Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 2 PE FEBRERO DE 1066. PAG. 9 EDICIÓN mientos, por lómenos, de esa gran obra sanitaria que cambiará la faz de Sevilla; así es que al presentarse ahora la epidemia variolosa, que ha hecho algunas víctimas en los barrios populosísimos de San Roque y la Calzada, ha emprendido con gran actividad trabajos de prevención para atajar el paso á la terrible epi demia. La calle Conde Negro, del barrio de San Roque, principal foco de la enfermedad, es una calle que debiera desaparecer del plano de Sevilla. Extraña que los propietarios de aque- lias viviendas, donde toda miseria tiene albergue, ya que no por amor á Sevilla, por su propio interés, no hayan derruido aquellos asquerosos antros del vicio, donde germinan Jas enfermedades que después diezman á veces los barrios contiguos. La campaña sanitaria de! alcalde de Sevilla está siendo secundada por todos los establecimientos é instituciones que albergan millares de operarios y centenares de acogidos. Las cigarreras de la Fábrica de Tabacos han roto filas prestándose á vacunar á sus niños, decisión no tan factible como pudiera parecer á primera vista, pues se lucha aquí todavía con la preocupación, que la ignorancia alienta de que la vacuna es perjudicial. La fotografía que acompaña representa ¡a escena de la vacuna en el colegio de Padres Salesianos, enclavado en lugar próximo á los barrios infestados. El alcalde asistió esta mañana á presenciar ¡Ja operación de vacuna en dicho colegio, saliendo complacidísimo al ver la escrupulosidad que los Padres salesianos desarrollaron en el cumplimiento délas órdenes de la Alcaldía. J. MIR f n j Á: J -y- k -a ROMA. EL CUARTO CENTENARIO DE LA GUARDlA. dUlZA. DISTINTOS UNIFORMES DE LA GUARDIA DEL PAPA fot, AÍflerj Lacroix T lOStFlNA S 1 NS, SOPRANO LIGERA- QUE DEBUTO ANOCHE EN EL REAL CON RIGOLETTO RETAZOS HIGJ ÉNICOs 1 A I N A P E T E N C I A Esla inapetencia el Jí- mayor tormento físico para un enfermo, un convaleciente ó un sano. Reconoce infinidad de causas, pues se presenta en el transcurso de un sinnúmero de afecciones sub- agudas, en casi todas las conva- lecencias, en los padecimientos del estómago, y sobre todo en las personas anémicas. La inapetencia es la primer hija que engen- dra la anemia, esa afección tan abundante hoy, sobre todo en las jóvenes, que tantos estragos 1 causa y que suele segar en flor lá vida en los comienzos de lá primavera de sus días. No hay una persona anémica que no sea víctima deja inapetencia, y este trastorno, por; razón natural, viene á aumentar más el grado de la anemia, que camina empobreciendo y destruyendo al organismo del paciente. Combatiéndola inapetencia se lleva mucho adelantado para la restauración del anémico, pues sin apetito no se puede hacer que el organismo se nutra y adquiera materiales suficientes para la alimentación de todos los órganos, á fin de que funcionen bien. Es, pues, preciso evitar que la inapetencia, una vez iniciada, persista, y aunque realmente la terapéutica dispone de rico arsenal de medicamentos para combatirla, yo doy predilección á una fórmula sencilla que á continuación expongo, la cual ea mi clínica particular me; está dando excelentes resultados, fórmula que aconsejo á mis lectores y que. puede adquirirse en cualquier. farmacia, y es la siguiente: De extracto blando de quina 2 gramos. i) extracto de genciana... ...v 1 alcohol de melisa 6- w i vino dulce de Málaga. 200 para tomar una cucharada (de las! de- sopa) por la mañana en ayunas y una hora antes de cada I- comida. La preparación q u e dejo indicada combate con éxito á los pocos días la inapetencia, y reúne además la ventaja, sobre la de abrir el a p e t i t o d e ser un excelente tónico q u e vigoriza y fortaleee á anémicos, convalecientes y p e r sonas débiles. H a y que evitar la pérdida del apetito, q u e engendra la desnutrición del organismo, y un organismo desnutrido y débil es campo abonado para q u e en él germine la anemia y lá tisis, que son hoy las dos plagas físicas más terribles y ¡que más estragos causan en nuestra actual generación. i D R CORDAL Y M Á I R Á CUCHICHEOS ¿Recuerda usted un artículo que publicó A B C en JO de Octubre del año pasado? -I Aquél titulado Vivitos y coleando? -El mismo. Pues bien, vea usted cómo cuando se quiere atender á la Prensa se pone remedio á los males que contribuyen á la de generación del país. El señov duque de Bivona, director de Correos y Telégrafos, lo leyó, abrió expediente, resultó responsabilidad para un funcionario, y según oficio que acabo de recibir, se le ha impuesto el castigo reglamentario. -Habrá usted tenido una satisfacción. -No, sentí una verdadera pena, pues es doloroso que se castigue á nadie, pero es, por