Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 7 DE FEBRERO DE io.o6. PÍVG. IO. C D I C I O N J reunión anterior, si bien se proponen las Compartas llevarla á la pracfVa, es tarea más larga y que por sí sola no solucionaría el conflicto. El S r Laffite propuso, como solución de POR TELÉGRAFO efectos aún más rápidos, el aumento de algún unich, 6, 4 t Ha llegado á esta ciudad el infante D Carlos. Le recibieron en tren destinado exclusivamente á este transporla estación el Prmcipe regente, la familia Real, te, acordándose que la Compañía estudie este el embajador de España en Berlín y las auto- proyecto y dé cuenta en la próxima reunión ridades civiles y militares. Las tropas rindie- que se celebrará el lunes próximo. X, ron los honores. D Carlos entregó al Regenf ersonal. te un autógrafo de D Alfonso y una espada El ingeniero de Caminos D José Jimede honor. Se ha celebrado en Palacio una cena de fa- no, que había sido trasladado á Lérida, seguimilia, á la cual asistieron sólo el infante don rá desempeñando su cargo en la segunda diCarlos, el Príncipe regente y la familia Real. visión de Ferrocarriles, porque el traslado ha quedado sin efecto. Ha quedado en situación de supernumerario el ingeniero de Minas D Eugenio LabarEL SUICIDIO DE AYER ta, que prestaba sus servicios en el distrito de 7 n su hotel del paseo de la Castellana, nú- Orense. X mero 5 i puso fin á su vida ayer mañana D Santiago Martínez Rivas, persona muy es- I os caminos vecinales. timada en la sociedad madrileña. Se ha ordenado á los ingenieros jefes de- -El Sr. Martínez Rivas, en plena juventud, las respectivas provincias que procedan al espues no tenía más de treinta años, padecía una tudio de los trabajos necesarios para comenzar dolencia penosísima, para cuya curación ha- á la mayor brevedad los siguientes caminos bían sido inútiles los esfuerzos de los médicos vecinales: que le visitaron. De Trives á Queija; de Leboreiro á San Lo agudo de sus padecimientos debió im- Juan del Río; de Viana á Puebla de Trives; pulsarle á tomar la funesta resolución que ayer de Teijeira á Lutén; de Barbuesi á la carretera de Granen á Quesea, y de Motril (Granada) á mañana puso por obra. Levantóse, cogió una de sus escopetas de Lobres. X caza de dos cañones, y apoyando éstos contra p o r la cultura. el corazón, apretó con un pie el gatillo. Salió Se ha concedido por este ministerio una el tiro, pero no le produjo la herida mortal, y cuando al ruido de la detonación acudió ei colección de obras á la Sociedad Bellas Artes de Coruña. criado, le dijo: -No os asustéis. No ha sido nada. Anda, íráeme el chocolate. LA CONFERENCIA Salió el criado, y á poco el Sr. Martínez Rivas se disparó otro tiro del mismo modo, DE ALGECIRAS quedando muerto en el acto. POR TELÉGRAFO El Juzgado ha realizado las diligencias de Iprancia y Alemania. costumbre. París, 6, 4 í. La Peíite Repubhque, refiriéndose á informes recibidos de Algeciras, dice que Alemania consentiría en conceder á ROMERO ROBLEDO Francia el mandato para la policía de Marrue yer pasó ei día bastante mejorado, sin que cos, á condición de que el contióle de ü Ha esto, sin embargo, hiciera desaparecer la cienda marroquí fuese ejercido por cuatro congravedad. tróleurs: uno alemán, otro español, otro franLa casa del insigne hombre público fue muy cés y otro inglés. visitada, como de costumbre, y el paciente conX versó con algunos de sus íntimos acerca de los D umor desmentido. sucesos políticos de actualidad. Algeciras, 6, 4 f. Se ha comunicado Al entrar la noche se agravó considerable- desde aquí á algunos periódicos extranjer s, mente, siendo necesario que el Dr. Pallares le entre ellos á Le Journal, de París, un rumor pusiese una inyección de morfina. según el cual los delegados marroquíes se proSe quedaron á velarle, en unión de dicho fa- ponían presentar un proyecto de organización cultativo, D. Mariano Ordóñez y los señores de la policía exclusivamente por el Sultán, con Gálvez (D. Diego) y Alcaraz. ayuda de las Potencias y de los indígenas. Ei resto de la noche la pasó tranquila y de X madrugada experimentó alguna más excitación. I a situación en Marruecos. Algeciras, 6, 5 t. Un moro que ha sido secretario del Gran Visir, me escribe una NOTICIAS carta en la que me ¿ice que terminada la PasDE FOMENTO cua que celebran lea moros, comenzarán dos movimientos guerreros en el Imperio. uno al TCl transporte de carbones. Presidid por el director general de Norte de Marruecos y otro de carácter militar Obras públicas, ha vueito á reunirse en el mi- entre las kábilas de ias fronteras de Argelia y nisterio de Fomento la- Comisión permanente las tropas del Pretendiente. Ei primer movimiento se verificará entre para el estudio de las cuestiones referentes á Ceuta, Tetuán y Tánger, donde lucharán los ferrocarriles. Según nuestras noticias, en dicha reunión T aisuli y la tribu de Anghera. Asegúrase que estos acontecimientos influidiscutióse ei asunto de los transportes de carbones, examinándose ios medios qu. e pueden rán en algunas decisiones de la Conferencia. -facilitarlos. El Sr. Borregón, en nombre déla Cabezas. Compañía del Norte, dio cuenta del propósito que anima á ésta en tan importante cuestión, añadiendo que aquella Empresa ferroviaria tiene acordada la adquisición de máquinas do 1 a cuestión militar. bles que permitan aumentar en un 5o por lod Hoy empezará por fin en ei Senado la la carga de ios trenes, considerando ésta como discusión del dictamen sobre el proyecto de la más rápida y eficiz ir. ídi da, pues la consjurisdicciones, y con esto entrará en su segunrucción de apartaderos, que se indicó en la da oarte la llamada cuestión militar tan deba- EL INFANTE D. CARLOS M tida y tan manoseada antes de llegar al Parlamento. Este asunto ha tenido el privfr- i o üe fatigar la atención pública cuando se hai -i! e, su período de gestación, y de aquí que v. ioracuando precisamente entra en el período má interesante, sea cuando menos expectación pro duce. Es ya inútil interrogar de nuevo al Gobiet no, porque una y otra vez han expuesto y repetido sus individuos el criterio que aquél tiene formado sobre la cuestión que se debate: el criterio es el de esperar el desarrollo de lo acontecimientos, sin hacer grandes esfuerzos para conseguir que la balanza se incline á uno ú otro lado. Las Cortes resolverán dicen constantemente los ministros cuando se les interroga. El Parlamento es quien ha de fallar este pleito repite el Sr. Moret. Nosotros deciaramos libre la votación, para que cada cual emita libremente su opinión. Y esto es precisamente lo que preocupa á aquellas personas que de cerca siguen el desarrollo de la cuestión. Porque podría darse el caso, y al decir esto no hacemos mas que recoger impresiones de algunos personajes de espíritu imparcial, de que en el Senado fuera aprobado el voto particular suscrito por los Sres. Loygorri, Sartou y González B anco, voto particular favorable al fuero de Guerra, y que en el Congreso, en donde ¡a orientación no coincide con las que generalmente imperan en la Alta Cámara, se echase por tierra lo que hubiera merecido la aprobación del Senado. Si esto sucediera, que no es improbable, si no se procura antes un arreglo, el conflicto sería difícil de resolver, toda vez que el Gobierno declara libre la cuestión, y no sería, por lo tanto, un choque entre el Gobierno y las Cortes, como suelen ser todos los conflictos parlamentarios. En épocas normales, cuando se debaten cuestiones que marchan por el camino ordinario, ya se sabe que, al disentir las Cortes y el Gobierno, ó se disuelven aquéllas ó se acepta la dimisión de éste, con lo cual el régimen parlamentario prosigue su desenvolvimiento tranquilo y previsto, sin que nada venga á perturbar el desarrollo racional y lógico de la política. Mas en el caso presente, y de ocurrir lo que se considera probable, ¡a solución no ha de ser fácil. ¿Se intenta por el Sr. Moret recabar el decreto de disolución? N o hay motivo, porque las Cortes no han votado contra el Gobierno, toda ve 2 Tque éste declara libre la cuestión. ¿Se produce unj crisis? Esta no será parlamentaria, lo que se entiende por parlamentaria, puesto que el Parlamento no habrá derrotado al Gobierno. En todo caso la o ¡sis servirá para poner de manifiesto y dar á la luz los disentimientos que en el seno de la situación ha producido, desde su planteamiento, la llamada cuestión militar. Tal es el estado del asunto, y esto es lo que existe en el fondo del mismo. Se ve, pues, que, contra la opinión general, ahora es precisamente cuando empieza ia partemás interesante y más propicia á producir consecuencias de importancia. I o de Cataluña. Ayer siguió el debate iniciado por ¡a interpelación de! Sr. Junoy acerca de la situación en Cataluña. Esta discusión, por hallarse relacionada con la que ha de empezar hoy en el Senado, no ha despertado el interés que hubiera tenido de haberse planteado en otra ocasión. onsejo. Ei Consejo de ministros que debía celebrarse ayer, se aplazó hasta esta ardf: después de la sesión del Senado.