Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jj ¿ra 3 J: purifica el aliento y hermoséala dentadura, evitando las avies, el esa- r r o y las enferme dades dentales que tienen por origen el uso del tabaco. Para e m p l e a r l o basia frotar el cepillo, humedecido con una poca de agua, sobre la pastilla y pasarlo seguidamen te á la boca, en don 4 e se forma un liquido espumoso que penetra en todos los nueeos de la dontadura, sin alterar su e s m a l t e resultado que nunca ha podido obtenerse con los polvos y pasta dentífricos, que por limpiar r a s p a n d o eoncluven por destruirlo. Para limpiar la dentadura EX. SABíéS OB BKEA, marca L a País lavarse EL JABÓN DE IÍKKA, marca L a Gir a l d a no tiene rival ni svistituto para la limpieza del cuerpo. El cutis adquiere con su empleo f r e s c u r a snaviil; (I y í r a n s j ií- u -ja. -evitándoie l o s Kaiiañones y las grieías en la cara y manos. Es el me ¿or producto que existe p a r a conservar y realzar la belleza. Lavando eon el J A BÓ 3 Í Í S 3 B l i E A á los niños, o ios UI T ¿üe las eseoriacioiies, s a r p u l l i d o s c o s t r a ÍA te y demás padecimientos análogos, tan frecuentes a la líifaaeía. Para curar las enfermedades cutáneas Para lavar k, e feesa BÍÍKA, marca i, a Gir a l d a no solo es un eficaz preservativo, evitándose con su, uso las m a n c h a s d e l a jüel, sean ó no herpéticas, los g r a n o s sarptsHMos y las demás enlermedades cutáneas que tanto molestan y afean, sino que á la vez po ee propiedades curativas de primer orden para desterrar en poco tiempo las citadas dolencias. ML JTAJ W H E IÍSIEA. Marca i, íi tiiit- aldii. debe ser usado diariamente por les niños y laa personas amenaza- 1 das de usa cal vicia prematura. Con BU empleo des aparece la easpa y se impide la caída del cabelle. Laehcaei deiJA B í DS 3 259 ÍEA estádeíaostxsda por penetrar e ol cuero eabeilu io, haciendo desaparecer las eausas ue ina- piden la circulación de la savia que iortalece á la raíz. Para afeitarse Tffi lT S 1 Wtth í VW 7 2 J A marca I s L Sira 6 a. e el mes jor producto p a r a afeitaroe. Sus altas cualidades balsámicas, que no posee mugún otro jabón perfumado, le hacen irreemplazable para este uso. Noqiiemaiiiescuece jamás, poníetica do que se tenga si cuü ablanda ía barba y evita Ja calida do los barrí l í o s y grataos. i De venta en ¡as principales Farmacias, Droguerías y Perfumerías de España, Ultramar y Extranjero. Precio: 3 PESETAS LA CAJA con tres pastillas J 44 BIBLIOTECA DE A B C ABNEGACIÓN Y AMOP año que viene, cuando venga el cochero; por lo tanto, no es más que un adelanto que te pido hagas ahora. Escoge una librea elegante y distinguida. Recuerdo haber asistido á una comida de boda donde los criados estaban de frac, sin duda por economía; esto ha dado lugar á equivocaciones desagradables, que rae han molestado por ios que de ellas fueron víctimas; la librea es indispensable, porque sin ella? cómo distinguir los criados de los comensales? 2 5 de Mgoslo. Hoy es domingo; el Sr, Onésimo ha venido á las cinco; es la hora en que aquí se hacen visitas. Estaban en el salón la señora de Gebo, Genoveva y el doctor Bonnaud. No pudimos hablar; además, el Sr. Dupuis no parecía desearlo. Anunció con gravedad, sin lanzarme ni tina mirada, como si la cosa no tuviera para roí ninguna importancia, la próxima llegada de su amigo ci señor deVarsange. Mamá ha preguntado también con gravedad: ¿Lo aguarda usted esta semana? -No, señora; dentro de doce días, cuando termine una misión que le han confiado. Hasta entonces voy á tener mucho que hacer; quiero adelantar trabajo para dedicarme á él en absoluto. Ruego al Sr. JVlignet qus me perdone: me será imposible jugar al ajedrez. Mamá dijo apresuradamente: -Confío en que nos traerá usted al conde de Vsrsange. Ha dado las gracias, se ha levantado y se ha ida Es cosa resuelta: seré condesa. Si el conde no consiníiera, no vendría. La entrevista que tengamos no tiene importancia; ya sé que si no han de casarse conmigo por mi hermosura, tampoco soy fea hasta el punto de hacer huir á los pretendientes. Es un matrimonio de conveniencia, muy razonable bajo todos los puntes de vista. Me alegro de cuanto sucede, y principalmente por ha berme equivocado acerca de los sentimientos del señor Onésimo. Ahora lo veo, no pensaba en mí. Me alegro, y sin embargo, sin embargo, no rae halaga que contribu ya á que se verifique mí boda con su amiga, sin pesar y sin repugnancia. Cuando se fue, he llevado á Genoveva al parque; he- No quiero abusar de tu complacencia; preveo de ancomplace tenderás temano que atenderás mi ruego; te abraEa y te da las gracias, tu mu ¡er que te quiere, -EULALIA