Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. VIERNES 16 DE FEBRERO DE P Q. 5 5. Conforme; pero tan sólo con la primera mitad. Los periodistas franceses, á los de nuestra nación mandan un jarrón de Sevres. ¡Reccntra con el jarrón! Aún siguen los delegados allá en la playa remota... ¿Cuántos pares de botines habrá ensuciado Almodóvar? -Un ejemplar compré ayer de Tristán ó el pesimismo ¿Y quién es ese Tristán? -Pues debe de ser Vadillo. Una obra refundió Abatí en busca de la manduca; la he visto, y cual dijo Arríela, peor está con azúcar ¡Caballeros, gran noticia! ¡Por fin se ha bajado el pan! ¡Hoy por el mismo dinero se comen tres gramos más! Costa cobró por un pleito siete reales de vellón... Saqúese usted otra copia, don Nicolás Salmerón. Con velocidad maldita la industria anarquista vuela y sirve hoy la dinamita, como el arroz, en cazuela Se está hundiendo el cementen que fue la Patriarcal... ¡Ya se queda Romanones sin colegio electoral! Luis DE TAPIA v la cantidad de 40.560 francos, importe de las alhajas y las costas. M r Milliard ha defendido al dueño del hotel, manifestando, entre otras razones de descargo, que doña Sol abandonó el día del robo su cuarto para bajar á almorzar á la una de la tarde; que estuvo ausente dos horas y media y que dejó la llave en la cerradura de la puerta y abierto el cajón de la cómoda en donde estaban las alhajas. Además, ¿cómo iba el portero del hotel á prohibir la entrada de la ladrona, cuando ésta era una costurera que habítualmente subía al cuarto de la duquesa para prestar sus servicios? ¿Cómo podía sospechar el portero que doña Sol no estaba en su habitación, cuyas llaves estaban puestas en la cerradura? El Tribunal pronunciará sentencia en el curso de la semana, y de ella informaremos á nuestros lectores. EL CRIMEN DÉLOS CUATRO CAMINOS. JULIO PRIETO DÍAZ, QUE MALTRATO É HIRIÓ GRAVEMENTE Á SU MUJER ANTONIA CORDOBÉS, EN EL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Fot. Goñi COPLAS DEL VIERNES Ayer á un pobre sujeto le di en la calle una perra... luego supe que era un nieto de Eduardo, el rey de Inglaterra. Habló Costa, y su discurso causó profunda emoción... Saqúese usted una copia, mi querido Salmerón. Estos días en la Prensa se anuncia con sencillez que á quedarnos sin Américas vamos por segunda vez. Piensan tirar el Congreso y otro nuevo edificar... A TRAVÉS DE LA FRONTERA. LAS JOYAS DE LA DUQUESA DE ALBA. Nuestros lectores recordarán que en el mes de Febrero de 1904. la duquesa de Alba fue víctima en el hotel Bristol de París de un robo audaz. Cierta señora Percherón se introdujo en el cuarto de su hija doña Sol y robó de la cómoda en donde estaban guardadas, alhajas por valor de un centenar de miles de francos. Pudieron recobrarse algunas, muy pocas, y los herederos de la duquesa reclamaron anteayer ante la sala quinta del Tribunal civil á M r Morlock, propietario del hotel Bristol, el importe de ¡as alhajas desaparecidas. El abogado Chenu, encargado de sostener la demanda, se apoya sobre el texto legal que hace á los hosteleros y fondistas responsables de) robo, ó los perjuicios que en sus efectos pueda sufrir el huésped, cometidos por la servidumbre de la hospedería ó por los extraños que entren y salgan en ella M r Chenu fortifica sus asertos imputando al personal del hotel Bristol una falta de vigilancia que permitió á la ladrona introducirse en el cuarto que or jpaba doña So! añadiendo que en un hotel del rango de ios de la Plaza de Vendóme se debe ofrecer á los viajeros todo género de seguridades. La responsabilidad es mayor- -ha dicho el famoso abogado, -puesto que el hotel Bristol hospeda cotidianamente soberanos y personajes que dejan en sus habitaciones efectos diversos de gran precio, y si esta responsabilidad tiene perfecta compensación, puesto que los grandes hoteles hacen pagará su clientela precios inaccesibles para el común de los mortales, debe, en cambio, procurar á los ilustres viajeros que tienen el lucrativo honor de hospedar, una seguridad absoluta y M r Chenu se complacía detallando los conceptos de la cuenta pagada por la duquesa por tres meses y ocho días de permanencia (tres personas y sus criados) en el hotel Bristol, que sube á 4,1.321 francos. Cada carga de eña cuesta 3 francos 5o, y se anotan ocho diarias. Las habitaciones cuestan 115 francos cotidianos, sin luz ni servicio, que importan 1 2 francos 5o. El agua de Evian, á 2 francos la botella, y se cargan nueve diarias. Un salmonete frito, 3 francos 5o, y un plato de humildes lentejas, 3 francos... ¡Tan sólo Esaú pagó más caras las austeras legumbres! La demanda solícita del Tribunal que el propietario del Hotel Bristol pague á sus clientes -S... GUARDIA MUNICIPAL MONTADA DE MADRID. LA OFICIALIDAD CON EL NUEVO UNIFORME Fot Calvut