Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B AÑO CUATRO, E N U M 3 9 i CRÓNICA UNJVERSAL ILUSTRADA. NUESTROS NÚMEROS DE 16 PÁGINAS Muchos lectores de A B C nos escriben maravillados de que nuestros números de ib páginas, como el que publicamos el domingo último, impresos en papel satinado, con magníficos grabados que no han conseguido iguaJar los mejores diarios de Europa y con informacwaes telegráficas que suponen grandes gastos, puedan darse al insignificante precio de cinco céntimos. JVí ckico céntimos, sino tres y medio es el precio, puesto que así adquieren los ejemplares los vendedores. Pero este milagro como le llaman muchos, tiene una explicación sencillísima: se hace imprimiendo muchos miles de ejemplares. Los gastos, exceptuando el papel y la titila, son los mismos para tirar un solo ejemplar que para tirar cien mil. TM estereotipia, la composición tipográfica, el personal, todo es lo mismo para una ttrada corta que para una grande, y la nuestra es de las mayores. Influye también para poder hacer números de jépágtnasá cinco céntimos el concurso de las anunciantes, y á Jl S C no le ha faltado desde su primer número. Jíntes al contrarié, ha ido en aumento de día en día, convencido el público di que la eficacia de la publicidad en estas cou mnas es indudable por la gran tirada que alcanza nuestro periódico y par su forma que aisla y da más relieve al anuncio. Pueden los que lo duden preguntar á nuestros habituales anunciantes, á cuya lealtad apelamos, y éstos les dirán el resultado eminentemente práctico y ventajas que obtienen de sus anuncios en A S C. 6 DE FEBRERO DE JOOÓ -T- NUMERO SUEL- TO, 5 CÉNTIMOS para la actividad de tod. os y cada uno de luna, en mayor comunicación ton Europa los ciudadanos; seguridad de que cosas y que el resto de la Península, con supepersonas están al amparo de un poder rior sentido de utilidad y más fuerte esfuerte contra las agresiones y los atrope- píritu de iniciativa y de trabajo, se siente llos que puedan sobrevenir: esto, con las más civilizada. Y aun cuando las demás glorias tradicionales, refugio del senti- regiones de España son su único mercamiento en este orden de relaciones, cons- do seno y la base de su riqueza, el deseo tituye hoy la trabazón moral de una na- de ir adelante la impulsa a mirar la inclición. Convengamos en que esa trabazón nación de aquéllas á la lentitud de moviestá al presente harto descuidada y dete- mientos como una fuerza inerte. Y siquiera haya energúmenos que piensen en riorada entre nosotros. En la época actual un ciudadano inglés, la separación, como podrían pensar en el por ejemplo, sabe que, por el mero he- suicidio, la inmensa mayoría de la región cho de ser. inglés, disfruta de todas aque- habrá d e manifestarse, como por boca llas ventajas. Podrá ser guapo ó feo, de del Sr. Rusiñol se manifestaron ayer los buena inteligencia ó de limitados alcan- regionalistas en el Congreso: como partices, de cultura ó de supina ignorancia, de darios de la autonomía, peí o sin renegar mayor ó menor fortuna, y aunque sola- de España. mente posea las condiciones enumeradas MANUEL TROYANO en segundo término, la satisfacción de amor propio por ser inglés nadie se la quita. Si además tiene personalidad vigorosa, y el deseo de mejorar de posición le impulsa, se halla convencido de TL- l ermoso espectáculo el que la Natuque el Estado no será instrumento que raleza ofreció ayer. Hubo momento en manos de un rival, de un envidioso, de de la mañana en que nevaba y lucía el un tonto con favor, le corte el camino. sol. El tiempo se ha vuelto loco, decía Si sale á trabaiar á país extraño, Jleva su la gente. El tiempo lo que hizo fue mosacción fortalecida y su interés resguarda- trarse español: incomprensible, indescido, como si todos los cañones de la es- frable... ¡de reinare! En lo único que cuadra británica fuesen en pos de, él. En mostró consecuencia fue en la temperacircunstancias tales, no es de admirar que tura. De hielo todo el día. el patriotismo inglés, sin estrépito ni fanPor la tarde hubo gran animación en farronería, se halle hoy más exaltado que el Congreso. Es casa caliente aquélla, y nunca. además se había anunciado con bombo y Las mismas causas que lo alientan y platillos un debate político de importantonifican, contribuyen, operando en sen- cia. Si la tuvo ó no, el lector juzgará por tido negativo, á deprimir el patriotismo la reseña de la sesión. Sobre gustos nc español. El concepto merecido al extran- hay nada escrito y resultaría inocente esjero, la creciente debilidad de nuestra cribirlo ahora. Los fabricantes de papel que han venación, las abrumadoras dificultades de la existencia, lo lento del progreso, las nido á Madrid y andan de la Ceca á la escasas facultades para percibir lo que se Meca pidiendo justicia contra un privileadelanta, la desalentadora comparación gio que se quiere conceder en daño de su con otros pueblos, la inconsciencia con industria, visitaron ai jefe del Gobierno. que cada cual se sacude la parte de culpa Se trata de una fábrica de pasta y de paque le corresponde, arrojándola sobre el pel establecida en el Valle de Aran y que país, no abonan seguramente el amor á pretende que us productos vengan al inEspaña, ni como adhesión inteligente, ni terior entrando en Francia y buscando la como virtud. Esta se conserva sólo en los entrada en España por cualquiera de las espíritus escogidos; pero la abnegación estaciones de la frontera, y todo á pretexto de que del Valle de Aran para aquí es cualidad poco genérica. Mas el patriotismo, como la fe, no se hay malos caminos. Y los otros fabricaninfunde por la fuerza. Cuando una parte tes ponen, naturalmente, el grito en el de la nación ha estado unida al resto de cielo, sosteniendo que pretensiones de ella por vínculos nunca muy fuertes del esas no pueden pasar, porque sí pasan orden emocional y por lazos del interés, jahí es nada lo que luego puede pasar pot y aquéllos se han quebrantado con la des- ja frontera! La sesión del Senado careció de integracia, hay necesidad de estudiar la manera de afirmar y robustecer éstos sin exa- rés. Se leyó el ya famoso voto particugeración, sin encogimiento, sin cobardía, lar y se reconoció que la pelota sigue en pero con buen juicio, con pensamiento, el tejado. El miércoles empezara á jugarcon prudencia. El debate de ayer no fue se el partido. Ya se ofrece momio. El entierro del joven marqués de Casa más que el prólogo del asunto. Pero hablará el Sr. Maura, hablará el Sr. M o- Irujó fue una verdadera manifestación de ret y las aguas entrarán en su verdadero duelo. Murió el marqués de Zírco, persona muy estimada en la alta sociedad. cauce. Es preciso tomar en cuenta aue Cata- Romero Robledo siguió entre la muerte MADRID AL DÍA CRÓNICA r POLÍTICA El Congreso empezó ayer á ocuparse una vez más en la cuestión catalana. Desde el principio de la discusión se pudo notar que el río viene muy crecido. En conciencia nadie debe extrañarse de los vuelos que ha tomado el regionalismo. En los pueblos, como en los individuos, ¡os vínculos de unión, los medios de relación cambian con la edad y con Jos accidentes de la vida. En la madurez de ésta nadie se extraña de que los lazos puramente afectivos ¡se debiliten, de que lo emocional vaya cediendo el puesto á lo conveniente, de que se sienta menos y se piense mas. En nuestro tiempo el patriotismo se inteleettializa también; se mide y se estima el conjunto de ventajas que proporciona la nacionalidad. Satisfacciones del amor propio pot sólo pertenecer á ella; facilidades superiores para la existeíiaa; condiciones de desarrollo CUESTIÓN LACATALANA