porque sé trata de hacer los hoy, el ruido que en torno del mencio- últimos esfuerzos encaminados á solucionado proyecto se hace, induce á creer nar el conflictos en un grave problema nacional. El mismo duque de Almodóvar, reserEsto es el proyecto de ley de- reforma vado hasta hoy, y. siempre dando espearancelaria discutido en el Senado; toca ranzas á todos, no oculta ya su contrarieá lo más hondo de la médula del país. Es dad. Hoy, en tono algo festivo, dijo: autorización y bases para que un ministro Hace falta que nos preparen el tren. levante sólidas defensas á fin de que tras Tal vez con billete de ida y vuelta ellas la producción española. se resguarde añadió Pérez Caballero. de los tiros que pueden asestarle podeAunque ambos dieron carácter de brorosos enemigos, sin quedar incomunicada ma á las frases anteriores, se ha creído y expuesta á un bloqueo que la haría mo- ver que descubrían con ellas hábilmente rir de hambre. El examen del asunto re- algo de lo que ocurre, por ser ya público, quiere viva atención y profundo cuidado. y estar en el ánimo de todos que hay Es una obra de cautela en que debería grandes obstáculos que impiden la buena haberse también previsto el cambio de marcha de la Conferencia. ministro de Hacienda. Pero esta acción Anoche, los representantes de Italia, fiscalizadora de lo porvenir no entra en Francia, Alemania é Inglaterra, celebranuestros hábitos mentales. La de lo pasa- ron una reunión, de la cual salieron todo y lo presente encaja de modo maravi- dos convencidos de que es imposible la BJMADRID, 8 DE FEBRERO DE 1906 NÚMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS solución, por las intransigencias de Ale manía y Francia. Además, nuestros representantes, inspirados por los intereses de la nación, rechazan enérgicamente la introducción de Ja moneda marroquí en lo relativo al Banco cuya creación se proyecta, pues esto sería una ruina para España, á causa de exceder de doscientos millones de pesetas el valor de nuestra moneda actualmente en circulación en el Imperio mogrebí. El nombramiento de Pérez Caballero para delegado de España en esta Conferencia ha sido un acierto extraordinario, pues defiende nuestros intereses nacionales con tal habilidad y tanta energía que todos los diplomáticos le admiran, dicho sea esto sin menoscabo de las altas cualidades del duque de Almodóvar, pues éste, por su carácter de presidente de la Conferencia, no goza de la independencia que otros. GUILLERMO SÁNCHEZ CABEZA CRÓNICA r POLÍTICA L MADRID AL DÍA 1 a nota saliente del día, mejor dicho, de la noche, puesto que hasta la noche no corrió y se comentó en todas partes donde se reúne gente, fue el discurso pronunciado en el Congreso por D. Melquíades Alvarez. La Prensa hablaba del triunfo parlamentario del joven diputado asturiano; pero á los que había que oír era á los afortunados que presenciaron la sesión y escucharon, por consiguiente, el discurso. Aseguraban que habían visto resucitar los tiempos de Castelar, cuando el ilustre repúblico levantaba tempestades de entusiasmo en todos los lados de la Cámara, convirtiendo fen admiradores á sus propios adversarios. Es un orgullo legitimo, ya que no pueda ser un consuelo práctico, el saber que cuando menos, nos queda elocuencia, arte, palabra... De Algeciras vinieron impresiones sombrías; pero los doctos en la materia dicen que, precisamente ahora, cuando tan obscuro se presenta todo, es cuando empieza á verse claro. Dios sobre todo. Continuó el pánico entre los agiotistas del cambio, y como consecuencia los francos dieron otro bajón. El barómetro, por no ser menos, también bajó, y por la noche cayó sobre Madrid abundante y beneficiosa lluvia. Se registró otro suicidio con circunstancias dramáticas. La identidad deAla víctima la establecieron sus propios hijos. Contando por los dedos salimos á SUÍCK dio por día. Regresó de Andalucía el ministro de Fomento. A aquella desgraciada región llevó la lluvia, según dijeron los corresponsales, y á Madrid ha venido también con él. DESDE ALGEC 1 RAS