Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 4 DE FEBRERO DE 19 6. PAG. 14. EDICIÓN J. Se gana el jubileo de las Cuarenta Horas en las Religiosas de Nuestra Señora de las Maravillas. Visita de la Corte de María: Nuestra Señora de los Dolores, en su parroquia, ó en los Servitas, Arrepentidas, San Luis, San Sebastián y Santa Teresa. TIEMPO. Probable: Nublado. La temperatura en Madrid en las últimas veinticuatro horas, ha sido: Máxima, 14,8 grados. Mínima, i,5 bajo cero. invierno hasta el 21 de Marzo, que empieza la Primavera. Andrea, Sra. Rodríguez; Remedios, señorita Alba; Daniela, Sra. Ruiz; Consuelo, señorita Rodríguez; Ramona, Sra. Beltrán; Ventura, Sr. Palanca; Fonciños, Sr. Rubio: Jimeno, Sr. Simó Raso; Miguel, Sr. Calle; Felipe, Sr. Barraycoa; Sebastián, Sr. Romea; Cartero, Sr. De Diego. ESLAVA. En la próxima semana se verificará el estreno de la zarzuela en un acto, original de dos aplaudidos autores, titulada Los contrahechos. BOLSAS DEL DJA 3 MADRID. Cierre. Interior contado, 79,35; fin de mes, 73,45; Amortizable, 99,75. Banco, 418. Xabaccs, 374,50; Francos, 22,70. Libras, 30,84. A pesar del alza de París, no subimos aquí y has a reaccionamos algo. La situación política contribuye á enfriar los entusiasmos. Los francos siguen bajando, quedan muy ofrecidos á 22,70. PARÍS. Cierre. Exterior, 93; Renta francesa, 59,27. Italiano, 104,75. Ruso, 4 por 100, 83,40. Turco, 93,80. Nortes, 182. Zaragozas, 323. Riotinto. 1.670. Goldfields, 142. La mejora de la situación monetaria influye en el grupo español; las acciones ferroviarias siguen subiendo. También tienen mejor tendencia los valores rusos. LMS SUSCRIPCIONES DE S 07 V PJjOPJlGANDA GTjJJTUITMS C U L T O S Domingo V después de Epifanía. Santos de hoy: Santos Andrés Corsino y Re berto, obispos; José de Leonisa, Aventino, Gilberto, Isidoro, monje, confesores; Eutiquio, Aquilino, Gemino, Gelasio, Magno, Dcnato, FiJóronso, F ¡leas, obispo, mártires, y Ja Beata Juana de VaJois, viuda. La Misa y Oficio divino son de San Andrés Corsino. y en nada obligan á las personas que las recibirán diariamente y á las cuales rogamos fijen su atención en las distintas secciones que publica A B C, en su perfecto servicio telegráfico, en los artículos y poesías, debidos á eminentes escritores, y en su información gráfica, no igualada basta ahora por ningún otro diario europeo de cinco cénlimos. ha labor que venimos realizando sólo puede ser apreciada examinando durante varios días nuestro periódico, que á los mencionados trabajos une un criterio de verdadera independencia política que le permite ser órgano imparcial de todos los partidos y de todas las clases españolas. Interesa á todos Habiendo sido suscriptas las quince mil suscripciones reembolsadles de la i. a y a serie, A B C ofrece á los anunciantes e s p a ñ o l e s una nueva serie de diez mil suscripciones gratuitas, que serán concedidas á los diez mil anunciantes que primeramente las soliciten. 118 BIBLIOTECA DE A B C ABNEGACIÓN Y AMOR 119 -Déjala, se trata de un paseo y de un entretenimiento sin consecuencias. Ese notario es demasiado modesto para no comprender la distancia que le separa de nuestra hija, y aunque dé con ella algunos paseos por el parque no pensará nunca en abusar de la situación. ¿No querrías casarte con un notario, Micaelita? ¿Oh, no, papal 18 de Julio. He dicho esta noche después de comer: -M e voy al encuentro del Sr. Onésimo, ¿quieres ve nir conmigo, mamá? Tengo ganas de andar un poco. Mamá suele dormirse en su butaca después de las co- midas; no ha querido venir. He salido sola, pero se ha bía anticipado y le encontré muy cerca del castillo. Le he preguntado ci quería dar conmigo una vuelta por el parque. Le ha tado la proposición, pero me pareció que no se atrev ceptarla. Para tranquilizo. le he dicho: -Papá lo permite no piensa que al pasearnos come tamos una inconveniencia. Entonces se ha alegrado como si le abriera las puerta de! Paraíso. ¡Qué fácil es dar gusto á la gente! ¡Dios mío, qué hermosa estaba la noche con esa calm tan profundamente dulce de los crepúsculos del verano) El sol acababa de desaparecer en medio de un chorro de oro, mientras al Este, ¡a luna, en su cuarto creciente, se dibujaba sobre el cielo azul; todo era alrededor de nosotros caima y silencio. M e parecía que tenía cien cosas que decirle v aoenas pude murmurar con voz baja: ¡Qué hermosa noche! ¡Qué hermosa. Y él, tambiái bajito, repetía: ¡Oh, sí! ¡Muy hermosa! Hubiese querido quedarme ahí, sin decir una palabra toda la noche, mirando cómo se obscurecía el sol, cóme se apagaban los tonos color de púrpura del Poniente; pero era preciso no abusar de la autorización de mi pa dre, y con pena, con mucha pena, volvimos al salón. 19 de Julio. María me ha escrito una carta maliciosa; no esperaba yo eso de ella. No volveré á decirle nada. Contesta á mis confidencias burlándose del Sr. Or. ésiino; me pregunta, chanceándose, de qué armas suelen servirse los procuradores y los notarios cuando acuder al terreno del honor; si emplean una regla, un lápiz ó una pluma. Dice que he sido tonta al preocuparme de