Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SUSCRIPCIÓN PAGO A N T I C I P A D O Maviifid, por cada mes, i,5o pesetas. Provincias, 5 pts. irimeritre. vTi- lmcstrc; Portugal, 6 pesetas. Unión Postal, 8 francos. Vdminislracfón: 55, Serrano, 55, Madrid N. 390. MADRID, LUNES 5 DE FEBRERO DE 1906 NUMERO SUELTO, CINCO CÉNTIMOS EN TODA ESPAJVÍA ABC Por muy pocos días y por fin de temporada, liquidamos treinta mil duros en sombreros y gorras de TODAS CLASES PUBLICIDAD S O L I C Í T E N S E TARIFAS Anuncios económicos. Reclamos. Anuncios por palabras Noticias. Informaciones. Administración: 55, Serrano, 55, Madrid AGUAS DE CESTONA üoicas y superiores á las de Carslbad, para todas las enfermedades del Hígado, Bazo, etc. Se venden embotelladas á 1,25 ptas. la botella de un litro en todas las farmacias. Pedidos al por mayor al Depósito de Madrid, Plaza del Ángel, 18, ó al Admor. del Balneario en f KSTOlVA (Guipúzcoa) PRIMERA CASA EDEL 6 ALCALÁ 8 LA COCINA ELEGANTE Dos magníficos libros de cocina nueva para todos los gustos; indispensable á todos los que se dediauen al arte culinario. En venta al precio do 0 5 0 p t a s el primer tomo, y 8 p í a s el segundo tomo, en casa do D. Agustín García, callo de la Abada, 2, M a n t e q u e r í a (Plaza del Carmen) La buena economía con- siste en gastar lo necesario, y la practica higiénicamente el quo, usando el L i c o r d e l P o l o dentífrico sin igual, evita gastos mayores en medicina ú operaciones bucales indispensables al que abandona su dentadura. HAZAÑAS d c l c o i o n e U j í e r a d novela ilustrada de Gonan- Doyle, traducción do Felipe Gómez Cano. 22 Í págs. Interesantísima. Época de Napoleón. Para nuestros lectores 3 p s Pcdidos: iorída, lí, lo, iz. Madrid CmillHBO Ú n i c o s caféísí n i o s s i n p i n t i i i a s T o l 1.853. 5 1 ¡VIontcra, 5 1 Sucur sal n. o 1, Plaza de San Miguel, n. 9. VER Y CREER ES tJN VERDADERO REGALO Pruébense los Chocolates délos PP. Benedictinos MANO DE SANTO es la CITRÓFENINA VILLEGAS para el dolor de cabeza. No ataca al corazón. Caja con seis dosis, n n a p e s e t a Alcalá, 88. Plaza del Ángel, 16. 34, Fuencarral, U y Atocha, 127 de A B C se coijipran á precios elevados. José Domínguez, Plaza de Matute, 8, 3.o deba. TAPAS para encuadernar la novela ABNEGACIÓN Y AMOR. VALE NÚM: 20 8 BIBLIOTECA D E A B CJí ABNEGACIÓN i AMOR J 23 tan grave? Yo misma no lo entiendo. Cuanao pensaba en casarme con el conde, no quería proceder tan incorrectamente. Pensaba servirme de mi padrino el general La culpa la tiene el S r Oiiésimo. Desde que ofrecí ios cien mil francos y fué tan mai recibid. mi proposición, no hablábamos ya de P e d r o de Varsange, hablábamos de nosotros. Le he contado toda mi existencia: mis aiios de convento, mis estudios, le he nombrado mis mejores amigas. Parecía que todo esto le interesaba mucho. M e refería el las dificultades de su juventud, y su pena p o r haber abandonado una carrera brillante para arrastrar la triste vida de notario de un pueblo. Desgraciadamente anoche habló de su amigo. Había recibido una carta de P e d r o M e daba cuenta de su contenido. Parece ser que la condesa Laura se ha marchado de su lado misteriosamente, sin dar sus seiías, limitándose á decir que se retira, por tiempo indeterminado á casa de una parienta. -P u e s bien, me alegro- -dije, -así está libre a e ella. N o pareció convencido y replicó: -L i b r e temporalmente; volverá. -P e r o si el conde se casa, no pueae seguir viviendo á su lado. -P e d r o no se casará nunca. H u b o una pausa, hasta que pregunté tímidamente: ¿H a hablado usted de nosotras á su amigo? La contestación no se hizo esperar. -S í el día de la venta, para decirle el nombre del comprador. ¿Y desde entonces? -N o nuhca, N u n c a! Pues bien, hay cosas inconcebibles. Vive en c! mundo w hombre con quien quiero casarme, y que ignora que existo. casaderas; que Genoveva era la muchacha peor educada del mundo. Vi entonces que la miel de la sefiora de Hurbín ocultaba mucho vinagre. N o s habló también de la señorita de Journauls: -E s a pobre señorita de Journauls, que tiene pretensiones aristocráticas. Luego del S r Onésimo: -E s e buen S r Oupuis, que se deja engañar p o r todos los aldeanos, no es muy inteligente; no le confiaría yo dinero; tiene un icorazón demasiado sensible. Y lodo eso lo decía con una voz dulce y lastimera; no mordía con los dientes, como el procurador de Besan 9o n: arañaba como los gatos. L o peor es que ha influido en el espíritu de mamá, diciendo lo que dijo de los G e b o no quiere verlos mu cho, porque teme que le pidan d i n e r o Cuando quisimos irnos nos obligó á quedarnos, insistiendo mucho. N o pudimos visitar, como teníamos per sado, á la señorita de Journauls. 2 t de Julio. Me he paseado anoche con el S r Onésimo. Hemos hablado de los Gebo y de los H u r b i n como quien dice, de los Capuletos y de los Mónteseos de Varsange; le he referido el motivo de la riña, ó sea el solomillo. Imitaba y o la voz gruesa de la señora de Gebo y la voz meliflua de la señora de H u r b i n cuando advertí que mi compañero no se reía y hasta observé que estaba consternado. Le pregunté el motivo; no me lo quería decir; pero como insistía, creyendo haberle ofendido, me contestó: -E v i t e usted la burla, Micaela; es prima hermana de la maledicencia. E s usted buena; sería lástima que fuese usted burlona. Todas esas pobres gentes sufren más de lo que usted cree, por el aislamiento en que viven; tienen de sí mismas una alta opinión y ven la paja en el ojo aje-