Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 8 DE FEBRERO DB 1006. PAG. 12. EDICIÓN 3. a El í r. POVEDA anuncia una interpelación al sainistro de ¿í t, ei; da que éste acepta. El ST ROMEO solícita que se traiga un expediente relativo á la prórroga para la recaudación de coniribuciones en Barcelona, y anuncia sobre este punto una interpelación al ministro de Hacienda. El ministro ae HACIENDA contesta que no nabiendo adoptado aún ninguna determinación acerca de este asunto, al Gobierno le está vedado íratar de él en ningún sentido. El Sr. S 1 LVELA (D. E. solicita del ministro ae la Gobernación una lista de los alcaldes aue han sido nombrados de Real orden. El conde de ROMANONES declara que él ha hecho los nombramientos en uso perfecto de sus atribucionesRectifica el Sr. SILVELA y anuncia que en la sesión do mañana ai discutir el nuevo proyecto de organización municipal, demostrará la poca sinceíidad dd Gobierno. ORDEN DEL DÍA Apruébense varios dictámenes. El Sr. ESPADA defiende un voto particular á un dictamen de la Comisión de Presupuestos concediendo créditos extraordinarios á varios departamentos ministeriales. Ei su discurso lamenta el sistema que pretende seguir el partido liberal de apelar á suplementos de crédíío y créditos extraordinarios oara pago de atenciones pasadas. Ei Sr. ÁLVARADO, presidente de la Comisió. i de presupuestos, defiende el dictamen. E! Sr. AZCARATE: La cuestión no tiene defensa, porque es absolutamente ilegal. Tan ilegal zs; que los ministros que lo han hecho podrían aun sin extremarse mucho ¡as cosas, incurrir en responsabilidad ¡Que la l y es difícil de cumplirl Es verdad, pero eso no justifica lo que se hace. El irrnistro de HACIENDA: Yo no- he visto situación más graciosa que la mía. La situación es grave y o gusíiosa. y yo lo que pretendo es poner orden en esto, y para ello traigo en montón esos créditos, asunto muy anterior á mí, y en el aue cara nada he intervenido. Hav aquí créditos hasta de Ministerios bílvelaMaurp. -Yillaverde! Y ¡o notable es que, por lo que han hecho otros, me pongan á raí dificultades. Todos estamos conformes con el espíritu que encarna el voto particular; pero no Dodemos de momento aceptado. El remedio para todos estos males estar a en hacer presupuestos bien dotados, y no mentirosos como hasta ahorn. Aun entonces podría haber necesidad de presento ditos extraordinarios ó suplementos de crédito. Por ejemplo, mueren homores como Campoamor ó Casteiar: ¿no se va á hacer ningún dispendio en faver suyo? Ahora mismo- van avenir Soberanos extranjeros: ¿con qué se van á pagar esos asfos? Bueno es e, oraen; pero no las exageraciones. La tendencia del voto particular la reconocemos como buen y habrá que seguirla, é inspirándose en ella se presentará un proyecto de ley, y solicito para su redacción la ayuda del Sr. Espada. El Sr. AZCARATE: Lo que el Gobierno, por lo visto, quiere, es modificar la ley, y nosotros lo que quererass es que se cumpla. El PRESIDENTE suspende esta discusión. Se prueban sin debate varios proyectos incluyendo en el plan genera de catreferas una de Blanes 1 Paseo del Mar v otra de Vuiloellach á País. Se levanta ja sesión á las siete menos cuarto. uno y otro produjeron buen efecto, y que luego se comentaban favorablemente para llegar á una solución de concordia Este era el espíritu que se veía en las manifestaciones del general Linares, y como las palabras de éste reflejaban seguramente el criterio del partido conservador, fueron tomadas muy en cuenta por todos. Hoy prosiguirá el debate, hablando el señor Aramburo para alusiones y el Sr. Labra para consumir el tercer turno en contra. X ñ. yer fue presentada al dictamen de la Co misión, la siguiente enmienda: Los senadores que suscriben reconocen que la Comisión, con patriótico anhelo y patente deseo de concordia a! restablecer en todo su vigor el texto primitivo del art. 7. del Código de Justicia militar, ha entendido, como á nuestro juicio entiende la mayoría de la opinión pública, que los ataques al honor y prestigios del Ejército y de la Armada deben ser reprimidos rápidamente y sometidos á la jurisdicción de Guerra. Pero este patriótico propósito resultaría ineficaz, y el espíritu de la ley quedaría totalmente burlado, si con ingeniosidades de palabra ó habilidades de estilo en los escritos, al atacar á la Patria, delito que, según dice el dictamen, cae bajo la jurisdicción ordinaria, se dirigiesen al mismo tiempo ultrajes á los institutos armados, de los que, según este proyecto, deben entender los Tribunales militares. A fin de desvanecer las duaas que en estos casos pudieran originar estos delitos de carácter mixto y evitar que con motivo de ellos se entablen competencias de jurisdicción que dilatarían las actuaciones y pudieran nuevamente provocar conflictos como ¡os últimamente ocurridos, que todos lamentamos, y que á la paz pública conviene prevenir y evitar en lo sucesivo, proponemos a! Senado Ja siguiente enmienda como continuación dei art. 10. Si en un escrito ó en cualquier acto al atacar á la Patria se injuriase ó ultrajase al propio tiempo al Ejército ó á la Armada, conocerán de estos delitos los Tribunales del fuero especial de Guerra y Marina. Palacio del Senado, y de Febrero de 1906. Fernando Primo de roerá, José Jáaría Beránger, conde de Esteban Colíanles. E! jefe del Gobierno hizo un extenso discurco sobre política internacional, tomando como base de sus razonamientos la marcha de la Conferencia de Algeciras. Sabido es que, en opinión del Gobierno esta Conferencia tendrá un fin satisfactorio puesto que en ella van aprobándose todos los asuntos que previamente llevaban esbozados los representantes de las potencias interesadas en la cuestión de Marruecos. Ahora falta que el Imperio marroquí acepte las fórmulas que se le proponen para llegar al fin deseado. También se ocupó el Sr. JVÍoret de la poli tica interior, relacionándola principalmente con el debate que actualmente ocupa la atención del Senado, debate sobre el cual tiene e Gobierno buenas impresiones después de la puniera jornada, en ¡a que no se mostraron las pasiones muy excitadas, ni salieron á la superficie Jas diferencias irreductibles que se temían. tina de las preocupaciones del Gobierno, apaste de la cuestión á que nos referimos en el párrafo anterior, es! a crisis agraria en Andalucía, problema pavoroso que es preciso resolver lo antes posible, sin perdonar para ello medio ni ocasión. A este fin tienden ios decretos preparados por el ministro de Fomento, y de los cuales se ocupó el Consejo celebrado e! día anterior en el Senado. Estos decretos serán puestos mañana por el Sr. Gasset á ia firma de S. M. T esp rés del Consejo en Palacio, el Rey fir rao ¡os siguientes decretos: Guerra. -Ascendiendo á general de división á D Luis Moneada. Ídem á general de brigada al coronel dor José Peral. Nombrando jefe de Estado Mayor del tercer cuerpo de ejército a! general D Antonio Mazarredo. Ídem para e! mando del regimiento de la Reina al coron D José Albenca. EL PRINCIPE DE BATTENBERG a cuestión militar. Cuando e) genera Linares se levantó para consumir el primer turno en contra del dictamen, habí ya en la Cámara bastante animación, viéndose en los escaños gran número de diputados, entre ellos el efe del partido conservador. Se notaba la ausencia del Sr. Montero Ríos, e! cual no faé ai Senado á pesar de hzber indicado por la rr. afuna que la calefacción del 9 diñcío se elevase á 20 obrados. En 5 a sección correspondiente publicamos los discursos dei general Linares y de! Sr. Pujido aue ie contenió. Aauí sólo diremos aue JCJ n el sudexpreso ha llegado esta tarde á I a reforma arancelaria. Madrid e! príncipe Alejandro de Battenrf Ayer informó ante la Comisión del Se- berg, hermano de la princesa Ena. nado el presidente de la permanente de las A recibirle han bajado s ¡a estación S. M el 24 Diputaciones provinciales adheridas á la Rey y S S AA. el gobernador civil de la iniciativa de la de Soria sobre ¡a reforma de provincia y otras varias personalidades. Jos arance isde Aduanas, cuyas aspiraciones expuso brevemente, y que en cuanto al arancel de importación, se limitan á que para abaratar la producción y la vida y para facilitar la celebración de Tratados de Comercio, que tanPOH TLLl- GRAFO to necesitan nuestros productos de exportación, se disminuya ia excesiva protección que Variaciones sobre motivos de... la policía. hoy tienen Jas industrias fabriles; á que se con París, 7, 4 í. Le Pelil Parisién dice qut serve la que hov tienen los cereales por consi- la teoría que hoy prevalece entre los diplomáderarla bastrnte, y á que se eleve, por ser noto- ticos consiste en dejar ¡a policía al Maghzen, riamente insuficiente ¡a que hoy tienen, los de- reclamando Francia Ja preponderancia en la más productos agrícolas, que temen la compe- formación de la misma. tencia extrajera; otorgándose un margen proDe AJgecíras comunican á L Eclair que en tector proporcionalmente igual á los produc- una interviú celebrada con Pérez Caballero, tos agrícolas y á los industriales. Y respecto éste ha repetido que Francia y España se haa! arancel de exportación, manifestó que las llan en perfecto acuerdo en lo que respecta al Diputaciones asociadas piden su supresión, reparto de la policía marroquí por zonas, lo por constituir un tristísimo privilegio la limi- cual satisface plenamente las aspiraciones de tación que tienen los nueve productos al difi- España. cultar su salida de España nuestras Aduanas También de Algeciras dicen al Maiin que con derechos que en algunos de ellos, como el sólo una Poiencia apova á Alemania, y que esa ¡corcho en plancha, pasan del JO por 100. Potencia es Austria. Lanessan repite en Le Siécte que Franci; no tiene interés en encargarse de la policía dt Marruecos. El radical Cone declara, formalmente que la la presidencia del Rey se celebró esta mpfana en Palacio el acostumbrado Con- única solución posible es la de dar e! mandato general á Francia sola ó á Francia y España. ss o de ¡os jueves. LA CONFERENCIA D E ALGEC 1 RAS CONSEJO EN PALACIO