Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES i Dü FEBRERO DE 1906. PAG. i3. EDICIÓN 2. a dícos temen que el funesto desenlace sobrevenga de un momento á otro. Por la casa de! enfermo, en la calle de Serrano, desfilan las personas más notables de la política. La agrupación de las Potencias se deslinda 1801 que los funcionarios marroquíes encargados de la recaudación de los impuestos agríco- hoy muy claramente. Del lado de Alemania las no volvieran á recibir ni la sokra ni la muña, están Austria, Suecia, Bélgica, Holanda y la Conferencia estima que se debe generalizar Suiza. Del lado de Francia encuéntranse Raeste acuerdo lo antes posible. sia, Italia, Inglaterra, Portugal y los Estados Quinto. Los delegados marroquíes han ex- Unidos. En cuanto á España, ésta busca el medio de puesto que los bienes hebus, ó sea ciertas propiedades de dominio, especialmente inmuebles, no ponerse á mal con nadie y su papel seta de del Maghzen, ocupadas mediante el pago de mucha importancia, pues tiene la facilidad de una renta de 6 por 100, están en poder de hacer pasar la mayoría de un campo al otro. subditos extranjeros sin títulos regulares ó Marruecos, inspirado por Alemania, propor contratos revisables. pondrá nuevas reformas para alargar la ConLa Conferencia, deseosa de remediar tal esta- ferencia. El corresponsal del Fígaro dice poder asedo de cosas, encarga al Cuerpo consular de Tánger que solucione ambas cuestiones equita- gurar que los ministros marroquíes del Mar y tivamente de acuerdo con el delegado especial Negocios extranjeros irán á Algeciras á preque designe el Sultán al efecto. sentar y discutir dichas reformas. Sexto. La Conferencia levanta acta de las X proposiciones formuladas por los delegados 1 n incidente. marroquíes respecto á la creación de impuestos Algeciras, i, i o n Al terminar la sesobre comercios, industrias y profesiones. sión de hoy, ha circulado el rumor de haberse Si después de aplicarse tales impuestos álos producido un incidente provocado por el resubditos marroquíes, el Cuerpo diplomático presentante de los Estados Unidos, monsieur de Tánger estimase conveniente extenderlos á White, á cuyo embajador n o le parecía justo los subditos extranjeros, queda establecido des- que el producto de los impuestos cobrados á de la presente que dichos impuestos bean exclu- los extranjeros por los agentes consulares, sivamente municipales. fuese disminuido en un tanto por ciento en Séptimo. La Conferencia se adhiere á lo perjuicio del Tesoro marroquí, con objeto de propuesto por los marroquíes para establecer: cubrir gastos de recaudación. a) Un derecho de timbre sobre contratos M r White apoyaba su opinión en el hecho y actas auténticos otorgados ante adules (no- de que las mismas Potencias eran las que petarios) dían se efectuara dicha recaudación por los fc) Un derecho de mutación máximo de 2 cónsules, y presentó una enmienda pidiendo por 100, sobre las ventas inmuebles. que los impuestos sobre los extranjeros se co (Los delegados marroquíes se reservan pre- brasen por el Maghzen tan pronto lo permita la organización de la recaudación marroquí. sentar proyecto sobre ambos puntos. c) Un derecho de estadística y de peso al España, cuyos nacionales son ios más numemáximum de 1 por 100 ad valorem, sobre mer- rosos en Marruecos, se opuso entonces á que cancías transbordadas en cabotaje. se aceptara dicha enmienda, declarando que la d) Un derecho de pasaporte á percibir de recaudación por los marroquíes sería contraria los subditos marroquíes. á los derechos que asisten á los cónsules. En e) Derecho eventual de faros y muelles, vista de que España mantenía su oposición á cuyo producto se destinará á las mejoras de pesar de serle indicado el ejemplo de otros países, M r White retiró sin más objeción la unos y otros. En caso de que hubiese lugar á modificar enmienda por querer ante todo no perturbar estas disposiciones, deberá buscarse acomodo la armonía de la discusión y no herir en lo más é inteligencia entre el Maghzen y el Cuerpo mínimo los sentimientos de España. consular de Tánger. París. X X I a cuestión aduanera. I a próxima reunión. -y Jllgeciras, 1, 11 n. Varios delegados Algeciras, i i t La próxima reunión han recibido instrucciones de sus respectivos de la Conferencia se verificará el sábado de Gobiernos sobre la elevación de los derechos esta semana. de Aduanas. Es probable que todos las recibiX rán antes del sábado, y entonces ya podrán T 5 tenas esperanzas. discutir dicho punto, en el que todas las na París, 1 4? Interrogado por e 1 co- ciones tienen gran interés, especialmente Inrresponsal de La Tribuna en Algeciras, mon- glaterra. Los delegados manifiestan opiniones sieur Visconti Venosta manifestó su pensa- diferentes sobre e! resultado que ha de consemiento de que se encontrará para mantener la guirse. La discusión tendrá por principal obpaz de Europa un medio de satisfacer los de- jeto la proposición presentada por Francia de seos de Alemania y de Francia en lo relativo á que se aumenten los derechos aduaneros. la policía de Marruecos. X I a actitud de Francia. LOS FUNERALES París, 1, 4 í. Le Peíií Parisién asegura que en los círculos diplomáticos se cree que DE CHRIST 1 AN IX los delegados franceses se opondrán á toda POR TELÉGRAFO proposición, denegando á Francia el derecho fTeíVa de la solemnidad. de ejercer la policía general en Marruecos. Se Copenhague, 2, 8 m. Los funerales por confía, sin embargo, en que Ja Conferencia el rey Christian ¡X se celebrarán con extiaordará un resultado práctico. dinaria pompa el próximo día 15 en la cateX dral de Roskilde. I os moros disgustados. X Londres, 1, 4 í. A The Times dicen desde Algeciras que los delegados marroquíes 1 a reina de Inglat, rra. encuéntranse muy disgustados, al ver que la Londres, 2, m. La Rei a Alejandra salConferencia y las Comisiones rechazan la ma- drá hoy de Doaver con rumbo á Copenhague yor parte de sus proposiciones y aceptan las para asistir á los funerales de su padre, el rev de los delegados españoles. Christian IX X X I a situación actual. E l Kaiser. París, 1, 5 í. Telegrafían de Algeciras Berlín, 2, 8 tn. E! Kaiser se propone al Fígaro que el optimismo oficial de los pri- salir mañana sábado para Dinamarca, donde meros días se ha desvanecido, quedando sólo permanecerá hasta que se hayan celebrado los un malestar general i funerales por el difunto rey. LA CONFERENCIA DE ALGEC 1 RAS POR TELÉGRAFO l cuestionario. Algectras, i i í El cuestionario discutido hoy es el siguiente: Primero. En cuanto el tertih sea puesto en ejecución de un modo regular respecto á los subditos marroquíes, se someterán á él los nacionales establecidos en el Imperio, bien entendido que dicho impuesto no será aplicado á los extranjeros más que a) En las condiciones fijadas por el Cuerpo diplomático en 1903. 6) En las localidades donde se haya cobrado efectivamente á los subditos marroquíes. Las autoridades consulares retendrán un tanto por ciento de las sumas pagadas por sus nacionales, para cubrir los gastos administrativos. Esta cuota será fijada de común acuerdo por el Maghzen y el Cuerpo diplomático. Segundo. Conforme al derecho reconocido en el art. 11 de la Convención de Madrid, los extranjeros podrán adquirir propiedades en toda la extensión del Imperio sheriffi mo, y el Sultán dará las instrucciones necesarias para que no se niegue la legalización de las actas sin tiotivo legítimo. Las transmisiones ulteriores por actas entre íivos ó después de defunción, continuarán en- rigor. En los puertos abiertos al comercio y en un radio de doce kilómetros alrededor de éstos, el Sultán concede en términos generales y sin que sea necesario obtenerlo especialmente para las nuevas adquisiciones por parte de los extranjeros, el consentimiento exigido por el mencionado art. 11. En Alcazarquivir, Arcila, Arcimur y otras localidades del litoral ó del interior, la autorización g e n e r a l ya mencionada, se concede también á los extranjeros, pero sólo para adquisiciones en un radio de dos kilómetros de cada ciudad. Dondequiera que los extranjeros hayan adquirido ya propiedades, podrán edificar aceptando el reglamento y los usos establecidos. Antes de autorizar la redacción de las transmisiones de propiedad, el cadí deberá asegurarse, conforme á la ley musulmana, de la regularidad de los títulos. El Maghzen designará en cada una de Jas ciudades y circunscripciones ya indicadas jadí que haya de verificar la comprobación. Tercero. Con objeto de arbitrar nuevosrecursos para e! Maghzen, la Conferencia reconoce en principio que ulteriormente podrá establecerse un impuesto sobre construcciones urbanas. Una parte de la recaudación así obtenida será destinada á las necesidades de salubridad é higiene municipal y en general á gastos para mejorar el entretenimiento de las ciudades. El impuesto obligará al propietario, marroquí ó extranjero, pero el locatario ó poseedor de la llave será el responsable ante el Tesoro marroquí. Se dictará un reglamento como acuerdo por el Gobierno marroquí y el Cuerpo diplomático, que fijará la cuantía del impuesto y su recaudación y aplicación, determinando la cantidad de recursos creados así, y que habrán de destinarse á mejoras y entretenimiento. Tal cuota será entregada en Tánger al Consejo sanitario, que regulará su empleo hasta que se organice el Municipio. Cuatto. Habiendo decidido el Sultán en E