Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 8 C. S í DO 3 DE FEBRERO DE jOc 6 PAG, 6 EDICIÓN i. s í ív lí v- 1 LA CUESTIÓN RELIGIOSA EN FRANCIA. ASPECTO DE LOS ALREDEDORES OH NOTR 1 DAME DES CHAMPS ANTES DE IR LAS AUTORIDADES Á HACER EL INVENTARIO SAN BLAS l- g oy se celebra la fiesta de San Blas obispo, santo que fue muy popular en Madrid en el siglo XVI y que tenía en el cerrillo que aún lleva su nombre una ermita á la que acudían mud e s devotos. En ios alrededores de esta ermita había gran algazara, no sólo el día 3 de Febrero, sinoen el mes de Junio, porque en aquellos sitios, que eran entonces muy pintorescos, se celebraba la verbena de San Juan, según lacopla de Vargas: Si á la ermita de San Blas vas á coger la verbena, pedirás que la garganta cJ Santo me ponga buena. DE NÓTRE DAME DES CHAMPS i- PRIMEROS ENCUENTROS DE LOS FIELES CON LA POLICÍA EN LA ENTRADA DEL TEMPLO Fots Rol, rendía en homenaje, no existían ni el Retiro ni el Botánico, y el sitio donde hoy se alza el arenoso cerrillo en cuyo seno labran sus confortabl es hoteles los golfos, dicen que era p i n t o r e s c o y ameno. La imagen del Santo que se veneraba en la ermita fue trasladada, a 3 derribarse ésta, á la iglesia de San Jerónimo, y alií se pone todos los años de manifiesto en este día, acudiendo muchas madres á llevar á sus hijos para que San Blas les libre de toses y catarros. UN MADRILEÑO Porque el bendito San Blas es abogado vida en estos tiempos de tribuna libre y de la garganta, y no se comprende que su de género chico, y á más de un orador ermita y su fiesta hayan desaparecido en de club y de mitin, y á más de una tiple un tiempo en que la garganta tiene tan de las de lo chico y lo ínfimo les haría extraordinaria importancia por la prepon- falta la protección del canonizado obispo derancia del sistema parlamentario y el para aclararles la enronquecida ó afónica desarrollo del género lírico. garganta. Hablando y cantando nos pasamos la En los tiempos en que á San Blas se Postales europeas P R O C E S O SENSACIONAL. JeanneVeber es una bretona; tiene cuarenta años, y su desarrollo físico parece contrariado p o r la mi seria y e ¡trabajo. Su rostro es redondo y achatado; sus ojos verdosos, pequeños, inmóviles, redondos y saltones, á flor de una frente ancha y huesuda, tienen la frialdad aterradora