Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 3 ¡DE ENERO DE 1906: PAG. 5. EDICIÓN aparato digestivo, y que el primer remedio sacuencias, se han observado trastornos toráconsiste en fomentar la lactancia materna. cicos de índole indudablemente gripal, caracEn los casos en que ésta no es posible, la terizados, sobre todo, por toses pertinaces que TCntre las más temibles plagas ¡sociales se halla simulan la llamada tos ferina y son rebeldes á el alcoholismo, y, por desgracia, se ha ge- reglamentación de la mercenaria, asegurando neralizado en España, constituyendo un verda- la suerte y destino de los hijos délas nodrizas, los tratamientos clásicos, presentándose más de dero peligro entre la clase obrera, si bien las se impone, y por fin, es indispensable un estu- una vez fenómenos nerviosos de diversa gravemás acomodadas rinden su tributo al fatal há- dio severo déla alimentación llamada artificial, dad que asemejan á los meningiticos, ocasionando muertes rápidas. bito, que no sólo aumenta la mortalidad y el mal necesario que debe realizarse del modo crimen, sino que es causa positiva de! a dege- más perfecto. Por esta causa, toda precaución, sobre todo, neración de la raza. El trabajo del Sr. García del Real es suma- en los niños de pecho, es poca, debiendo evitar las madres cuidadosamente las altas tempeA los numerosos trabajos publicados por mente importante. raturas de las habitaciones y los enfriamientos X beneméritos profesores españoles, se ha añadido uno más de Índole popular, debido al doc- FJor lo que tiene de práctico, por la galanu- i bruscos. Deben, además, vacunarse los niños ra con que está escrito y por las verdades que no lo estén. or D ¿Miguel Castañet. DOCTOR TOLOSA LATOUR Titúlase Cartilla antialcohólica; consta de que proclama, merece leerse y meditarse el NOTAS MEDICAS SEBASTIAN- ASPtCTO DE LOS ALREDEDORES DE NIIKANUR MOMENTOS ANTES DE LLEGAR LAS PRINCESAS DE BATTENBERG Y S. M. fot. trecleric breves, pero instructivas páginas ilustradas j breve pero substancioso discurso del insigne con grabados, y es de esperar que, divulgada i doctor Mariani al inaugurar las tareas de la entre las clases populares, hará mucho bien. I Real Academia de Medicina. Por ello merece plácemes muy sinceros el Hombre de gran estudio y de exquisita condistinguido práctico, ya conocido entre los ciencia médica, ha condensado en cortas págiP o m o particular, como esposo y como higienistas por sus loables propagandas. nas. como deben ser los discursos leídos en las padre de familia, habrá habido en este Academias, una doctrina sana y racional, y valle de lágrimas pocos hombres más felicuantos le han escuchado han hecho fervien- ces que el venerable Christián IX de DiI I na de las grandes ventajas de las comisio- tes votos por que escriba, en plazo no muy le- namarca, que murió ayer de repente, sin nes científicas que concede el Estado á jano, un tratado de clínica que será de gran sufrimientos y sin dolencias, cuando le los profesores españoles, estriba en la publica- utilidad para médicos y alumnos. faltaban sólo dos años para cumplir los ción de los trabajos realizados en el extranjero Este es el deseo vivísimo también de noventa. por aquéllos. UN ESTUDIANTE Fue en su juventud un arrogante mozo El Dr. D. Eduardo García del Real, catedrático de enfermedades de la infancia, de la con poco dinero, pero llevando con muUniversidad de Santiago, ha ampliado un escha dignidad su situación de Príncipe sin tudio de especialidad en Berlín, y acaba de recursos pecuniarios. Tuvo la suerte de publicar un importante folleto, que titula moA bundan en gran número los estados cata- que se enamorase de él la princesa Luisa destamente A- puntes sobre las alteraciones diges rrales de todo género, y muy singular- de Hesse- Cassell, de nobilísima prosapia, vas del niño de pecho. mente los referentes al aparato respiratorio, pero también escasa de dinero, y formaConsta de siete capítulos muy claramente contribuyendo por sus complicaciones secunron un matrimonio felicísimo de esos en escritos, de gran sabor práctico, y se ponen darias á agravar las dolencias de los niños. de relieve las siguientes importantes conclusioAdemás de presentarse algunas fiebres erup- que el amor lo llena todo, y dieron origen á la poco práctica frase que dice contigo nes: Que la mortalidad infantil está constituida tivas, que no tienen gran importancia en sí, muy principalmente cor Jas afecciones del pero que suelen ofrecer peligro por sus con- pan y cebolla. UN HOMBRE DICHOSO ABC DE LA MADRE