Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 8 C. JUEVES i. 0 DE FEBRERO DE i Q o6. PAG. 10. EDICIÓN? i ¡de resolver, y esta dificultad era la que había que salvar, toda vez que del buen resultado de las gestiones encaminadas á este arreglo, dependía que cambiasen por completo las consecuencias políticas de este asunto. Mediaron algunas conferencias entre el Gobierno y los generales senadore y al fin éstos se reunieron en una de las secciones de la Cá, mará. Asistieron í. la conferencia los Sres. Linares, Ochando, Azcárraga, ligarte. Primo de Rivera y marqués de Peña- Plata. El ministro de la Guerra y el Sr. Loygorri, también asistieron á la reunión. Esta duró una hora, y después de discutir con iodo detenimiento el art. 3. y examinar su fondo y su forma, se acordó, como fórmula de avenencia, redactar nuevamente dicho artículo, en forma que quedasen complacidos los partidarios de ambas jurisdicciones. Para ello quedó facultado el S r Loygorri, el cual propuso hacer una división de los delitos que comprende el artículo, especificando detalladamente los que se dirijan contra la Patria y los que injurien á la bandera y demás emblemas. Los primeros pasarán á conocimiento de la jurisdicción ordinaria, y los segundos caerán dentro del fuero de Guerra, por considerarse que se relacionan directamente con el Ejército. Con objeto de realizar esta labor quedó el Sr. Loygorri de acuerdo con el gineral Luque, toda vez que el trámite para la nueva redacción del articulo será atribuir al Gobierno la presentación del nuevo dictamen. Tecminada la reunión, se dio cuenta de su resultado á! a Comisión, que estaba esperando, y se convino en que hoy se presentará el nuevo artículo. Si se consigue, como se espera, que éste satisfaga á teda la Comisión, y que el dictamen sea firmado por los siete señores que la componen, se habrá evitado que se formule voto particular. E n este caso la situación habrá cambiado totalmente y! os pesimismos se trocarán sn impresiones optimistas. El Sr, Moret, en los pasillos del Senado, dio cuenta á los periodistas de la labor ayer realizada, y en su aspecto se reflejaba bastante satisfacción. Esto es lo que hay, decía el jefe del Gobierno. Si mañana se acepta el art. 3. nuevamente redactado, cantaremos el Te- Deum, y si no, pondremos la cara triste. Las impresiones, y con esto terminamos la relación, que no queremos hacer fatigosamente larga con comentarios que á nada conducen, eran moche de que, al fin, el Te- Deum será entonado. í o de Alcoy, Probablemente no se concederá el permiso que se ha solicitado para celebrar en Alcoy un mitin de protesta por los sucesos r e cien- tes. Con este mismo motivo, se decía que los libertarios de Madrid y Barcelona preparaban un acto de protesta. El conde de Romanones ha manifestado que no tiene de ello la menor noticia. TD egreso de Su Majestad. El Gobierno ha dicho que es seguro que el regreso de S. M el Rey á Madrid se v t u ficará esta semana. Y los sabios inventores responden convencidos: Llegaremos á los 340 á la hora. ¡Las ruedas no resisten, no Dueden resistir mayores velocidades! Ya hemos visto que los últimos baremos establecidos con los cálculos de velocidades obtenidas por ¡os automóviles en las carreras y tentativas en los records, no llegan más que á la cifra de veinte segundos por kilómetro, lo que hacía prever una velocidad de 180 á la hora. ¡Y los autores de esos baremos se consideraban muy optimistas! ¿Qué pensarán hoy esos sabios calculistas? Admitiendo utilizable la velocidad obtenida por el yanqui Marriot, el trayecto de Madrid á París puede recorrerse en ¡ocho horas y media! A mí no me extraña ya nada en esta cuestión de velocidades. Conocí á un rico andaluz queá su regreso de América me contaba! a vertiginosa rapidez con que marchan los trenes yanquis. -Mire usted- -decíame entusiasmado, -cierto día encontrábame en la estación despidiendo á unos amigos, y cuando estaba hablando con ellos subido en el estribo del coche, vino un empleado á decirme que me bajara. Yo me amosqué y le contesté mal. El hombre hizo ademán de agarrarme de la levita, y yo, ciego de ira, levanté la mano para darle una bofetada. En aquel momento sonó el pito, arrancó el tren y le di el bofetón al jefe de la estación inmediata. ¡Ni que hubiera usted ido en automóvil! hubiérale replicado si cuando mi amig el rico andaluz me contaba esa historia hubiera existido ese moderno medio de locomoción. F. MORA. LOS PREMIOS MAYORES POR TELÉGRAFO C ádiz, 3 i, 11 n. Los premios primero y segundo han correspondido á esta capital, produciendo general alegría en los gaditanos. Entre los agraciados hay varios actores de ¡a compañía Espantaleón, que actúa en el teatro Principal, y algunos dependientes de comercio. Ignórase quiénes sean los restantes, agraciados. Los décimos premiados se vendieron en las administraciones por haberlos devuelto los vendedores. X Qevilla, i 8 m. Se ha vendido en esta capital medio billete del número 25.5o4, agraciado con el segundo premio en el sorteo de ayer. Poseen décimos un hortelano, un torero aficionado y otras personas del barrio de San Bernardo. El otro medio billete se devolvió á Madrid, Mir. DE MARRUECOS POR TELÉGRAFO O a r c o s de guerra. Mehlla, 3o, 1 n. Ha pasado á la vista de esta plaza el vapor imperial marroquí Turki. Detrás pasó también el cañonero Alonso Pinzón. Se dice que el Turki lleva á bordo muchos E MADRID A PARÍS C a d a d í a 1 u e P a moros. Esto produce grande expectación entre EN OCHO HO- sa, l o s hombres los marroquíes, por ignorarse el objeto de este RAS Y MEDIA que en Francia se viaje. Es inexacto que los moros de Mar Chica llaman anclen regime, se preguntan con más angustia: ¿hacia dónde vamos en esta vertiginosa hayan tiroteado ningún barco de guerra espacarrera? La humanidad marcha, en efecto; no ñol. -JWencheta. habla sino de correr, de correr mas cada día, de devorar espacios infinitos. Los automóviles luchan contra los globos, y tras los globos y POR TELÉGRAFO los automóviles, una infinidad de hipógrifos condres, 3 1, 6 t. La iglesia de Cristo, símás ó menos raros nacen y mueren y á veces tuada en el barrio Picadilly, ha sido desmatan. Ayer el record lo tenía un compatriota truida esta mañana por un violento incendio nuestro, cuyo nombre es ya universal: el aereostata Fernández Duro. Hoy es un yanqui auto 1 f diferencia. movilista que ha logrado hacer 2o5 kilómetros A última hora de la tarde celebraron por hora. ¡2o5! no es fantasía. En un conayer en la Presidencia una conferencia algo curso automovilista celebrado en Ormond, el POR TELEFONO MIÉRCOLES, 3 1 I O N Sarga, en la cual trataron del asunto de actua- chauffeur americano M r Marriot ha cubierto P 1 escándalo del Ayuntamiento. lidad los Sres. Moret y conde de Romanones. la milla inglesa, 1.609 metros, en 28 segun La opinión y ¡a Prersa comentan desfaEl conde de Romanones, sin embarco al dos i 5, ó sea una velocidad ¡de más de 2o5 vorablemente el enorme escándalo que se proal salir, dijo que únicamente habían hablado kilómetros por hora! movió ayer en el Ayuntamiento. del proyecto de reforma de la ley de AdminisEn el curso de esa fantástica carrera, el ki óNo se recuerda otro igual, considerándosetración municipal. meíro ha sido recorrido en 17 segundos 3 5, le precursor de sucesos lamentables. lo que representa una velocidad de más de 36 Unánimemente se censura el exaltado lenmetros por segundo. ué hará el Gobierno? guaje del concejal republicano Sr. Marsal, Los periódicos esportivos aseguran que tal quien descendió en la discusión á un terreno El Gobierno desconoce la fórmula que se propondrá para terminar definitivamente la record no puede ser batido en Europa, á me- impropio, viéndose obligado el jefe de la macuestión de las jurisdicciones, alrededor de la nos que se constituyan autódromos que permi- yoría, Sr. Giner de ios Ríos, á desautorizar tan esas perfemances, sólo posibles en una al promovedor del conflicto. Los cata anistas cual gira el interés político en estos días. Así dijo el ministro de la Gobernación esta playa como Sa de Ormond, que tiene muchos aprovéchanse de este lamentable incidente para mañana, y añadió que no sabe el Gobierno kilómetros de extensión por muchos cientos d ¿demostrar la poca unión del oartido republisi cuando conozca dicha fórmula ia aceptará; metros de ancha, y cuyo suelo de arena es su- cano barcelonés. pero en el caso de que no la acepte, la discu- mamente resistente, condiciones que evitan todo X sión en e ¡Senado será muy breve, como no peligro á esas tentativas. Qeriódico suspendido. ¿Qué velocidad máxima podrá alcanzarse un tiene más remedio que ser por lo debatido que El gobernador ha prohibido la publicadía con un automóvil de mil kilos de peso, que ción del Cu- cuí, declarando que se halla disha sido el asunto. es el impuesto á los carruajes de carreras? puesto á adoptar análoga medida con todas las premuníanse ya con afán los chauf eurs etnerités. publicaciones de igual índole. D Iglesia incendiada L