Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO EXTRAORDINARIO M. DE DIEGO P U E R T A D E I. SOIv, 1 3 N. 400. M A D R I D J U E V E S i5 D E F E B R E R O D E 1906 ABANICOS, SOMBRILLAS Y PARAGUAS AG AS DE CESTONA Unioaa y superiores á las de Carslbad, para todas las enfermedades del Hígado, Bazo, etc. Se venden embotelladas á 1,25 ptas. la botella do un litro en todas las farmacias. Pedidos al por mayor al Depósito de Madrid, Plaza del Ángel, 18, ó al Admor. del Balneario en E S T O S Í A (Guipúzcoa) do A B C se compran á precios elevados. José Domínguez, Plaza do Matute, 8, 3. deba. 4 CLASES PASIVAS Admito poderes. -Relevo al cliente do toda molestia. -A primeros de mes entrego pagas á domicilio. -No admito poderes con retención, ni adelanto pagas, pero hago favores. A. M. Espíritu Santo, 35 triplicado, 2.o izq. Do 2 á 4. ACÍUA W E COIiOIVIA I l j O K I V E so vendo en las farmacias y perfumerías en frascos corrientes y lujosos, do 3 á 26 rs. Por litros con envase, 8,50 ptas. 2 litros; 4: litros, 16 ptas. franco todo gasto, estación pidiéndola á. su autor, Bilbao, remesando su importe. -DE- PRIMERA CASA) EDEL 6 ALCALÁ 8 Único verdadero café torrefacto marca LAHERNIA á 1 contenida en absoluto por elbendajeBarrérredoParís. Caballero de Gracia, 22, pl. E. TORDESILLAS k sus efecfniarticipaatrasladonnmerosos y distinguidosc cclientesu thabere Z a uado el do su antiguo F l s t a b l i m i c o d atcrí P l a z a del Ángel, 6 -E L K T K O f S MAYOR, 32 (Antes Bordadores, 8) ¿MUEBLES DE OCASIÓN? VINAGRES Pfirffcffos X L MONTERA, 32. Teléf. 1.855 UiiicoNc. iil éMpiiros. üíiupiíiliiras. T e l 1.85: 51,i loii (era, 5 1 Sucor sal n. o 1. Plaza de San Miguel, n. 9. LA AURORA embotdllados 176 BIBLIOTECA DE A B C ABNEGACIÓN Y AMOR 7- -jOli, mamá! Para aliarse con nosotros. Ja nobleza de los Varsange era sufíciente. Papá se ha limitado á decir: -E s e marqués es un hombre modesto, deferente. H e conseguido, no sin trabajo, que aplazaran la contestación, como en otras ocasiones, hasta mi mayoría d e edad. 3 de Octubre. Esta mañana, mamá ha dicho: -E s absolutamente necesario que devolvamos su visita á los Chateau- Raldón; eso no compromete á nada y debemos portarnos como personas bien educadas. -P e r o no tenemos ni caballos ni coches- -ha dicho papá, -y á no ser que le pidamos prestado el faetón al Sr. Onésimo... Quedó la cosa resuelta; también decidieron que no los acompañase. -S u presencia- -ha dicho mamá- -tendría algo de consentimiento; aunque esa boda me gusta, tenemos que guardar reserva, que hacernos desear. H e aprobado esa determinación que me permite eje cutar rai plan. 4 de Octubre. Ese plan consiste en sondar el corazón del S r O n e simo y quizá también el mío. Desde hace algunos días, mi resolución de casarme con un notario es menos inquebrantable; se- ve influida p o r ideas contradictorias. El S r Reginald no me ha disgustado; no es que sea guapo como el S r Onésimo, ni que tenga las nobles aptitudes del conde de Varsange; es pequeño, su pelo escaso en la coronilla le da un aspecto poco varonil, pero ese alfeñique tiene en la mirada algo burlón, impertinente y desdeñoso; algo que se eleva y no se dobla y pienso que sería entretenido ver á ese patricio suspirar 3 de Septiembre. N o íia venido. N o h a venido... N o me lo explico. Pretende quererme y hacer fracasar mis maquinaciones más hábiles. U n a mala nota, señor notario. V o y á borrarle... ¿Es que, p o r exceso de delicadeza, huye de una cita conmigo, temiendo comprometerme y sacrifica su interés al mío, su amor á mi reputación? ¿E s ese el verdadero motivo de su conducta? Si ese es, si he adivinado... u n o de estos días lo someteré á una prueba y l u e g o ya veremos, 16 de Septiembre. U n acontecimiento inesperado ha trastornado hoy nuestro tranquilo h o g a r Hemos recibido la visita del marqués de Cháteau- Raldon, de la marauesa y de su hijo el conde Reginala. Desgraciadamente, nuestro recibimiento ha dejado Igo que desear. E s e día, ante la persistencia del mal tiempo, mamá se (había resignado á encender fuego en el comedor; allí