Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 8 DE FEBRERO DE 1906 9 EDICIÓN 1 EL ESTRENO DE ANOCHE. FINAL DEL ACTO SEGUNDO D LA MARCHA REAL Fot. AB OPERETA DE LOS SRES. PASO Y ABATÍ, MÚSICA DE LOS MAESTROS JIMÉNEZ Y VIVES, 1 RE ADA AM 10 Crt BN EL TEATRO DE LA ZARZUELA. para la cena se enviaron á los hospitales y otros establecimientos de beneficencia, las flores se marchitaron sin haber lucido, y hasta que pasó el novenario del fallecimiento de Pío JX no se dio el baüe que inauguró la espléndida morada. Solo otros dos se dieron en ella: uno de imponderable esplendor, al que asistieron ¡os reyes D AlíonsoXII y doña María Cristina, la infanta doña Isabel y las infantas doña Paz y doña Eulalia, que estaban entonces solteras. La historia deeste baile es muy curiosa, pues constituyó una especie de desagravioconcedido á la duquesa por no haber obtenido distinciones que se creía con derecho á obtener. Pero todo esto sería largo de contar. El caso es que la duquesa de Santoña, que murió algunos añbs después en la pobreza, lució aquella noche en su tocado joyas q u e alian muchos mi- I A CUESTIÓN RELIGIOSA FN P 2. RJS. ot Chussem I 1 uie L O S BOMBEROS INUNDANDO UNA IGLESIA PARA REDUCIRÁ LA OBEDIENCIA Á LOS HELES llenes, y que la fiesía fue de una esplendidez mará viliosa, estrenándose en ella la vaj l i de oro qae obtuvo ei primer prenvo en Ja Exposición d e Parí y que ¡a duquesa adquirió, disputándosela el emperador de Rusia. En vida de la duquesa viuda p a s ó este palacio á zzx propiedad del señor Parrella; hubo proyectos d e instalar en el el Círculo de Ja Unión Mercantil, y no habiendo comprador se dividió en habitaciones p a r a alquilar, ds una de lascuales fue inquilino elSr. Sánchez Toca, y de otra el presidente del Congreso señor Canalejas, que todavía la ocupa sin ser su propietario. La Cruz Roja y una Sociedad fotográfica han tenido allí su domicilio desde que salió de él la duquesa viuda de Santoña para recorrer el triste calvario, que demostró una vez más que soi ¡humo ¡as grandezas y riquezas de mundo. UN MADRILEÑO