Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C 5 OE F 5 BRBRO DE 1006 PAG. 8 EDICIÓN 1 a jeron que la iglesia les pertenecía á ellos y que ellos sabrían defenderla. Este escándalo, agrega el vicario, es intolerable, porque los verdaderos católicos deben obedecer al cura como el verdadero cura obidece al obispo y el verdadero obispo obedece al Papa. Si hay católicos de nuevo estilo que pretenden trastornar el orden jerárquico tradicional, yo no quiero aceptar la responsabi idad y dimito mi cargo. El arzobispo no le aceptó la dimisión. Garázy la presentó de nuevo, pero ante nuevos é insistentes ruegos del prelado, la ha retirado, no sin insistir en sus anteriores manifestaciones. Se asegura que el arzobispo publicará pronto una carta dirigida al clero, y cuya tendencia será la de evitar nuevos desórdenes. Entretanto, el prelado ha escrito una carta Cerca de ella nos esperaba el moro Vállenle pra esco tarnos hasta Tetuán, corno nos proPOR TELÉGRAFO netió; pero heraos aplazado la expedición hasta (J evila, 4, 3 t. Se ha celebrado en el Círcu- i- l día 25. E! moro Valiente nos propuso una lo de Labradores, con una escogida y tirada al Manco con fusil. La aceptaron el senumerosa concurrencia, la reunión antiduelista. ñor Silvela y el teniente coronel del campo. Los tiros de estos dos hicieron doble númeAsistieron importantes personalidades sevillanas. El marqués de Esquivel presentó al ba- ro de blancos que los de aquél. rón de Aib! el cual, después de un brillante Los expedicionarios fuimos obsequiados con exordio sobre la necesidad de la regeneración un almuerzo. social, enumeró la hrga serie de ligas antidueDespués visitamos el Penal, recorriendo tolistas existentes en el extranjero. En brillantes das sus dependencias. párrafos, el orador excitó á los sevillanos á que Hablamos de nuevo con Arta el que preimiten la conducta de otras capitales. tenaió matar al Sr. Maura. Una vez más dijo Anatematizó la barbarie del duelo, expre- que no había sufrido perturbación alguna y sando el convencimiento de que se imponen que era un convencido de su causa. reformas radicales que acaben con él. Los expedicionarios regresaron á ias cinco Abogó por las leyes orgánicas y los jurados de la tarde en e) vapor á Algeciras, dándonos cita para el n 5, día en que emprenderemos el de arbitraje en las cuestiones de honor. Las ra? n ¡feslaciones del orador fueron obie- viaje á Tetuán. Escautiaza. HA EL DUELO -r t H Áv- M ¿v í f u A LA CUESTIÓN RELÍGÍOSA EN PARÍS. ASPECTO DE LA ENTRADA DE LA IGLESIA DE SANTA CLOTILDE tot. Rol y Compañía ANTES DE INICIARSE LOS GRAVES SUCESOS OCURRIDOS EL JUEYES ÚLTIMO AL PRESENTARSE LAS AUTORIDADES PARA HACER EL INVENTARIO to de entusiastas aclamaciones y la idea ha sido acogida muy favorablemente por los elementos valiosos de la sociedad sevillana. Se ha nombrado una junta organizadora de los trabajos de propaganda y se han repartido profusamente libros y hojas, abogando por las ideas antiduelistas. LAS IGLESIAS DE FRANCIA POÜ TELÉGRAFO En el campo de Ceuta POR TELÉGRAFO euta, 4, c) m. En el vapor correo llegaron varios periodistas y el diputado á Cortes Sr. Silvela. Fueron recibidos por las autoridades de la plaza. El gobernador general puso á su disposición el coche, y unidos los expedicionarios á ¡JS corresponsales residentes en esta localidad i c l J s a 1 íiies í euttái. Oárroco dimisionario. París, 4, 4 i. M r Gardey, que á ¡a vez que párroco de Santa Clotilde es vicario general de París, ha presentado dos veces la dimisión de ambos cargos al arzobispo. La razón de esta actitud, según ha manifestado, es la resistencia que en su parroquia opusieron á que se hiciera el inventario personas que el párroco declaró no pertenecen á su feligresía. Preguntado sobre el caso ha dicho que sus órdenes fueron desobedecidas y que ias puertas del templo se cerraron contra su voluntad. El quería que hubiesen estado abiertas y q 1 la ley quedase cumolida; pero ios que le aesobeder eron le llenaron de injurias y ie di- al párroco de San Sulpicio aprobando su conducta. Este párroco ha sido atacado duramente por los realistas y nacionalistas, porque se atuvo á las instrucciones del arzobispo y no convocó á sus feligreses para protestar del inven 1 10. X i ás inventarios. T I París, 4, 6 i. Han quedado hechos, sin incidentes, os inventarios en las iglesias de Saint- Severin, Saint Paul, Notre Dame de la Garde y Sainte Anne de Maison Blanche. En Poítiers, unas tres mil personas que aguardaban en el interior de la catedral de San Pedro, cogieron al inspector del fisco, al piesentarse éste á cumplir con su cometido, y le echaron á la calle á silletazos, sin que haya podido llevar á cabo el inventario. En Ajaccio, el inspector, ame la ací tad de la muchedumbre ¡HIIMÚ