Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 11 DE FEBRERO DE 1906. PAG. Pero los pueblos latinos no se inclinan á esos gatuperios matrimoniales; sin embargo, Francia parece caminar á ellos á pasos agigantados á medida que pierde las tradiciones de dieciocho siglos de catolicismo. Mas en España el fenómeno pudiera ser, en efecto, un conflicto entre la razón y el sentimiento. Y si el enfermo acaba por morir de cálculos, bueno sería saber quién es de los dos más calculista. Para mí son ellos... ¿Ellas... ¡Pobrecitas, si cuentan con los dedos... F MORA Las hembras son instrumentos de placer. Idealizarlas es majadería insigne que ni agradecen ni pagan... Por eso ya no hay poetas porque no hay trovas ni cantigas ni galas, notas ni flores; y flores, notas 1 y galas, son adornos femeniles y á a mujer hay que darlas. ¿Y cómo, si en el imperio de la prosa vil y baja nadie á las mujeres sirve y son de todos esclavas? ¿Que se las desea? Bueno; se las busca y se las caza. Se las mima cuando gustan, se las deja cuando cansan, se las mata cuando encelan... ¡pero nunca se las canta! SINESIO 1 DELGADO 7 z EDICIÓN 1 a VIAJES DEL KAISER POR TELÉGRAFO t erlín, 10, 9 n. Asegúrase que el Kaiser, en su próximo viaje por el Mediterráneo, utilizará un vapor de turbinas de la línea de Hamburgo á América. Las pruebas hechas recientemente en Hamburgo han dado un resultado satisfactorio. Guillermo Jl piensa realizar este verano un egundo viaje. Entrevista de soberanos POR TELÉGRAFO NO HAY POETAS No; no los hay. El ridículo rompió las guzlas de plata y al pie de las celosías los trovadores no cantan. Lacios y tristes mancebos refunfuñan en voz baja, de tarde en tarde, unas coplas enclenques y desmayadas, sin vigor y sin enjundia, triviales, tontas y sandias. Pintan con colores grises cosas confusas y vagas, añoranzas, somnolencias, finos matices de! alma, que se pierden y se esfuman en tenues fondos de gasa... Esas líneas vigorosas de la pasión que a- vasalla mientras los nervios vibrantes palpitan, crujen y saltan se perdieron en las sombras, porque se perdió en la raza aquel amor que rendía ferviente culto á fas damas. Poesía que no inspire la mujer, es huera y falsa, porque ni sale de dentro ni caldea las palabras. Los versos deben hacerse pensando en la dulce maga que las puertas de la gloría nos abre con sus miradas, y hoy los vates ya no piensan en ella, ó si piensan, callan para evitar que las gentes se les rían en las barbas; que el mor teme á las burla como el pajarillo al águila, y la grosería ambiente le persigue, acosa y mata. ¡Mientes, necio! -dirán todd al desdichado que salga cantando en la obscura noche por las calles solitarias la pureza del cariño, que ardiente en el pecho guar la ó la delicia inefable de un amor sin esperanzas; ¡mientes! la vida no es eso; la vida es anhelo, es ansia de goce desenfrenado que el audaz y el fuerte alcanz ¿Qué vienes aquí diciendo de pasiones que te arrastran, miiítcbs que te fascinan y suopi o e le mi 3 uag in? D o m a 10, 9 m. Un despacho de Londres anuncia que el rey de ínglateara y el emperador de Austria celebrarán en breve una entrevista. Esta se verificará en Dalmacia, adonde hará un viaje esta primavera Edjardo V i l SENADO FS ON i E I A 1O DE FEBRERO DE 1 9 0 6 A brese la sesión á las cuatro y diez, bajo la pre sidencia del Sr. López Domínguez. La Cámara, muy concurrida. Los ministros de la Guerra y de Marina están de uniforme. Se lee y se aprueba el acta de la sesión anterior. OROEN DEL DÍA Continúa el debate del dictamen sobre el proyecto de represión para los delitos contra la Patria y el Ejército. Se procede á la discusión por artículos, dándose lectura del art. i. y de la enmienda al artículo presentada por los Sres. Santos Guztnán, Suárez y Cortezo. No aceptada por la Comisión, habla para apoyarla el Sr. SANTOS GUZMAN. En la enmienda piden sus firmantes que mientras se revisan y reforman las leyís penales y de procedimientos militares, los ataques á la integridad y a la dependencia de la nación, así como á sus símbolos y representaciones, sean sometidos al fuero 0 militar, restableciendo el caso y. del artículo 7. del Código de Justicia militar. En esta enmienda se comprenden los delitos que se cometa por la imprenta, el grabado ú otro medio de publicación. Fundamenta su enmienda diciendo qne se hicieron leyes especiales contra el anarquismo y otras cuestiones excepcionales, como las hubo contra el bandolerismo y secuestro, y nadie se alarmó como ahora que se piden para los ataques contra la Patria y el Ejército. Recuerda que el Sr. Cánovas presentó en i S 87 un proyecto de ley, que no llegó á ser aprobado, y en él se pedía lo mismo que ahora en la enmienda. Dice que no se pueden separar como se hace en el dictamen los delitos contra la Patria y contra el Ejército cuando los enemigos atacan á este para privar á la Patria de su brazo defensor. Terminó su discurso el Sr SANTOS GUZMAN y el presidente advierte que se va á suspender la discusión por breves momentos para votar definitivamente varias leyes importantes. Así se hace, y dada lectura del proyecto de ley reformando la administración de justicia de Barcelona, se procede a contar el número de senadores á petición del Sr. Suárez Inclán. Hay 171 senadores y como hacen falta 17,2, se vota la ley definitivamente, así como la concesión del bronce necesario para la estatua del señor Arguelles. Se aprueba después la prórroga para terminar las obras del ferrocarril de Oviedo al de lijo á Trubia, y después se reanuda Ja discusión interrumpida. El Sr. PULIDO, de la Comisión, contesta ai Sr. Santos Guzmán, impugnando los argumentos de este senador y defendiendo el dictamen. Afirma que el problema catalanista no es nuevo y que si es cierto que debe ser atajado ahora que presenta esos caracteres agudos, no se debe proceder con precipitación. Rectifica el Sr. SANTOS GUZMAN y le contesta el Sr. PULIDO, é intrviene luego el general PRIMO DÉ RIVERA. Dice que los ha oído átodos, y que declara que no puede pedir nada más de lo que unos y otros le dan á la Patria y al Ejército. Declara que ante todo, para él, es la disciplina, porque sin ella no habría nada posible. No puede haber disciplina cuando se le dice al soldado que desconfíe de sus jefes El Ejército ha pedido garantías para que no se le ultraje couo se ha hecho en Barcelona. Como soldado, dice, no aspiro más que á la disciplina. Concluye afirmando que se adhiere- al pensamiento expresado por el general Linares para encontrar la fórmula. Voto con la Comisión, dice; ellos han hecho concesiones; nosotros también. Dennos disciplina; eso es lo que pedimos. Yo no me separo del Ejército; pero siempre dentro de la disciplina. Pide que el Senado vote con el proyecto del Gobierno. Le contesta el Sr. PULIDO, y el Sr. PRIMO DE RIVERA le da las gracias. El- Sr. LOYGORR 1 interviene para alusiones, y reconoce que la mayoría de la Comisión ha llegado en sus transacciones hasta donde podían desear todos. No olvidéis, dice, las aspiraciones que tiene e Ejercito, como ha m infestado el ministro de la Guerra El general WEYLER inteivie e también creyéndose obligado á ello después del discurso que en la sesión anterior pronuncio ef Sr. Gullon, con el cual no está conforme. Manifiesta que sostendia y votará las aspiraciones del Ejercito, que 011 las de reslablei. er el art. 7.0 del Código de Justicia milita! para que no queden impunes los ultrajes contra el Ejército. Sin embargo, opina que no se debe exagerar Ix nota y que se conviertan las Capitanías generales en Audiencias y los jefes y oficiales en jueces, con lo cual no se podrá dedicar a estudiar y aprender el mando de unidades que es lo que interesa al Ejército. (Muy bien en los escaños) Queda retirada la enmienda y puesto á discusión el artículo primero lo combate el Sr. Ugarte. Hace ver la necesidad de que el Gobierno manifieste su actitud en el problema que se plantea é invocando los fueros de la representación conservadora, pide una explicación categórica al presidente del Consejo de ministrosLuego contesta las alusiones que! e hicieron en la sesión anterior. Sostiene que los insultos y calumnias al Ejercito deben caer precisamente bajo la jurisdicción militar, porque tiende á rebajar al Ejercito, a menoscabarle en su dignidad. En nombre de la Comisión le contesta el señor GONZÁLEZ DE LA PEÑA. El Sr. MORET responde á las preguntas del Sr. Ugarte. Manifiesta que ya dijo la posición del Gobierno y que no va á hacer excepciones, para que otros que han hecho análogas preguntas se sientan disgustados. Recoge las palabras del marqués de Estella referentes á la imposibilidad de la disciplina del Ejército cuando está- indefenso contra la injuria, y dice que uno de los organismos que con impunidad ataca al prestigio del Ejército es el periodismo militar, desde el cual se ataca al superior, como en el Círculo Militar, y esto considera que debe remediarse. (El general Primo de Rivera asiente. Queda aprobado el art. 1 y se suspende la discusión. Se da lectura de una enmienda del general Ochando al dictamen. Después del despacho ordinario se aa euenta del orden del día para mañana y se leva tu la sesión a ia ocho menos diez.