Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 6 DE FEBRERO DE 1906 PAG. 7. EDICIÓN de lo más notable del Madrid conocido. Romero Robledo acogió con gran entusiasmo á aquel escuadrón; á él le entusiasmaba todo lo que fuera organizarse y demostrar actividad. D. Antonio Cánovas del Castillo se sonreía benévolamente, considerando aquello como un juego. Sabida es la importancia que el insigne estadista concedía á los trabajos de los alfonsinos aristócratas. Una vez le llevaron una lista de conspiradores entre los que figuraban los más conocidos nombres de la sociedad madrileña. ¡Muy bonito! ¡muy bonito! -dijo. -Es una lista preciosa para un baile encasa de Alcañices; y la arrojó en el cesto de los papeles inútiles, volviendo á los serios trabajos que interrumpió el acto de Martínez Campos en Sagunto. Con el triunfo de la Restauración se disolvió el escuadrón de húsares que va unido al nombre d e Romero Robledo. De los que le formaron, ¡qué pocos quedan! UN MADRILEÑO Cuando en 1873 se aplicó á la provincia de Roma la ley de supresión de las corporaciones religiosas, se votó en el Parlamento otra ley por la cual se asignaba á la Santa Sede 400.000 liras para atender á las necesidades de las misiones en el extranjero. Esta cantidad era la que antes de 1870 gravaba por el mismo concepto el presupuesto de los Estados Pontificios. Pasaron los primeros años sin que la Santa Sede reclamase el pago de tal asignación, y á fines de 1876 el cardenal vicario solicitó la entrega de ésta. Hubo muchas dificultades de índole política, y por fin el Gobierno italiano comenzó á entregar, primero 60.000 liras, luego íoo. ooo, y, por último llegó á un máximum de 200.000. En 1903, el Vaticano reclamó, por conducto del cardenal vicario, el pago íntegro de las 400.000 liras, sin lograr resultado positivo. Por fin, el Gobierno aceptó continuar pagando anualmente las 200.000 liras acostumbradas e inscribir en el libro de la Deuda pública una partida de tres millones de capital, cuyos intereses al 3 y medio por ciento, ó sean io5.ooo liras anuales, serán entregados á la Santa Sede, que podrá disponer en lo sucesivo de 3o5.ooo liras en vez de las 400.000 que primeramente le habían sido ofrecidas. Algunos periódicos han querido deducir de esto que la Santa Sede ha dado el primer paso para el reconocimiento de la ley de garantías, pero esto no es exacto. Trátase sólo de una asignación de índole especialísima y con el carácter de compensación de una renta también T oma 31 Enero. especial que no tiene relación alguna con la sij AS MISIONES EN Algunos periódituación anormal creada al Papa en 1870. -EL EXTRANJERO eos se han ocupa 1 OS ESTABLEC 1 M 1 EN- Sabidoesque ¿o insistentemente en un convenio que se dice T O S FRANCESES e n R o m a establecido entre la Santa Sede y el Gobierno, como en Madrid existen instituciones francey refeiei te a las m siones sas cuya administración era autónoma y estaba confiada á un Consejo nombrado por el Gobierno francés y bajo la vigilancia del embajador de aquella nación en el Vaticano. Esta administración estaba aneja á la iglesia nacional de San Luis de los Franceses y proveía á su mantenimiento, al de un seminario francés y á la asignación de los capellanes. Sus rentas ascendían á 175.000 liras anuales, con un fondo de reserva de 40.000. Realizadas ahora la supresión de la embajada de Francia en el Vaticano y la separación de la Iglesia del Estado, la nueva situación había de reflejarse en los establecimientos franceses de Roma, y en efecto, los diarios anticlericales franceses han comenzado una campaña pidiendo la supresión ó por lo menos la laicización de aquéllos y la entrega de su administración á la embajada del Quirinal. G. M. ANGEL 1 N 1 NOTAS MUNICIPALES p 1 empréstito. Ya ha pasado para su estudio é informe á la comisión de Hacienda el plan formado por la Alcaldía- presidencia proyectando y proponiendo un empréstito municipal que tiene por fin principal la unificación de la deuda del Ayuntamiento. Según los propósitos y los cálculos del señor Vincenti, después de convertida y unificada la deuda, quedarán unos 36 ó 40 millones para obras públicas de mejoramiento de los servicios de la Villa X, as Cuatro Calles. El alcalde y los propietarios de fincas de las Cuatro Calles han celebrado otra re unión, en la cual se han ido acortando las di- ECOS DEL VATICANO I ¡y Í F TM TM f f; OS BOMBEKOS tiCALANDO LA PUERTA DE LA DEPENDENCIA Of SAINT P) ERR DONDF Sb REFUGIARON LOS AMOTINADOS, v FMfHUFANDO LAS MANOAS DE K 1 EGO PARA INUNDAR EL LOCAL Y OBLIGAR Á LOS REVOLTOSOS Á ENTREGARSE. íut, Branger